Acuerdo de Google y Reino Unido: algo más que impuestos
Página principal Análisis, Google

El polémico acuerdo de impuestos del Reino Unido con Google podría ser menos de lo que parece.

Después de años de indignación pública mundial y audiencias en el Parlamento del Reino Unido sobre la fuga de miles de millones de ganancias de Google (NASDAQ: Alphabet Class C [GOOG]) a las Bermudas, las autoridades fiscales del Reino Unido han llegado a un acuerdo de 130 millones de libras con la empresa. Cuando el acuerdo se hizo público el mes pasado, el Ministro de Economía, George Osborne, lo consideró una victoria. Los políticos de ambos bandos se quejaron, y pensaron que el pago era insignificante.

Como se ha demostrado, una parte del acuerdo no tiene nada que ver con el desvío de beneficios a paraísos fiscales, según los informes de la empresa. Al menos 33 millones de libras son para resolver una auditoría de seis años sobre la compensación en acciones de Google a sus empleados del Reino Unido, de acuerdo con la información revelada el miércoles por una filial de Google en el Reino Unido.

Google, empresa de Alphabet, se negó a declarar al respecto. La autoridad fiscal del Reino Unido, Her Majesty’s Revenue & Customs, dijo que la conclusión exitosa de las investigaciones de la agencia «aseguraban un resultado importante, lo que significa que Google pagará los impuestos totales adeudados por ley sobre los beneficios que pertenecen al Reino Unido».

Estas fueron las declaraciones de Alex Cobham, director de investigación de la Red de Justicia Tributaria al respecto:

«No tenemos ni idea de si se trata de una cantidad razonable. Es una prueba más de la necesidad de transparencia».

Sándwich holandés

El pago impuestos de Google al gobierno británico ha reavivado la controversia política en el país sobre las estrategias utilizadas por las multinacionales como Google, Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]), Starbucks (NASDAQ: Starbucks Corporation [SBUX]) y Amazon (NASDAQ: Amazon.com [AMZN]) para pagar impuestos más bajos.

A raíz de la noticia, dos comisiones parlamentarias del Reino Unido han anunciado investigaciones sobre el acuerdo de Google y el código fiscal del Reino. La Oficina Nacional de Auditoría del Reino Unido, un organismo independiente, también ha dicho que examinará el trato. La Unión Europea llevará a cabo una investigación preliminar sobre si el acuerdo con Google constituye una «ayuda estatal» ilegal bajo las normas de la UE.

Los reguladores europeos ya han descubierto en investigaciones independientes que Apple, Starbucks, Amazon y Fiat (NYSE: Fiat Chrysler Automobiles [FCAU]) podrían haber recibido ayudas estatales ilegales en forma de ofertas de rebajas fiscales en Irlanda, Países Bajos y Luxemburgo.

Google ha evadido miles de millones de dólares en impuestos en todo el mundo utilizando estrategias conocidas como el «doble irlandés» y «sándwhich holandés», para desplazar la mayor parte de sus beneficios de todo el mundo a una filial en las Bermudas, según informó Bloomberg News en 2010.

Beneficios en el extranjero

El informe financiero de de la principal filial de Google en el Reino Unido deja claro que una parte significativa del acuerdo está relacionada con la investigación de las autoridades fiscales británicas sobre la contabilidad de las acciones y opciones de la empresa para los empleados.

En 2010, el HMRC comenzó a revisar la compensación de Google «basada en acciones» teniendo en cuenta la contabilidad de la empresa desde 2005, según los informes. En 2012, la empresa proporcionó por primera vez el posible pago de 24 millones de libras en el marco de esta auditoría, junto con 3,6 millones de libras en intereses.

Los informes publicados el miércoles revelaron que la cantidad de 33 millones de libras, una provisión relacionada con la auditoría de compensación, estaba incluida en los 130 millones de libras del acuerdo con el Reino Unido.

La liquidación de impuestos de Google ha generado un debate político en Gran Bretaña sobre si el código fiscal del país en sí necesita una revisión radical. Tanto los políticos de la izquierda y como de la derecha han criticado el trato. John McDonnell, portavoz de finanzas del Partido Laborista de la oposición, considera que la cantidad Google va a pagar es «irrisoria» e «insignificante» en comparación con lo que el gigante tecnológico de EE. UU. debería pagar. En declaraciones a la BBC Radio dijo que Google había llegado a un «acuerdo ventajoso» con el gobierno, una acusación que el HMRC y el gobierno han negado.

El Reino Unido es el segundo mercado más grande de Google, después de EE. UU. Sin embargo, la empresa no informa de los ingresos en ese país. En 2013, Google informó de 5,6 mil millones de dólares en ventas en el Reino Unido (alrededor de 3,4 mil millones de libras). En cambio, informó que había pagado 21 millones de libras en impuestos sobre la renta y 70,8 millones de libras en ingresos antes de impuestos, lo que contrasta con los grandes márgenes de beneficio de los que informa su matriz.

Sería una tontería argumentar que el acuerdo parece proporcional a las ventas y la presencia de Google en el Reino Unido, dijo a la BBC Anna Soubry, ministra de empresas del gobierno y miembro del mismo partido conservador del primer ministro David Cameron y Osborne.

Otros países europeos, como Francia e Italia, tienen investigaciones en curso sobre los impuestos de Google. La información de que estos países buscan mayores impuestos de los logrados por el Reino Unido, a pesar del hecho de que los ingresos de Google en estos lugares son más bajos, han acentuado la presión sobre el Reino Unido.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis