El famoso asesino de Colombia que se convirtió en estrella de Youtube
Página principal Análisis

El asesino John Jairo Velásquez, conocido como Popeye, habla de su proceso de reintegración en la sociedad y de su arrepentimiento a través de un canal de Youtube.

Imagine si un ex jefe de la mafia tuviera un canal de YouTube.

Imagine si utilizara ese canal para convertirse en una estrella por retratarse a sí mismo como un asesino a sueldo arrepentido y deleitar a los espectadores con historias de violencia mientras busca el perdón por un pasado de homicidios.

Para los colombianos, el equivalente en la vida real de un fenómeno de YouTube tan inverosímil es John Jairo Velásquez.

Él es un ex matón del cártel narcotraficante de Medellín, que se ha jactado de haber cometido cientos de asesinatos en nombre de su jefe, Pablo Escobar. Velásquez pasó más de 20 años en prisión por planear el asesinato de un candidato a la presidencia de Colombia en 1989, y es conocido por el apodo de Popeye.

Ahora, Velásquez, de 54 años, está intentando renovarse a sí mismo como una especie de evangelista sincero en una serie de vídeos en lengua española que comenzó a publicar en YouTube el año pasado. El mensaje subyacente (tiene en torno a unos 81 videos) es de perdón. Ahora, es conocido como Popeye Arrepentido.

En una entrevista dijo:

“No se trata de obtener beneficios económicos de la historia de mi vida, sino de contar las historias, las cosas que ocurrieron. He sido famoso durante 30 años. Solo quiero tener una opinión porque soy un activista. Estoy en contra del gobierno de Venezuela y Colombia. Estoy en contra de Donald Trump, debido a su odio hacia los latinos. Solo quiero que mi opinión se oiga”.

Su público parece que no puede dejar de ver sus vídeos, que han ganado más de 117.000 suscriptores y 9,5 millones de visitas. Los comentarios están llenos de elogios y admiración. Una persona se despidió con "Abrazos".

Pero no todas las personas están fascinadas con el estrellato en ciernes de Velásquez – las víctimas afectadas por sus actos menos que nadie.

El hijo de una víctima – un hombre que se encontraba entre las 107 personas que murieron por una bomba colocada por el cártel en un avión que explotó sobre Bogotá, Colombia, en 1989 – dijo que la popularidad de Velásquez eclipsó el daño que había provocado. El hijo, Gonzalo Rojas, dijo que el ex asesino no había mostrado un remordimiento real y que estaba convirtiendo en una especie de celebridad perversa a causa de sus crímenes.

La mayoría de los asesinos a sueldo no se presentan en YouTube en busca de un segundo acto desvelando secretos sobre los errores del pasado. (Gotti murió en 2002 mientras cumplía cadena perpetua). Pero un experto describió a Velásquez como “un astuto promotor de sí mismo” que había sacado provecho de su infamia afirmando que se había reformado al mismo tiempo que glorificaba la cultura del narcotráfico.

Sin embargo, Velásquez dijo que se había sentido renacer tras haber sido puesto en libertad condicional en 2014, según una descripción de su cuenta de YouTube:

“He creado este canal con la intención de poder hablar día a día sobre mi proceso de reintegración en la sociedad, así como de mi remordimiento”.

“Ser un asesino no es normal”, dijo en una entrevista. Ahora “respeta la vida y la sociedad”.

“Volví a formar parte de la sociedad: Cuando cambié mi forma de pensar, cambié mi forma de ser”, agregó.

En un video, busca el perdón de un pariente de una de sus víctimas. Cuando alguien le preguntó: “¿Cuándo pueden conocerte las víctimas de la guerra contra el narcotráfico del cártel de Medellín – los que perdieron hermanos o padres en la policía?” Velásquez dijo que le pareció esa pregunta dolorosa.

Pero afirmó: "Fue la guerra la que mató a tu hermano, pero yo no voy a justificar eso. Voy a asumir la responsabilidad porque tu hermano estaba defendiendo a un país, una institución y éramos asesinos pagados por los cárteles".

Si a Velásquez, que sube los vídeos desde su apartamento en Medellín, le preocupa que su arrepentimiento manifestado esté en desacuerdo con el diseño de la introducción de los vídeos, que muestran disparos y orificios de balas, no lo está demostrando. Y disfruta siendo el centro de atención.

Algunas personas han respondido dándole la bienvenida de nuevo a la sociedad. “Hola, Popeye. Me encantan todas tus declaraciones porque están llenas de honestidad y coraje. Abrazos”, escribió uno de ellos.

Otros celebran su talento y capacidad de hablar directamente al pueblo: “Tiene la personalidad para ser capaz de decir la verdad a la sociedad colombiana”.

Vicente T. Gawronski, profesor de ciencias políticas en Birmingham-Southern College en Birmingham, Alabama, escribió en un correo electrónico: "De una manera retorcida, alabamos a criminales 'de éxito', incluso a los asesinos desalmados de las películas de Hollywood, de las series y telenovelas de la televisión por cable: 'Scarface', 'Blow', 'Breaking Bad', 'Los Soprano', 'Narcos' de Netflix.

Gawronski señaló que casi una docena de “narconovelas” se habían emitido en la televisión de habla española y que había muchos “narcocorridos” o baladas que glorifican a los narcotraficantes. Sobre esto dice:

“Mitificamos a aquellos que desafían a la autoridad, hacen lo que quieren y se salen con la suya. Por supuesto, la fama de Velásquez está directamente vinculada a su relación con Pablo Escobar. Las historias que él puede contar lo mantendrán siendo popular, pero también puede que consigan acabar con su vida".

En una entrevista publicada en The Telegraph en 2014, Velásquez, quien dijo que tenía una esposa y un hijo que viven en Estados Unidos, declaró que podía cuidar de sí mismo si alguien iba tras él.

En un video, Velásquez recuerda donde se encontraba en 1993 cuando las autoridades acabaron con la vida de Escobar, el despiadado narcotraficante que dirigía el cártel de Medellín. Cuando un espectador quiso saber lo que Escobar había escrito en sus cuadernos de notas, Velásquez dijo:

"Esos cuadernos eran simplemente para escribir los nombres de las personas que quería asesinar. Si escribía tu nombre en estos cuadernos, eras hombre muerto".

Si los mafiosos de los días de Gotti tenían un estricto código de silencio sobre la actividad criminal, Velásquez no parece preocupado por revelar el funcionamiento interno del cártel.

En un video publicado en octubre, dijo que siempre sería un asesino. Se jactaba de su reputación en las calles, haciéndose llamar la memoria viva del cártel. Afirmó que nunca hablaría mal de Escobar. Y explicó:

“Para mí, Escobar era un terrorista, un traficante de drogas, un secuestrador – pero también era mi amigo; me trató con amabilidad y respeto. Él era el tipo de hombre que te miraría a los ojos y haría lo que dice. Todo el mundo sabe lo que era, pero conmigo era bueno. Quería a Pablo. Nunca me debió dinero por ninguno de mis trabajos”.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis