telegramyoutube

Los inversores de comprar y mantener, también llamados inversores a largo plazo, son los inversores del mercado de valores que compran acciones y las mantienen durante un largo período de tiempo. Esta categoría constituye probablemente el mayor grupo de personas que compran acciones, ya que es la que requiere menos tiempo de concentración en el mercado de valores.

Muchos inversores de comprar y mantener creen que la mejor manera de exponerse al mercado de acciones es comprar acciones de grandes empresas y mantenerlas bajo cualquier condición de mercado. Cuando compran acciones con la intención de mantenerlas durante años, son más propensos a mantenerse alejados de las empresas de moda o las que suben rápido pero son de alto riesgo.

Ventajas de la estrategia de comprar y mantener

En general, para las inversiones a largo plazo, el tiempo que se dedica a comprar y mantener es mucho menor en comparación con el tiempo dedicado a las inversiones a medio y corto plazo. La inversión a muy largo plazo no se ve tan afectada por el factor tiempo, mientras que en la inversión a corto plazo hay que tomar las medidas oportunas.

Ser un inversor pasivo y a largo plazo tiene muchas ventajas sobre otros tipos de negociación:

  1. Menos tasas y comisiones. A menudo los inversores pasan por alto las comisiones. No obstante cuando se opera con pequeñas cantidades de dinero, los honorarios y comisiones se vuelven aún más importantes. Aprender a controlar el los impulsos y hacer menos gestiones de cartera puede ser la decisión más rentable. Muchos creen que se consiguen grandes beneficios con las inversiones hechas por operarios diligentes y a largo plazo, es decir, los inversores de comprar y mantener.
  2. Bajo mantenimiento. Los inversores de comprar y mantener no están obligados a pasar mucho tiempo controlando los movimientos diarios del mercado de valores. La práctica de la observación de los movimientos diarios de precios es altamente contraproducente para el temperamento que un inversor a largo plazo debe mantener.
  3. Menos estresante. Las empresas que normalmente se eligen para comprar y mantener son menos volátiles que las acciones medias. Debido a una volatilidad más baja, hay menos posibilidades de que una acción en la cartera de un inversor de compra y mantenimiento se venga abajo de la noche a la mañana. Las fluctuaciones de precios de acciones son más normales para los inversores a corto plazo, ya que en los que compran y mantienen el tiempo está de su lado, por lo que si su acción cae desde donde la compraron, no tienen que preocuparse, siempre y cuando todavía piensen que la empresa va bien.
  4. Bonificación para inversores de crecimiento de dividendos. Si son inversores de crecimiento de dividendos, ser un inversor de compra y mantenimiento tiene un beneficio adicional. A medida que la tasa de dividendo aumenta, su rendimiento también lo hace.
  5. A medida que la empresa crece, los dividendos y bonificaciones se añaden a la inversión neta.
  6. Se pueden asignar más acciones. Algunas compañías convierten los beneficios en acciones y las asignan a los accionistas. De este modo la cartera crece varias veces a largo plazo.
  7. Beneficios fiscales. Una de las razones por las que muchos inversores prefieren comprar y mantener las inversiones es que porque les permite diferir los impuestos sobre ganancias de capital, mientras que la inversión continúa ganando dinero. En realidad, es lo que les permite ganar dinero con el dinero que hubieran tenido que pagar en impuestos, lo que aumenta aún más sus ganancias a través del tiempo.
  8. Una estrategia probada. El registro del mercado de valores a largo plazo ha demostrado, a pesar de los momentos de negatividad, un rendimiento anual del 9% en los últimos 100 años. Es de conocimiento común, citando las palabras de Benjamin Franklin que "el camino hacia la riqueza se consigue mediante la lenta y continua diligencia".

Desventajas de la estrategia de comprar y mantener

  1. La estrategia de comprar y mantener puede parecer un modelo de inversión más seguro, pero ninguna estrategia está exenta de riesgo. Por ejemplo, si el precio de la acción cae, también lo harán sus rendimientos sobre inversión.
  2. El otro problema de comprar y mantener es la aparición de mercados a la baja. Si un inversor de comprar y mantener adquiere una acción antes de una rápida caída del mercado similar a la de 1987 y 2002 y nuevamente en 2008, puede tener que esperar entre cinco y diez años para alcanzar el equilibrio de su inversión inicial. Puede que tenga que llevar a cabo un análisis más fundamental antes de tomar una decisión de inversión, lo que implica una gran cantidad de parámetros. Luego, con el tiempo, estos fundamentos pueden cambiar, ya que el escenario político, la guerra y el hambre, la oferta y la demanda de los productos, etc., pueden afectar el resultado de la ganancia.
  3. Muchas de las acciones que estaban bien hace una década pueden no ser tan atractivas con el escenario actual.
  4. Un inversor de comprar y mantener no podrá beneficiarse de las oscilaciones de los precios cuando mantiene las acciones durante largos períodos de tiempo, mientras que en la inversión a corto plazo, al igual que con el swing trading, el inversor de comprar y mantener puede hacerse con la mayor parte de las gangas. La suma de las oscilaciones de los precios será varias veces más que el movimiento total del precio.
  5. Uno de los problemas que se han pasado comúnmente por alto para los inversores de comprar y mantener es el hecho de que tienen que comprar y mantener. Ganar dinero en el mercado no es como un trabajo en el que con más esfuerzo se consiguen mayores resultados. Por lo tanto, los operadores tendrán que luchar contra el impulso de negociar más, ya que la llave del éxito de la estrategia de comprar y mantener es la calidad, no la cantidad.

Cuándo vender

Un inversor de comprar y mantener debe saber cuándo la estrategia no va a funcionar o cuándo tiene más sentido vender las acciones que tenía la intención de mantener hasta su jubilación o más. Hay excepciones a la regla, incluyendo la estrategia de comprar y mantener. Estas son algunas situaciones en las que puede decidir vender sus acciones en lugar de mantenerlas:

  • La compañía quiebra.
  • El director financiero es procesado por problemas contables o robo.
  • La compañía hace algo que va en contra de sus valores personales o creencias.

Conclusión

La estrategia de compra y mantenimiento es simplemente otro método de invertir y beneficiarse del mercado de valores, una estrategia de inversión a largo plazo.

Para un pequeño inversor que no se preocupa de analizar el mercado, no sabe cambiar sectores, no puede comprar cuando bajan las acciones y vender cuando están altas, es mejor comprar valores de primera clase con una buena diversificación y mantenerlos durante un largo período de tiempo. En caso extremo, dichos operadores deberán mantener las acciones de forma indefinida, y vender solamente si necesitan ese dinero.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar