En las operaciones de día o de largo plazo, el análisis fundamental y técnico son dos de los métodos más comunes que se pueden emplear. Se basan en los mismos datos, pero la forma en que utilizan la información es completamente diferente. Es posible utilizar tanto el análisis fundamental y técnico de forma combinada, pero es más común que un operador elija uno u otro.

Operadores fundamentales

Los operadores fundamentales creen que los mercados van a reaccionar a los acontecimientos de una cierta manera y que pueden predecir los precios futuros del mercado en base a esos eventos. Por ejemplo, si una empresa recibe la aprobación regulatoria para un nuevo producto, un operador fundamental podría esperar que el precio de las acciones de esa empresa suba. Por el contrario, si una empresa sufre un escándalo financiero, un operador fundamental podría esperar una caída en el precio de las acciones. Los operadores fundamentales necesitan tener acceso a toda la información que se puede obtener tan pronto como esté disponible. El análisis fundamental es tan antiguo como el trading en sí, y se ha hecho tradicionalmente de forma manual, pero a medida que aumenta el potencial de la información ha sido posible procesar cierta información fundamental para ser procesada automáticamente.

Ejemplos de datos útiles para el trading fundamental:

  • Informes económicos
  • Factores políticos

¿Por qué los operadores fundamentales creen que su método es mejor? Muchos fundamentalistas creen que el trading técnico es demasiado complicado. Los inversores que se basan en información fundamental consideran que los gráficos no son más que un fantasma de los hechos y los números reales. Prefieren confiar en los ingresos de la compañía, las ganancias, flujos de efectivo, activos y pasivos. Los operadores fundamentales también se mantienen al tanto de los nuevos productos, opiniones de agentes de bolsa y las estadísticas del gobierno.

Desventajas. Los datos fundamentales se pueden manipular, ajustar e interpretar de diferentes maneras. Muy a menudo las reglas de la mayoría sobre cómo se reproducen esos "hechos" se ven en los precios de las acciones. Se suele oír en las noticias que las acciones subieron o bajaron más debido a algún informe o evento. Una de las imprevisiones del mercado es que la mayoría de los operadores juegan a seguir al líder y tienen poca idea de cómo afectan los fundamentos al movimiento de precios. Es una percepción errónea el que la mayoría de los inversores interpretan los datos fundamentales de la misma manera.

Operadores técnicos

Los operadores técnicos utilizan gráficos de acciones, es decir, información de trading, como puede ser el historial de precios y el volumen de operaciones, junto con los indicadores matemáticos para tomar decisiones a la hora de operar. Este tipo de corredor de bolsa depende de factores tales como la cantidad de movimientos, los patrones, las medias móviles, etc. La premisa básica es que todos los activos se mueven en base a la oferta y demanda más que cualquier otra cosa.

Ciertas figuras y relaciones de precios se producen normalmente cuando se ven desde una perspectiva técnica. Tales figuras como hombro - cabeza - hombro, tops y bottoms, doble y triple top y bottom, canales de precios y triángulos se producen con bastante frecuencia. Junto con los cambios de precios y los fracasos, los mínimos más altos y máximos más bajos, el precio se mantiene a la hora de probarse. Los puntos de apoyo y la resistencia de los precios actúan como imanes. Los precios de las acciones siempre están poniendo a prueba el comportamiento del precio anterior. El resultado determina además la acción del precio, que se desarrolla con el tiempo en una especie de tendencia medible.

Esta información por lo general se muestra en una gráfica y se actualiza a tiempo real a lo largo del día de negociación. Los operadores técnicos creen que toda la información de un mercado ya está incluida en el movimiento de los precios, por lo que no necesitan cualquier otra información fundamental (por ejemplo, los informes de ganancias). En muchos casos, los operadores individuales tienden a ser operadores técnicos.

Ahora el análisis técnico moderno lo realiza generalmente el operador que interpreta los gráficos, pero se puede automatizar fácilmente al ser matemático. Algunos operadores prefieren el análisis automático, ya que elimina el componente emocional a la hora de operar y les permite hacer operaciones basadas exclusivamente en las señales de trading.

Puede pasar que el operador técnico a veces no conozca o sepa poco acerca de lo que hace la empresa, las personas que componen el equipo de dirección, las divisiones que tiene o en qué se basa. El operador llega a esta conclusión en base a lo que se representa gráficamente en la tabla de valores.

Este tipo de trading se puede aplicar a cualquier instrumento financiero, en cualquier mercado y en cualquier parte del mundo. Una vez que los operadores técnicos han aprendido los conceptos básicos para entender e interpretar gráficos, solo necesitan darse cuenta de los matices del mercado en el que desean operar.

¿Fundamental o técnico?

Es interesante observar que muchos operadores piensan que solo se puede operar con una estrategia, o bien fundamental o técnica. La verdad es más complicada que esto, ya que un tipo de trading se beneficia del otro.

¿Por qué los operadores técnicos necesitan a los operadores fundamentales? Toda negociación técnica se ejecuta mediante la comparación de precios en el entorno actual con los precios en un entorno anterior. Máximos, mínimos, promedios móviles, líneas de tendencia y patrones de precios constituyen el arsenal del operador técnico para la toma de decisiones. También existen muchos indicadores y osciladores disponibles.

Sin embargo, ninguno de esos cambios en el precio podría ocurrir sin que los inversores utilicen fundamentales para tomar decisiones en primera instancia. En esto tenemos en cuenta todos los datos numéricos y comparaciones con las estadísticas y las expectativas anteriores. Esto apoyaría el argumento de que la inversión basada en fundamentales proporciona la base para la negociación técnica.

Si todas las decisiones de trading para comprar o vender se han tomado sin consultar fundamentos de consultoría tales como informes anuales, noticias de la compañía, y las estadísticas meteorológicas o del gobierno, entonces habría poca o ninguna base para tomar una decisión razonable.

Por lo tanto, parece que los operadores fundamentales pueden operar por sí mismos y el trading técnico se convierte en una extensión de las operaciones fundamentales sin preocuparse de los fundamentos. En otras palabras, las operaciones fundamentales vienen primero y el análisis técnico deriva de estas.

Lo que los operadores fundamentales pueden aprender de los operadores técnicos es a analizar los fundamentos hasta que todos los hechos y la datos tengan sentido. Sin embargo, eso no les indicará hasta dónde pueden llegar los precios en el futuro. Mientras la mayoría de los inversores siguen prefiriendo el análisis fundamental, los operadores técnicos tienen una base sólida sobre la que practicar sus métodos de análisis.

Operadores de alta frecuencia

Los operadores de alta frecuencia son los operadores técnicos que utilizan complejos algoritmos para analizar múltiples mercados y ejecutar órdenes en base a las condiciones del mercado. Por lo general, los operadores con la mayor velocidad de ejecución obtienen mejores resultados que los que son más lentos. Normalmente utilizan un programa de una plataforma de negociación que utiliza ordenadores de gran potencia para realizar un gran número de órdenes a gran velocidad.

Muchos operadores de alta frecuencia proporcionan liquidez y determinación de precios a los mercados a través de la creación de mercado y el arbitraje. Los operadores de alta frecuencia también tienen liquidez para gestionar riesgo o bloquear beneficios.

El trading de alta frecuencia (HFT, por sus siglas en inglés) consiste en el uso de herramientas tecnológicas sofisticadas y algoritmos informáticos para negociar valores rápidamente. Para ello se utilizan estrategias de negociación privadas que ejecutan ordenadores para entrar y salir de las posiciones en segundos o fracciones de segundo Los operadores de alta frecuencia que se centran en el HFT se basan en sistemas informáticos avanzados.

Hay dos tipos de transacciones de alta frecuencia:

  • Trading electrónico. Se produce cuando una orden (a menudo una de gran envergadura) se ejecuta a través de un algoritmo electrónico. El programa está diseñado para obtener el mejor precio posible. La orden se puede dividir en partes más pequeñas y ejecutar en diferentes momentos.
  • El "set up". Este segundo tipo de operación de alta frecuencia no ejecuta una orden establecida, sino que busca pequeñas oportunidades de trading en el mercado en base a ciertos factores programados. Esto también se conoce como "set up", y puede ser el principio de un patrón que el operador cree que puede ser rentable, y por lo general viene precedido de una señal de trading como un indicador técnico o catalizador potencial (motor del mercado).

Las transacciones de alta frecuencia son un tipo de trading cuantitativo que se caracteriza por mantener carteras durante períodos cortos. Todas las decisiones de asignación de cartera las hacen modelos cuantitativos electrónicos. El éxito de las estrategias de negociación de alta frecuencia se ve impulsado en gran medida por su capacidad de procesar simultáneamente volúmenes de información, algo que los operadores no pueden hacer. Los propietarios controlan estrechamente algoritmos específicos y se conocen como "algos".

Estrategias de negociación de alta frecuencia

Los operadores de alta frecuencia salen y entran en posiciones de corto plazo con el objetivo de hacerse a veces solo con una fracción de un centavo de ganancia en cada operación. Los operadores de alta frecuencia no emplean un gran nivel de apalancamiento ni acumulan posiciones o mantienen sus carteras de un día a otro, sino que por lo general compiten con otros operadores de alta frecuencia, en lugar de inversores a largo plazo. Como resultado, los operadores de alta frecuencia tienen un posible ratio de Sharpe (una medida del riesgo y la recompensa) miles de veces superior a las estrategias tradicionales de compra y retención.

Los operadores de alta frecuencia a menudo operan en las versiones de fondos de índices bursátiles tales como el E-mini S&P porque buscan coherencia y mitigación de riesgos, junto con el máximo rendimiento. Deben filtrar los datos del mercado para trabajar en su programación de software y que haya el menor tiempo de espera y la mayor liquidez en el momento de colocar las órdenes de stop-loss y de toma de beneficios. Debido a la gran volatilidad de estos mercados, esto se convierte en una tarea compleja y muy estresante, en la que un pequeño error puede conducir a una gran pérdida. Los datos de frecuencias absolutas influyen en el desarrollo de las instrucciones previamente programadas del operador.

Problemas asociados con el trading de alta frecuencia

Los efectos del trading basado en algorítmicos y de alta frecuencia son objeto de una investigación en curso. A sabiendas o no, los operadores de alta frecuencia han descubierto que sus cotizaciones pueden cegar a otros inversores ante el verdadero precio de mercado, y esto se ha convertido rápidamente en una de sus mayores armas contra el público que invierte. Los operadores de alta frecuencia pueden permitirse la tecnología necesaria para asegurarse de que son los primeros en ver y reaccionar ante el precio "real" de los activos que se están negociando. Al resto de los operadores les queda operar con el equivalente de los precios de ayer, ya que la gran velocidad de las operaciones de los operadores de alta frecuencia hacen que un segundo parezca una ventaja de un día completo.

Un ejemplo de HFT

Un ejemplo de una orden que puede ayudar a un operador de alta frecuencia a la hora de identificar estas fluctuaciones a corto plazo en las tendencias de liquidez y de precio es la orden flash. Las órdenes flash se envían normalmente a ciertos operadores en un mercado durante menos de un segundo antes de que lleguen a un mayor público.

La velocidad de ejecución de las órdenes flash puede ahorrar algo de dinero al operador que realice la orden, aunque sea una mínima cantidad, mientras que también proporciona a las firmas de HFT una gran oportunidad de ganancias.

Conclusión

Los miembros de la industria financiera en general afirman que las operaciones de alta frecuencia mejoran en gran medida la liquidez del mercado, estrechan el diferencial oferta-demanda, baja volatilidad y hacen que operar e invertir sea más barato para los otros participantes del mercado.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis