telegramyoutube
6 mensajes que nos deja la inesperada victoria del Brexit
Página principal Análisis, Brexit

David Cameron y George Osborne pagarán por la derrota, el Partido Laborista se enfrenta a importantes tensiones – y Nigel Farage del UKIP se siente triunfante.

La democracia británica es implacable.

Apenas siete horas después de que se cerraran las urnas la noche del jueves, se declaró el resultado: el Reino Unido había votado a favor de salir de la Unión Europea.

Se ignoraron las advertencias de la catástrofe económica. Los votantes simplemente no las creyeron, o pensaron que era un precio que valía la pena pagar. El enfado ante la incapacidad del gobierno para controlar la inmigración fue clave.

Un año después de llevar al partido conservador a su "victoria más dulce" en las elecciones generales, David Cameron parece acabado. Los parlamentarios de todas las partes preguntaron cómo podría negociar la nueva relación del Reino Unido con Europa tras ser ampliamente rechazado.

Todo lo que necesita saber sobre el referéndum del Reino Unido

De cualquier manera, su legado está sellado. Siempre será recordado como el primer ministro que perdió Europa. Boris Johnson, el ex alcalde de Londres, que rompió con Cameron para respaldar el Brexit, tiene su “Día de la Independencia”.

Pero Cameron también podría ser el hombre que perdió Escocia – y posiblemente incluso Irlanda del Norte.

Para el 5 de la mañana en el Reino Unido, se hizo evidente que todas las áreas de Escocia había apoyado la permanencia en la UE. Nicola Sturgeon, primer ministro de Escocia, dijo en un comunicado emitido antes de que Cameron saliera de su búnker en el número 10.

“El voto deja claro el pueblo de Escocia ven su futuro como parte de la Unión Europea”.

Irlanda del Norte también había respaldado la permanencia y el Sinn Fein ha estado pidiendo la reunificación de Irlanda.

En torno a las 5.30 de la mañana se empezó a asimilar. La libra se estaba hundiendo, Nigel Farage se mostraba jubiloso, el Partido Laborista estaba en crisis. Pero a Cameron no se le veía por ningún lado.

La diputada conservadora Andrea Leadsom, una de las estrellas de la campaña del Brexit, admitió que era "perfectamente probable que hubiera cierta volatilidad" en los mercados, pero insistió en que los fundamentos de la economía del Reino Unido eran sólidos. Asimismo declaró:

“Si mantenemos la calma, y tomamos decisiones medidas, no tendremos ningún problema”.

Estos son los seis primeros mensajes de una noche trascendental:

1. Inglaterra habla

6 mensajes que nos deja la inesperada victoria del Brexit
Stefan Wermuth/Reuters

Irlanda del Norte tuvo sus problemas importantes. Escocia tuvo su referéndum. Ahora Inglaterra ha tenido su revolución.

Se oye el grito “La pequeña Inglaterra”. Pero Inglaterra no es pequeña dentro el Reino Unido – tiene mucho poder”

Fuera de Londres, las ciudades inglesas comunes rechazaron de forma abrumadora a Bruselas y sus normas y reglamentos, la burocracia y la libre circulación. El Londres liberal y metropolitano, en muchos sentidos un país diferente, que se había sentido abrumado por el entusiasmo euroescéptico de la clase obrera de Inglaterra.

Según los estereotipos, Inglaterra es conservadora y excéntrica. El jueves fue revolucionaria, un rasgo claramente europeo.

2. Reino Desunido

Si Inglaterra ha sido concluyente, también lo ha sido Escocia. Casi 600.000 más escoceses votaron a favor de la Permanencia que de la Salida. En Edimburgo, la capital, el 74% respaldó la adhesión a la Unión Europea.

Hace menos de dos años, Cameron había vencido a la independencia, advirtiendo que a una Escocia independiente no se le permitiría entrar en la Unión Europea. Ahora están siendo arrastrados por sus primos ingleses al otro lado de la frontera.

El Partido Nacional Escocés se puso furioso. Sturgeon dio a entender antes de que el resultado hubiera sido confirmado que otra votación sobre la independencia era inevitable.

En Irlanda del Norte había preocupaciones aún mayores de que el proceso de paz podría estar en peligro. Los seis condados votaron un 56% frente al 44% a favor de quedarse, pero ahora tendrán una frontera con la República.

Gibraltar también se convertirá pronto en una preocupación para Downing Street. Más del 90% había respaldado la permanencia en la UE.

3. Gana la inmigración

Cuando los resultados empezaron a estar claros a alrededor de las 3:30 de la mañana, el laborista Jonathan Reynolds dijo con cansancio: “Me di cuenta de que el abrumador sentimiento sobre la inmigración simplemente superó todas las otras cuestiones”.

La gente había dejado de escuchar. Tenían una manera de reducir la inmigración e iban a aprovecharla.

Fuera de las grandes áreas metropolitanas, existía un enfado considerable por la incapacidad del gobierno para controlar el número de personas que llegaban desde Europa cada año.

David Cameron había prometido dos veces reducir la entrada neta a menos de 100.000. Fue una promesa de “sin peros ni condiciones” en 2010 y una ambición bastante más limitada en 2015. Sin embargo, en mayo de este año – tras seis de mandato de Cameron – el número había alcanzado los 333.000 al año.

¿Por qué ha ido ganando terreno la campaña a favor del Brexit?

John Mann, uno de los pocos diputados laboristas que respaldaron el Brexit, había visto el resultado pronto. “Insté a la salida después del primer resultado”, dijo. “Los encuestadores y expertos claramente no tienen sistemas de inteligencia de votantes real”.

En pocas palabras, este era el problema. Los votantes seguían diciéndoles a los políticos que querían que se hiciera algo sobre la inmigración, pero una y otra vez no ocurrió nada. El UKIP subió en las encuestas, los laboristas perdieron contacto con su base y el apoyo a la UE cayó en picado.

Cuando Cameron ganó una mayoría conservadora el año pasado, no tuvo más remedio que cumplir su promesa de ofrecerle al pueblo un referéndum. A partir de ese momento, perdió el control.

4. Cameron acabado

6 mensajes que nos deja la inesperada victoria del Brexit
Facundo Arrizabalaga/Pool/Reuters

El primer ministro se comprometió a quedarse sin tener en cuenta el resultado. Nadie le creyó.

Las especulaciones sobre el liderazgo comenzaron pronto. El parlamentario conservador, Sir Bill Cash, insinuó que posiblemente Cameron no sería capaz de quedarse para supervisar las conversaciones del Brexit. Y sostuvo:

“Quien esté en el número 10 tiene que estar absolutamente comprometido con el Brexit”.

Hilary Benn, secretario en la sombra de Asuntos Exteriores, dijo que sería difícil que Cameron se quedara.

Jacob Rees Mogg, el diputado conservador euroescéptico, dijo que posiblemente tendrían que llevarse a cabo otras elecciones generales para reparar el problema.

“Yo no descartaría unas nuevas elecciones”, dijo. “Habrá una gran cantidad de ámbitos políticos que necesitan ser discutidos si abandonamos la Unión Europea”.

Cameron había sido inalcanzable hace un año. Ahora, puede que se vaya pronto.

Pero si hay un ligero signo de interrogación sobre Cameron, está claro que su Secretario de Economía y Hacienda, George Osborne, está acabado.

5. Farage, victorioso

Objeto de burla, ridiculizado y normalmente derrotado, Nigel Farage es ahora un triunfador. Cualquiera que sea la opinión que las personas tengan de él – y hay muchas – el Reino Unido no estaría ahora abandonando la Unión Europea sin él.

Después de aceptar la derrota el jueves a las 10 de la noche, Farage fue el primero en declarar la victoria poco después de las 5:05 de la mañana.

El Reino Unido había votado a favor de la independencia de Bruselas "sin dar un disparo", dijo, lo que desató una nueva polémica.

6. El Partido Laborista sumido en el caos

6 mensajes que nos deja la inesperada victoria del Brexit
Jeremy Corbyn AP Photo/Kirsty Wigglesworth

“Si votamos a favor de salir ¿podemos finalmente deshacernos de Jeremy?”, dijo una exasperada diputada del Partido Laborista cuando el Brexit aumentó en las encuestas antes del referéndum.

Durante la campaña había existido una furia absoluta con Corbin. La encuesta mostró que un 20% de los partidarios del Partido Laborista no conocían su cargo en el partido.

Ahora es demasiado tarde.

Actualmente, el Partido Laborista se enfrenta a la posibilidad real de luchar contra unas nuevas elecciones generales con el líder más izquierdista que ha tenido. Existe un pánico generalizado a que puedan ser eliminados en toda Inglaterra, como lo fueron en Escocia el año pasado.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar