telegramyoutube
El escándalo presidencial en Corea desvía la atención de los problemas económicos
Kim Hong-Ji/Reuters
Página principal Análisis

El extraño escándalo que envuelve a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, no podía haber llegado en un peor momento para la economía del país.

La empresa más grande de la nación está tratando de controlar el daño causado por la retirada su producto estrella, su principal compañía de buques portacontenedores entró en quiebra, el director de su principal comercio minorista ha sido acusado de malversación de fondos, las exportaciones están cayendo bruscamente, la deuda doméstica está aumentando y ahora esto.

Justo cuando el país asiático necesita un fuerte liderazgo, las acusaciones de tráfico de influencias han provocado llamamientos para la dimisión de la presidenta Park. Las multitudes llenaron las principales calles de Seúl durante el fin de semana, pidiendo su destitución mientras que los parlamentarios solicitaron la designación de un gobierno neutral para dirigir el país. En un intento por detener las consecuencias, Park nombró a un nuevo primer ministro y un ministro de Finanzas el miércoles.

Jun Sung-in, un profesor de economía de la Universidad de Hongik en Seúl, dijo:

"La falta de control sobre la política económica no habría importado mucho durante un auge económico, pero es preocupante cuando se necesita la coordinación de las políticas".

Según él, las cuestiones fundamentales que podrían verse afectadas por una falta de control por parte del Estado incluyen las consecuencias a nivel mundial de una inminente subida de los tipos de interés por la Reserva Federal de Estados Unidos y los esfuerzos de Corea por reestructurar sus empresas navieras muy endeudadas.

El gobierno de Corea del Sur prevé que la economía mejorará el próximo año, aumentando cerca del 3%. Según Scott Snyder, un investigador principal de los estudios de Corea y director del programa sobre la política de Estados Unidos y Corea en el Consejo de Relaciones Exteriores, cumplir ese objetivo puede resultar más difícil si el país se enfrenta a un largo período de incertidumbre política hasta que el único mandato de Park como presidente finalice en febrero de 2018. El índice de popularidad de Park cayó a una cifra récord del 17%, según una encuesta de Gallup Corea publicada el 28 de octubre.

Los funcionarios del gobierno de Corea del Sur afirmaron que la aplicación de los programas, al igual que la reestructuración de empresas, donde los ministerios pueden tener diferentes opiniones o intereses requiere un fuerte impulso por parte de la secretaria presidencial. Esa oficina está profundamente sumida en una intriga política que ha asombrado al mundo.

Las alegaciones se refieren a que Park permitió que su antigua amiga Choi Soon-sil, una ciudadana común, se inmiscuyese en los asuntos de estado. El lunes, Choi compareció en la oficina del fiscal tras haber sido acusada de haber ayudado a tomar decisiones presupuestarias y de personal y de engatusar a un grupo de presión empresarial para recaudar dinero para dos fundaciones que gestiona. Más tarde, fue detenida formalmente. El escándalo ha provocado un gran revuelo público en medio de las especulaciones de que Choi – a quien algunos legisladores de la oposición han vinculado con una secta religiosa – utilizó su influencia con Park para favorecerse a sí misma, así como a conocidos y miembros de su familia.

Park se disculpó públicamente el 25 de octubre por permitir a Choi revisar ciertos discursos.

En poco más de un año, Park ha tenido dificultades para sacar adelante reformas con el fin de hacer frente a grandes problemas económicos estructurales de Corea del Sur, como el envejecimiento de la población, los convenios laborales restrictivos y el aumento de la competencia de China. Sin embargo, el país también está haciendo frente a retos más inmediatos que podrían beneficiarse de un fuerte liderazgo político, como el colapso de Hanjin Shipping (KRX: 117930) y la crisis de Samsung (KRX: 005930).

‘Nuevas caídas’

Kent Boydston, analista de investigación del Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington, explicó:

"A medida que su popularidad se hunde aún más, parece incluso menos probable que sea capaz de aprobar estas reformas. Park estará durante un período incluso más prolongado y débil".

Samsung Electronics tuvo que poner fin a su emblemático smartphone Note 7 tras una retirada a nivel global, con un costo estimado de más de 6 mil millones de dólares. Los constructores navales y empresas de transporte marítimo han ido eliminando puestos de trabajo y vendiendo los negocios no principales después de las pérdidas registradas. Y el gigante minorista Lotte Group ha pospuesto iniciativas del negocio principal mientras miembros de su familia se enfrentan a cargos de corrupción.

El escándalo Park también ha suspendido una tarea más inmediata para el parlamento – la revisión y aprobación de la propuesta presupuestaria de 400,7 billones de won para el año 2017. Las audiencias parlamentarias para revisar el presupuesto en las últimas semanas sirvieron como un crisol para que los legisladores de la oposición interrogasen a los funcionarios del gobierno, en busca de signos de que el presupuesto patrocinaría proyectos por parte de empresas vinculadas a Choi.

El escándalo presidencial en Corea desvía la atención de los problemas económicos
Kim Hong-Ji/Reuters

La incertidumbre política se suma a los vientos en contra de la economía de Corea del Sur. La producción industrial cayó un 2% en septiembre con respecto al año anterior, mientras que las exportaciones se redujeron un 3,2% en octubre en comparación con el año anterior. Citibank Korea prevé que la economía crecerá solo un 0,1% en el cuarto trimestre, frente al 0,7 del período anterior.

Mercados resistentes

Aun así, los mercados de Corea del Sur están acostumbrados a sobrellevar escándalos. En marzo de 2004 los legisladores votaron para destituir al entonces presidente Roh Moo-hyun por incumplir las leyes electorales. El índice Kospi cayó durante la semana previa al voto de destitución, pero se recuperó en un mes. El Tribunal Constitucional desestimó la destitución unos meses más tarde.

La economía también se ha mostrado resistente a las conmociones, incluyendo los ataques de Corea del Norte y una ola de dolor nacional tras el desastre del ferry Sewol. En el caso de Park, algunos analistas dicen que el escándalo podría tener poca repercusión a largo plazo sobre la economía ya que su popularidad - y la capacidad de aprobar reformas - ya habían caído.Boydston, del Instituto Peterson, dijo:

"El tráfico de influencias y las grandes cantidades de dinero distribuidas en negro no han sido algo nuevo en la política de Corea del Sur".

La preocupación de Corea del Sur es que las crisis de sus grandes empresas y los problemas estructurales de la economía vayan a empeorar durante un vacío de poder. El won se debilitó un 3,7% frente al dólar en octubre y el índice de acciones Kospi cayó un 1,7%, entre los peores rendimientos en la región.

"La historia demuestra que las crisis económicas tienden a producirse cuando existe un caos político, ya que la política se lleva a cabo teniendo en cuenta la economía", afirmó Kim Jung-sik, un profesor de economía de la Universidad de Yonsei, en Seúl.

Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar