Los inversores online llevan a cabo por sí mismos órdenes de compra/venta de valores financieros y divisas mediante el uso de las plataformas de negociación de casas de valores a través de Internet. El uso del trading en línea aumentó en gran medida entre mediados y finales de los 90 con la introducción de ordenadores de alta velocidad asequibles y la expansión de la conexión a internet. Por internet se puede operar con acciones, bonos, opciones, futuros y divisas.

Otro de los beneficios de los operadores en línea es la mejora en la velocidad de las operaciones que se pueden ejecutar, ya que no se necesitan copias de documentos, puesto que se archivan e introducen en formato electrónico.

Trading online

El trading online es un método de negociación de valores (como acciones y bonos), divisas o derivados financieros por vía electrónica. La tecnología de la información se utiliza para reunir a compradores y vendedores a través de una plataforma de comercio electrónico, y la red para crear mercados virtuales, tales como el NASDAQ, NYSE Arca y Globex, que también se conocen como redes de comunicación electrónica (ECN).

El trading online contrasta con la antigua negociación en los mismos mercados o por teléfono y tiene una serie de ventajas, pero aún ocurren problemas técnicos y se cancelan operaciones.

Aunque la mayoría de las operaciones minoristas se realizan a través de internet, el volumen de operaciones al por menor es bajo en comparación con las operaciones institucionales, entre intermediarios y las operaciones de cambio. Sin embargo, en las economías en desarrollo, especialmente en Asia, las operaciones minoristas constituyen una parte importante del volumen total de trading.

Cómo operar a través de internet

Operar a través de internet permite a cualquier persona que tenga ordenador, dinero suficiente para abrir una cuenta y una relativa solidez financiera invertir en el mercado. No se necesita un bróker o una fortuna para hacerlo, y la mayoría de los analistas coinciden en que el hecho de que la gente común opere con acciones ya no es signo de muerte inminente.

El mercado se ha vuelto más accesible, pero eso no quiere decir que un inversor en línea deba de tomarse las operaciones a la ligera.

Después de elegir a un corredor de bolsa y antes de comenzar a realizar inversiones tales como acciones, bonos, fondos mutuos o fondos negociados en bolsa, hay doce principales tipos de operaciones que se pueden hacer. Es importante conocerlas para que no se cometan graves errores. Son las siguientes:

Órdenes de mercado. Una orden de mercado es el tipo de operación de valores más simple que se puede realizar. Esto significa que si un operador quiere comprar o vender 100 acciones, por ejemplo, conseguirá transmitir la orden a la central y se llevará a cabo al precio actual.

Órdenes de límite. Una orden de límite permite a un operador fijar un precio mínimo o máximo antes de que la operación se convierta en una orden de mercado y se envíe a la bolsa de valores. Hasta que tenga más experiencia, se recomienda tener órdenes de límite en todas las operaciones para protegerse.

Órdenes de todo o nada. Permiten al operador decirle a su agente que solo quiere realizar la operación si pueden comprar o vender todas las acciones que le indicaron. Esto es importante para las estrategias como las ventas cubiertas.

Orden de stop y límite. Una orden de stop de venta permite a un inversor evitar más pérdidas o proteger un beneficio si una acción cae por debajo de un cierto nivel. La orden se envía a la central y se convierte en una orden de mercado cuando se activa.

La venta en corto y compra para cubrir órdenes. Una orden de venta en corto significa que un operador le dice a su agente que venda acciones que no le pertenecen. Si la acción cae se puede cerrar la transacción con una orden de compra-para-cerrar, en sustitución de las acciones prestadas, y así se quedan con la diferencia.

Órdenes de día y GTC. Cuando un operador está preparado para negociar la acción, se puede colocar ya sea una orden de día, que expirará al final de la jornada si no se ejecuta, o una orden GTC (good til cancelled), que no expirará hasta pasados sesenta días, dependiendo del intermediario.

Horas de negociación adicionales. Las horas de mercado adicionales permiten a un operador ejecutar operaciones en momentos en los que el mercado está normalmente cerrado. Este sistema permite a los inversores reaccionar a anuncios corporativos y noticias antes de la siguiente sesión. Hay una serie de riesgos asociados a una jornada de órdenes adicionales, tales como un aumento de la volatilidad, como resultado de una menor liquidez. Cuando se negocian menos acciones, los movimientos en el precio de las acciones son mayores, ya que las órdenes de compra y venta tienen una influencia desproporcionada sobre el valor de cotización. Por ello, el precio que un inversor paga por operar en horario ampliado puede diferir sustancialmente de lo que pagaría (o recibiría) durante las horas regulares de mercado.

Órdenes trailing stop. Estas órdenes permiten a los operadores proteger los beneficios. A medida que el precio de las acciones sube, pueden pedirle a su agente mantener el control y vender solo si cae pongamos 2 $ desde su precio más alto. En ese punto la orden se convierte en una orden de mercado.

Órdenes bracket. Permiten a los nuevos inversores conseguir una buena combinación, ya que protegen sus beneficios, limitan sus pérdidas, y estructuran sus órdenes de bolsa en función de su propio punto de vista en relación a acciones o fondos negociados en bolsa.

Esto se consigue al "poner entre paréntesis" una orden con dos órdenes de lados opuestos. Una orden de COMPRA está rodeada por una orden limitada de venta del lado alto y por una orden stop de venta del lado bajo. Una orden de VENTA está rodeada por una orden stop de compra del lado alto y una orden limitada de compra por el lado bajo.

La cantidad de la orden para las órdenes bracket del lado alto y bajo coincide con la orden original. De forma predeterminada, la orden bracket se compensa con el precio en curso en un 1.0. Esta cantidad de compensación puede cambiarse en la línea de orden para una orden específica, o puede modificarse en el nivel de predeterminación para un instrumento, contrato o estrategia a través de la función preajustes de orden en Configuración Global.

Una orden bracket es una de las muchas formas que le permiten proteger sus posiciones, sobre todo si no puede ver su cuenta durante todo el día.

Términos tales como "orden de mercado", "orden de límite", "trailing stop loss", y "orden bracket" pueden parecer complicados, pero en realidad son conceptos simples que un operador en línea puede entender con solo un poco de trabajo. Lo mejor es pensar en ellos como herramientas en su arsenal de negociación de acciones. Por ejemplo, si se quiere realizar una orden que siga un precio de las acciones mientras sube para no perder ninguna ganga, pero se quiere vender si el mercado empieza a bajar, se puede hacer. Si quieren comprar acciones y ejecutar una orden a una cantidad predeterminada por debajo de un precio determinado para limitar las pérdidas, también se puede hacer.

El impacto de los agentes bursátiles en línea

El aumento de las operaciones electrónicas ha tenido algunas consecuencias importantes:

  • Reducción del coste de las transacciones. Al automatizar tanto el proceso como sea posible (a menudo se denomina "procesamiento directo"), bajan los costes.
  • Mayor liquidez. Los sistemas electrónicos hacen que sea más fácil para diferentes empresas negociar entre sí, independientemente de dónde se encuentren. Esto conduce a una mayor liquidez (es decir, hay más compradores y vendedores), lo que aumenta la eficiencia de los mercados.
  • Mayor competencia. Si bien el comercio electrónico no ha reducido necesariamente el coste de entrada a la industria de servicios financieros, sí que se han eliminado barreras dentro de la industria y se ha sentido un efecto de competición de la globalización. Por ejemplo, un operador puede negociar futuros en Eurex, Globex o LIFFE solo haciendo clic con el ratón, ya que no se necesita a un intermediario para ejecutar órdenes en el mercado.
  • Mayor transparencia. Las operaciones electrónicas han hecho que los mercados sean menos opacos.
  • Diferenciales más ajustados. La "difusión" de un instrumento es la diferencia entre los mejores precios de compra y venta cotizados. Representa el beneficio de que los consiguen los creadores del mercado.
Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis