telegramyoutube

La diferencia entre la negociación activa y pasiva es como la diferencia entre las acciones de un individuo frente a las acciones de un grupo en su conjunto. Una forma alternativa de pensar sobre la negociación activa es como tratar de apostar quién va a ganar la Champions, mientras que la negociación pasiva sería la posibilidad de obtener ganancias como todos los equipos en conjunto ganan dinero con la venta de entradas y productos. Cada estrategia tiene ciertas ventajas.

En la inversión pasiva se puede conseguir una gran rentabilidad después de un tiempo considerable si la acción sigue un curso favorable. Pero para las acciones volátiles que no se espera que suban en gran medida a lo largo de meses o años, las transacciones a corto plazo que ejemplifican el estilo de inversión activa pueden conseguir los mejores resultados del mercado.

A: Operadores activos

Los operadores activos están a veces al límite del fanatismo. Leen todo sobre inversión, estudian las acciones, se subscriben a revistas, asociaciones o boletines de noticias. Su motivación puede ser canjear acciones y conseguir dinero rápido, o bien la satisfacción de encontrar un tesoro del que no se dieron cuenta los expertos de Wall Street. Ya sea impulsado por la riqueza o el ego, este tipo de inversor hace de la inversión una afición o incluso una pasión.

Estos inversores aprenden a leer estados financieros, las predicciones del mercado, informes de análisis económicos y editoriales. Se aprenden los nombres de los mejores economistas del mundo, y están familiarizados con la prensa de Londres y el Nueva York Times.

Un operario activo compra y vende acciones con la intención de ganar dinero a corto plazo. Normalmente no invierten en acciones individuales durante muchos meses o años, y por lo general no se centran en las tendencias económicas a largo plazo.

Además, un operario activo que trata de comprar y vender las mismas acciones de valores durante un solo día a menudo se ajusta a la definición de un "day trader".

Que a alguien se le considere operador activo bajo la definición de "day trader" quiere decir que reúne estas tres características principales:

  1. Marco de tiempo. Muy corto, generalmente dentro de un día de negociación.
  2. Finalidad. Los operadores activos intentan sacar provecho de la fluctuación de los precios diarios de una acción en particular. Se basan en el análisis técnico en lugar del análisis fundamental para predecir estas fluctuaciones de precios.
  3. Volumen. Los operadores activos hacen múltiples operaciones a lo largo del día de negociación. Además, por lo general prevén posiciones, lo que significa que venden partes de su inversión a lo largo del día de negociación.

Los day traders pueden ganar (o perder) dinero rápidamente, pero tienen que dedicar mucho más tiempo a la negociación en comparación con la mayoría de los inversores a largo plazo.

Los operadores activos prefieren las acciones que están subiendo y prometen conseguir una futura rentabilidad incluso mayor. Tienen un objetivo que es acelerar las ganancias, como una empresa que tiene un nuevo producto o innovación que promete llegar al mercado con fuerza. Hay muchos enfoques a la hora de seleccionar acciones, tales como el comportamiento de los precios, mercados y subida de las ganancias.

Los operadores activos no buscan ganar dinero de los dividendos de las empresas ni suelen comprar acciones preferentes, que ofrecen beneficios que están orientados hacia las personas que invierten en el largo plazo.

B: Operadores pasivos

Este tipo de operador a menudo se muestra interesado en invertir su dinero, pero no quieren pasar su tiempo libre estudiando estados financieros, mercados, e incluso los pronósticos del tiempo. Este tipo de inversor se ríe de los mantras de la buena suerte utilizados por algunos inversores. A menudo están dispuestos a poner su dinero en las manos de un agente de bolsa y despreocuparse.

El operador pasivo crea un plan, investiga las acciones, invierte, y luego espera pacientemente a conseguir una rentabilidad en el futuro. Un inversor pasivo echa un vistazo a los valores de la empresa, los activos, las deudas y su solidez financiera. Consideran el mercado y la competencia a la hora de predecir el éxito de una empresa. No son agresivos ni buscan una ganancia rápida.

Mientras que sus pérdidas no se encuentren en un alto nivel de riesgo, se despreocupan de su cartera. Siguen la regla del 10% en la estimación de pérdidas aceptables. Una vez que una acción cae por debajo de un 10% de lo que han pagado, es el momento de venderla a los cazadores de gangas.

Negociación pasiva

La negociación pasiva se basa en el hecho de que con el tiempo el mercado siempre sube. Si un operador no está muy interesado en el mercado de valores e invierte principalmente para la jubilación, una estrategia pasiva puede ser la mejor opción.

La negociación pasiva puede dar un rendimiento decente a largo plazo con un mínimo de participación. Dos cosas son fundamentales para esta estrategia:

  1. La elección de acciones que tienen un buen potencial para aumentar de manera constante durante el plazo de la inversión.
  2. Selección de una cartera diversificada para compensar el destino imprevisto de una empresa o sector de mercado. Para lograr esto se puede considerar la cobertura mediante la adición de instrumentos como los bonos, que tienden a subir de valor cuando las acciones están bajando.

Ventajas de la inversión pasiva

La principal ventaja de esta estrategia es que, cuando se emplea adecuadamente, puede dar una gran cantidad de beneficios, en lugar de los beneficios pequeños y a corto plazo cosechados por el enfoque de inversión activa.

Por ejemplo, en un momento en que la industria del automóvil ha sufrido en gran medida, los inversores pasivos pueden comprar una cantidad significativa de acciones de una empresa de coches que piensan que se recuperará, y esperar años hasta que la industria mejore y las acciones de la compañía aumenten, por ejemplo, hasta tres veces. Si el inversor evita operaciones a corto plazo que pueden significar que venden con pequeñas subidas, se puede conseguir más dinero si la acción sube constantemente.

Conclusión

Aunque los inversores pasivos consideran las fluctuaciones a corto plazo de las cotizaciones bursátiles como algo sin importancia en comparación con el crecimiento a largo plazo, no se limitan a elegir una cartera y despreocuparse.

A menudo los inversores pasivos ni siquiera controlan las acciones. Una buena razón para justificar esto es que un control regular de las mismas podría revelar valores atractivos a corto plazo, lo que puede hacer que los inversores abandonen su estrategia y se conformen con ganancias a corto plazo, en lugar de las ganancias a largo plazo más favorables que se esperan de una inversión pasiva exitosa.

Sin embargo, incluso los operadores pasivos deben evaluar sus acciones periódicamente y responder a los cambios del mercado a largo plazo.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar