telegramyoutube
El atentado de Berlín ha reavivado el debate sobre vigilancia en Alemania
Bernd Thissen/dpa via AP
Página principal Análisis, Ataques

Una semana después del ataque terrorista mortal en un mercado de Navidad, otro crimen en la capital alemana está alimentando el debate sobre cómo el país debe gestionar la seguridad y las libertades civiles.

A principios de la mañana del día de Navidad, un grupo de jóvenes intentó incendiar a un hombre sin hogar que dormía en una estación de metro de Berlín. Los transeúntes consiguieron apagar las llamas antes de que el hombre resultara herido.

El martes, los sospechosos del caso fueron detenidos. Eran solicitantes de asilo, seis de Siria y uno de Libia, según la policía. Las autoridades dijeron que los siete se entregaron o fueron arrestados después de la publicación de las imágenes de unas cámaras de seguridad.

Los vídeos de vigilancia siguen siendo poco comunes en Alemania, donde las experiencias pasadas con las dictaduras, tanto nazi como comunista, han sembrado una profunda sospecha sobre el poder de la policía y cualquier intrusión del gobierno en la privacidad de los ciudadanos.

Sin embargo, la utilidad de las imágenes de video en este caso ha proporcionado a los defensores de medidas de seguridad más duras otro ejemplo para justificar la petición de ampliar los poderes de vigilancia del estado en un momento en el que el país está haciendo frente a una afluencia masiva de inmigrantes de Oriente Medio y el Norte de África. El gobierno aprobó la semana pasada una ley destinada a aumentar la videovigilancia en lugares públicos, pero los defensores dicen que hay que ir más allá.

El atentado de la semana pasada ha avivado el debate

El debate sobre la seguridad ha alcanzado gran importancia desde la semana pasada, cuando la policía dijo que un hombre tunecino, encarcelado anteriormente en Italia y que iba a ser deportado de Alemania después de que su petición de asilo fuera denegada, atropellara a una multitud en un mercado de Navidad en Berlín occidental. El atentado dejó 12 muertos y decenas de heridos, lo que lo convierte en el peor ataque terrorista en Alemania en décadas.

Es posible que las disputas políticas sobre cómo proteger a los ciudadanos de los ataques en medio de la ola de terror que sacude Europa y la gran afluencia de solicitantes de asilo en Alemania den sus frutos dentro de unos meses. Se espera que el gobierno proponga nuevas medidas de seguridad e inmigración en respuesta al atentado de la semana pasada.

¿Qué va a pasar en Alemania después del atentado del lunes?

En Berlín, los demócrata-cristianos conservadores criticaron el martes a la coalición gobernante izquierdista por "promover indirectamente la protección de los atacantes" al no dar su apoyo a la videovigilancia. El partido contra la inmigración Alternativa para Alemania también pidió una vigilancia más amplia.

Un portavoz del ministerio del Interior dijo que están "analizando la cuestión de la videovigilancia" y ha prometido dar una propuesta en enero.

En la capital alemana, los trenes subterráneos y los andenes son de los pocos espacios públicos que están equipados con cámaras.

Las autoridades contaban con pocas grabaciones para encontrar al terrorista del atentado de la semana pasada. El sospechoso, Anis Amri, huyó y las autoridades alemanas detuvieron a la persona equivocada porque parecía coincidir con las descripciones de los testigos. Amri murió en un tiroteo con la policía italiana el viernes.

Nuevas medidas

En el políticamente poderoso estado suroriental de Baviera, los aliados conservadores de la canciller Angela Merkel ya han movido ficha para impulsar cambios. Han distribuido un documento en el que piden una serie de políticas más duras en materia de seguridad y migración.

Además de instar a una mayor vigilancia, el borrador de la Unión Social Cristiana de Baviera afirma que los inmigrantes indocumentados deben ser detenidos hasta que se compruebe su identidad y que la policía lo tenga más fácil a la hora de retener a extremistas potencialmente violentos.

Las políticas de seguridad de Alemania no deben verse afectadas por las preocupaciones sobre los derechos de privacidad de datos, dijo el diario The Wall Street Journal. La Unión Social Cristiana de Baviera es un socio menor en el gobierno de Merkel.

Merkel dijo el viernes que ha ordenado revisar las políticas alemanas que pudieron poner trabas a las autoridades a la hora de detener el ataque de la semana pasada y ha dicho que su gobierno está dispuesto a realizar los cambios necesarios.

Sin embargo, es probable que las propuestas de unas leyes más duras se encuentren con el escepticismo de los socios de centroderecha de la coalición socialdemócrata de Merkel y de la oposición parlamentaria.

Konstantin von Notz, legislador de la oposición, del partido de centro-izquierda los Verdes, dijo:

"La vigilancia por video en lugares sensibles no es mala, y puede ayudar. Pero también está claro que no respetar la privacidad y la capacidad de ser no observado en los espacios públicos sería completamente incompatible con nuestra constitución".

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar