Todo lo que necesita saber sobre Bizancio - la próxima actualización del ethereum
Página principal Análisis, Ethereum

La próxima actualización importante del ethereum, el segundo blockchain más grande del mundo por su valor total, se pondrá en funcionamiento en menos de una semana.

El llamado código “Bizancio”, que forma parte de una actualización más grande y multi-componente llamada Metropolis, se aplicará en el bloque 4.370.000 - en unos cuatro días (17 de octubre) - mediante un hard fork. El hard fork, una estrategia común (aunque todavía controvertida) para mejorar los blockchains, obliga a que la mayor parte de los participantes del blockchain del ethereum acepten los cambios.

Sin embargo, cabe destacar que el uso de este mecanismo en el pasado ha tenido unos resultados mixtos para el ethereum. Hasta la fecha, la plataforma ha realizado cuatro hard forks, y uno de ellos dio lugar a la creación de un blockchain alternativo, el ethereum classic.

Puesto que los cambios de Bizancio llevan explicándose en la hoja de ruta del ethereum desde 2015, es poco probable que resulten problemáticos. Después de posponer dos importantes mejoras de Metropolis, Bizancio es quizás considerado como una actualización conservadora que introducirá nueve protocolos clave (EIPs por sus siglas en inglés) para mejorar la plataforma. La finalidad de estos cambios es hacer que la plataforma sea más ligera y rápida de ejecutar, mejorando la velocidad de las transacciones, la seguridad de los contratos inteligentes y, eventualmente, la privacidad.

Sin embargo, dicho esto, todavía queda mucho trabajo por hacer en la actualización.

Clientes

Como el cambio hacia Bizancio depende de la actualización de los nodos de red, el enfoque principal en los próximos días será asegurar que los clientes que ofrecen software a los nodos estén listos para la actualización.

Esto significa que los startups responsables de supervisar a los clientes deben asegurarse de que su software realmente contiene los EIPs que hacen cumplir el hard fork de Bizancio. Aunque cada cliente aplica las mismas reglas, estas están escritas en diferentes lenguajes de programación y respaldadas por diferentes equipos de desarrolladores.

Esto es lo que ethereum ha denominado como "diversidad de clientes", cuyo objetivo es permitir la innovación manteniendo al mismo tiempo un protocolo base estable e inequívoco. Para que la actualización se produzca de forma coherente en toda la plataforma, todos los clientes de ethereum deben actualizarse con un software que ejecute el bloque número 4.370.000 (esto no afecta a los servicios de terceros, como las carteras online, y solo es relevante para las personas que ejecutan nodos directamente). Los EIPs se codifican en los clientes junto con un número de bloque, momento en el cual se activará el hard fork Bizancio.

Durante la próxima semana, todos los clientes principales de ethereum tendrán que publicar una actualización de Bizancio, con tiempo suficiente para que los nodos se actualicen. Si algunos nodos se quedan atrás, el blockchain se dividirá, creando diferentes versiones de la misma plataforma.

Sin embargo, de momento parece que la mayor parte de ellos están preparados.

Go ethereum (también llamado Geth) es el cliente más popular de ethereum, ya que posee aproximadamente el 69% de todos los nodos de ethereum. La semana pasada publicó una actualización para Bizancio que contenía el número de bloque, aunque, de momento, tan solo la mitad de los nodos que ejecutan Geth han sido actualizados.

El segundo cliente más grande, Parity, publicó ayer una actualización para Bizancio, pero se retractó después de que se encontrara un error en una prueba de fuzz (un tipo de análisis de fallos detallado en el que un programa de ordenador se llena con datos eclécticos hasta que aparece una debilidad).

Se espera que hoy se lance una nueva actualización. Del aproximadamente el 35% de los nodos que funcionan en Parity, ninguno de ellos ha sido actualizado para cumplir correctamente el hard fork.

Los clientes de nodo restantes son comparativamente pequeños, y algunos también han lanzado una versión preparada para Bizancio. El fundador del ethereum, Vitalik Buterin, ha puesto a disposición una actualización esta mañana. De manera similar, EthereumJ, basado en Java, y el script de Java EthereumJS han lanzado una actualización más temprano hoy.

Los desarrolladores de Cpp-ethereum dicen que todavía están trabajando en su propia actualización.

Mineros

Los que están familiarizados con la hora de ruta del ethereum probablemente sepan que el protocolo lleva mucho tiempo planeando cambiar su mecanismo de consenso proof-of-work por una alternativa más experimental, y según ellos, más igualitaria, llamada poof-of-stake.

Esa transición, sin embargo, no estará lista para Bizancio, aunque sí que incluye algunas mejoras diseñadas para facilitar el cambio eventual.

Lo más notable es que con Bizancio la dificultad minera se reducirá significativamente. Esto significa que el tiempo de transacción del ethereum será más rápido, y a los mineros se les pagará menos por sus esfuerzos. En el ethereum, los mineros también ejecutan un cliente ethereum, por lo que tendrán que actualizar para seguir funcionando con Bizancio, lo que también introducirá cambios significativos. La actualización hace que la minería de bloques sea más rápida, y para compensar esto, las recompensas de bloques para los mineros después de Bizancio se reducirán en 2 ETH, o alrededor de 604 $ según los cambios actuales.

Esta mejora cuenta con el apoyo de la mayoría de la comunidad, pero ha sido la causa de algunas disputas, lo que ha llevado a algunos a amenazar con continuar extrayendo ethereum sin aplicar la actualización Bizancio. Sin embargo, a menos que sean muchos los mineros que opten por esta opción, es poco probable que esto pueda tener un impacto en los intercambios.

Intercambios

Si todo va según lo previsto, estas startups no se verán afectadas por la el hard fork Bizancio.

Sin embargo, no está demás tener en cuenta las complicaciones del pasado. El último hard fork importante del ethereum, una medida de emergencia en respuesta al fracaso de una aplicación descentralizada importante llamada The DAO, dio lugar a la creación repentina de dos criptomonedas de ethereum que compiten entre sí. Debido a que un pequeño grupo de usuarios rechazó el cambio, siguieron utilizando el antiguo blockchain, formando un proyecto ahora conocido como ethereum classic, valorado en 12,14 $ según las cifras actuales.

Como ya se ha mencionado anteriormente, es posible que haya alguna oposición al hard fork Bizancion, aunque ninguna parece ser de gran importancia. Un par de proyectos dignos de mención son los que pretenden introducir nuevas variaciones de ethereum, por ejemplo Etherite, que quiere crear una versión de Bizancio que no rebaje la recompensa minera. Si el movimiento gana apoyo, esto podría ejercer presión sobre los intercambios, que han demostrado recientemente su voluntad de apoyar los activos que se ejecutan en las denominadas blockchains "minoritarias" como una forma de ofrecer nuevas alternativas a los especuladores.

Desarrolladores de aplicaciones

También es poco probable que las aplicaciones que se ejecutan en ethereum tengan dificultades.

Mist, el navegador ethereum para aplicaciones descentralizadas (dapps), se actualizará automáticamente a Bizancio una vez reiniciado. Lo mismo sucederá con todas las aplicaciones descentralizadas de ethereum.

Sin embargo, hay un cambio importante que marcará una gran diferencia en la forma en la que los desarrolladores interactuarán con las transacciones en la cadena de bloques ethereum. Después de Bizancio, la forma de detectar transacciones fallidas cambiará, incluso para los contratos que ya están desplegados.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis