Aunque ya lo hemos dicho varias veces, es importante tener en cuenta que el mercado de futuros no es para todos. Puede invertir en el mercado de futuros de distintas maneras, pero antes de dar el paso debe estar seguro del nivel de riesgo que está dispuesto a asumir. Si quiere operar con futuros, tiene que comprender bien cómo funcionan el mercado y los contratos.

También tendrá que determinar cuánto tiempo, atención e investigación puede dedicar a la inversión, por lo que es importante que hable con su agente y le haga preguntas antes de abrir una cuenta de futuros.

A diferencia de los operadores tradicionales de renta variable, a los operadores de futuros se les aconseja utilizar solo los fondos de "capital de riesgo", ya que los riesgos son altos. Una vez que haya tomado la decisión inicial de entrar en el mercado, la siguiente pregunta que debería hacerse es: "¿Cómo?" Estos son tres aspectos que tiene que considerar.

1. Operar por sí mismo

Como inversor, usted puede operar con su propia cuenta sin la ayuda o consejo de un agente. Esto implica un mayor riesgo porque se convierte en el responsable de la gestión de los fondos, por lo que ordena las operaciones, mantiene los márgenes, tiene que mantenerse informado y hacer su propio análisis del mercado y ver cómo se moverá en relación con el producto en el que ha invertido. Requiere tiempo y atención completa al mercado.

2. Abrir una cuenta gestionada

Otra forma de participar en el mercado es mediante la apertura de una cuenta administrada, similar a una cuenta de patrimonio. Su agente tendría el poder de negociar en su nombre, en función de las condiciones acordadas cuando se abre la cuenta. Este método podría disminuir su riesgo financiero, porque un profesional tomaría decisiones informadas en su nombre. Sin embargo, todavía sería responsable de las pérdidas sufridas, así como de los ajustes de margen. Además, probablemente tendría que pagar una comisión de gestión adicional.

3. Unirse a un consorcio de bienes tangibles

Una tercera manera de entrar en el mercado, y que ofrece el menor riesgo, es unirse a un consorcio de bienes tangibles. Al igual que un fondo de inversión, el consorcio de bienes tangibles es un grupo de productos en los que puede invertirse. Nadie tiene una cuenta individual, sino que los fondos se combinan con los demás y se negocian como si se tratase de uno solo. Las ganancias y pérdidas son directamente proporcionales a la cantidad de dinero invertido. Al participar en un consorcio de bienes tangibles, también tendrá la oportunidad de invertir en diversos tipos de productos básicos. No está sujeto a requisitos de cobertura. Sin embargo, es esencial que lo gestione un agente experto, porque los riesgos de los mercados de futuros están todavía presentes en el consorcio de bienes tangibles.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis