¿Cómo pretende Clinton cambiar la economía de EE. UU.?
AP Photo/Andrew Harnik
Página principal Análisis, Elecciones de EE. UU.

10 medidas con las que la candidata del Partido Demócrata puede acelerar el ritmo de crecimiento de la economía de EE. UU.

¡Ya casi están aquí amigos! Tras los anuncios políticos durante más de un año, faltan solo tres escasas semanas para las elecciones presidenciales. El 8 de noviembre, los norteamericanos se dirigirán a las urnas para decidir si enviarán a la candidata demócrata Hillary Clinton o al candidato republicano Donald Trump, al Despacho Oval. Independientemente de quién gane, se va a hacer historia, o con la primera mujer o con la primera persona sin un bagaje político o militar, como próximo presidente.

Pero quienquiera que sea quien ascienda al Despacho Oval el próximo enero, tendrá una poderosa y ardua tarea por delante. Los tipos de interés crecientes en EE. UU. no han beneficiado en los últimos dos trimestres y los norteamericanos esperan que el cuarenta y cinco presidente tenga un plan para reactivar el crecimiento económico.

Hillary Clinton cree que tiene ese plan para Norteamérica. Dicho esto, vamos a hacer un recorrido por los datos más destacados de las 10 formas que Hillary Clinton ofrece para hacer crecer la economía en EE. UU., si fuera elegida.

1. Simplificar y reducir los impuestos de las pequeñas empresas

Hillary Clinton se ha posicionado como campeona de la clase trabajadora durante esta campaña, y una de las principales formas en que pretende hacer crecer la economía es atendiendo a la piedra angular de la economía de EE. UU., que es la pequeña empresa. Clinton tiene como objetivo normalizar las deducciones fiscales para las pequeñas empresas e incide también en reducir las restricciones en licencias que frenan la creación de pequeñas empresas.

Según Fundera, entre mediados de 2009 y de 2013, el 60% de los puestos de trabajo fueron creados por las pequeñas empresas y la Administración de la Seguridad Social actualmente registra una lista de 28,8 millones de pequeñas empresas en EE. UU., que dan empleo a casi 57 millones de personas. Esto representa el 99,7% de todas las empresas en EE. UU. Se prevé que reducir los gastos para las pequeñas empresas y acelerar el lanzamiento de nuevos negocios pequeños, podría suponer un gran boom para la economía.

2. Inversión en el siglo XXI “la guerra centrada en las redes”

A los republicanos se les conoce como los grandes despilfarradores en lo que se refiere a defensa, pero Clinton ha prometido aumentar la inversión en lo que denomina innovaciones en la “guerra centrada en las redes”. A medida que avanza la tecnología, llegan amenazas de instalaciones que son más que únicamente militares. El plan de Clinton de aumentar las inversiones en ciberseguridad y en otras amenazas basadas en Internet, podría resultar en un crecimiento sustancial de los sectores de defensa y tecnológicos.

3. Grandes inversiones en infraestructuras de transporte y energía

No es un secreto que las infraestructuras norteamericanas están envejeciendo, pero Clinton cree que tiene un plan para solucionar el problema y crear puestos de trabajo. Entre los puntos que Clinton, con sus esperanzas presidenciales, enumera en su web de campaña, está el arreglo moderado de carreteras y puentes, invertir en la modernización de los aeropuertos para el ahorro del tiempo de los pasajeros y de dinero en las aerolíneas, y modernizar ciertos aspectos de la infraestructura energética como presas, diques y sistemas de aguas residuales.

4. Inversiones "Make it in America"

Las inversiones en la industria de la fabricación en EE. UU. también son un frente abierto para Hillary Clinton. En su web de campaña pone énfasis en una inversión de 10.000 millones de dólares conocida como “Make it in America”, que hará que los trabajadores, las sociedades, las universidades y el gobierno, en conjunto, mantengan sus trabajos, sus beneficios y sus productos en EE. UU. Clinton también ha propuesto crear incentivos fiscales que activarían la inversión en comunidades que están sufriendo pérdidas de puestos de trabajo sustanciales en producción.

A la vez, Clinton quiere garantizar que los trabajadores norteamericanos consigan un pacto justo en lo que se refiere a comercio. Se opone al actual Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, no ratificado.

5. Énfasis en fondos para la educación infantil

En quinto lugar, Clinton se propone realizar grandes inversiones en educación. Tal y como ha mostrado un estudio del Pew Research de 2014, para la generación milenaria de edad comprendida entre los 25 y los 32 años, con educación universitaria de 4 años, sus ingresos anuales (en dólares en 2012) eran de 45.500 dólares, en comparación con los 28.000 dólares anuales para aquellos que con la misma edad, solo se habían graduado en la escuela secundaria. Empezar pronto es importante y Clinton ofrece un paquete de iniciativas que querría que se llevaran a cabo.

Por ejemplo, Clinton convertiría la etapa preescolar en universal para todos los niños de cuatro años, duplicaría las inversiones en la iniciativa Early Head Start y Early Head Start-Child Care Partnership, y crearía los Respect and Increased Salaries for Childhood Educators (RAISE), en un esfuerzo de aumentar las pagas a educadores y cuidadores en educación infantil.

6. Reforma de las políticas de vivienda

Podría decirse que la vivienda es la compra más importante que los norteamericanos hacen en su vida, pero Clinton reconoce que todo parece ponerse en contra cuando las familias norteamericanas intentan tener una vivienda en propiedad. Si es elegida presidenta, propone la aportación de un fondo de financiación que alcance los 10.000 dólares en ahorros para las familias trabajadoras que piensen en comprar una primera vivienda.

Su propuesta también incluye asesoramiento a familias que sean plenamente conscientes de las obligaciones económicas que implica tener una vivienda en propiedad. Aunque una primera vivienda no es históricamente una gran inversión, tiende a acumular valor puesto que normalmente sigue el ritmo de la inflación.

Para los norteamericanos que permanezcan en viviendas de alquiler, Clinton propone aumentar los incentivos para promover el desarrollo de viviendas asequibles.

7. Objetivo de inversión en comunidades rurales

El plan de crecimiento económico de Clinton también va dirigido a la Norteamérica rural. Clinton propone promover el acceso a la banda ancha en todas las comunidades rurales (incluido el acceso a Wifi en todos los hogares norteamericanos), y ampliaría el New Markets Tax Credit, que estimularía la inversión en comunidades rurales que dependen en gran medida de una compañía o industria que podría estar enfrentándose a un cambio económico, o a un cierre de planta. Los medios rurales en EE. UU. también se pueden beneficiar de la energía alternativa y de la conservación de los combustibles fósiles.

8. Fraguar el éxito del ACA

Una de las diferencias más grandes entre los dos candidatos a la presidencia, es seguramente que Clinton tiene intención de mantener en vigor la ley del Cuidado de Salud Asequible (ACA), mientras que Donald Trump la revocaría y la sustituiría.

Las mejoras en sanidad de Clinton irían dirigidas a la expansión de los programas Medicaid en los 19 estados que eligiera cubrir, y posiblemente a mayores ayudas para los residentes de la comunidad rural que a menudo luchan por tener planes asequibles de sanidad debido a su distancia de las clínicas de calidad.

Una Norteamérica más sana, en combinación con las inversiones propuestas en investigación sobre el Alzheimer y el autismo, podría ser un gran beneficio para la industria sanitaria.

9. Aumento de las prestaciones en Seguridad Social para ciertos jubilados

Las reformas en Seguridad Social de Clinton exigen a los más ricos pagar más en el sistema (lo que podría cumplir aumentando el límite de las deducciones en nómina), a la vez que suponen el aumento de forma simultánea de las prestaciones en Seguridad Social para las rentas más bajas y las personas desfavorecidas.

En especial, Clinton ha luchado por mayores beneficios para las mujeres y cuidadores. Las mujeres son muchas veces las que cuidan a los hijos en la familia y son las que más comúnmente salen a cuidar de los miembros de la familia que están enfermos. Las jubilaciones de las mujeres estos años las han situado en clara desventaja económica con respecto a los hombres en los mismos puestos. Si se aumenta el poder adquisitivo de las mujeres jubiladas, estas podrán reforzar su capacidad para afrontar los gastos mensuales y abrirse camino en la economía incrementando el consumo.

10. Reformas del sistema financiero

Finalmente, se espera que las reformas del sistema financiero propuestas por Clinton sitúen a la economía estadounidense sobre unos cimientos más sólidos. Algunas de las propuestas de Clinton incluyen una tasa de riesgo sobre las más grandes instituciones financieras de la nación, el cierre del agujero que supone la Regla Volcker, que permite a los bancos invertir miles de millones de dólares con el respaldo de los contribuyentes en fondos de inversión de alto riesgo, y la imposición de un impuesto sobre transacciones de gran frecuencia que pueden desestabilizar el mercado bursátil. Clinton cree que estos cambios estabilizarán el mercado financiero y lo prepararán mejor para las futuras recesiones.

¿Funcionaría?

Claro que sí, la gran pregunta es si estas políticas supondrían o no un aumento del crecimiento económico.

Por un lado, las inversiones en infraestructura y fabricación han demostrado históricamente que impulsan el crecimiento económico y la creación de empleo. Además, Clinton se centra en simplificar la vida de las pequeñas empresas y en proporcionar a los estudiantes y educadores un camino hacia el éxito, lo que podría producir un crecimiento considerablemente mayor del que estamos presenciando ahora.

Por otro lado, la mayor preocupación es descifrar de dónde vendrá la financiación. Clinton ha ofrecido un número de iniciativas diseñadas para que los norteamericanos más ricos paguen más, pero esto solo no puede financiar sus numerosas propuestas en producción, infraestructura, educación y en las comunidades rurales.

¿Es correcto el plan económico de Clinton para la economía norteamericana? Ahora que tiene los datos, usted y los 219 millones de votantes censados son los que deben decidir.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis