Italia está amenazando a la zona euro con una nueva crisis financiera
MorozkiArt
Página principal Análisis

Casi una década después de que la prolongada crisis de la deuda griega asustara a los mercados de todo el mundo, una nueva ronda de turbulencias políticas en Italia ha reavivado los temores sobre el destino del sistema financiero europeo y su moneda común. Sin embargo, las cifras son mucho más altas en esta ocasión.

Desmond Lachman, miembro residente del American Enterprise Institute,ha escrito en un reciente artículo de su blog:

“La economía de Italia es 10 veces mayor que la de Grecia, cuya crisis de deuda sacudió los cimientos de la zona euro. Es improbable que la moneda única sobreviva en su forma actual si Italia se viera forzada a abandonarla”.

La economía italiana lleva desde los años de la Gran Recesión luchando con una carga de deuda casi tan alta como el fuerte endeudamiento griego que obligó al país a imponer importantes recortes en los servicios públicos y sumió a Grecia a una profunda recesión. La crisis de la deuda italiana se ha convertido en un factor central de la inestabilidad política actual, ya que son ya varios los gobiernos que han intentado resolverla sin éxito.

La última crisis política se desató durante el fin de semana, después de que el Primer Ministro interino, Carlo Cottarelli, no consiguiera el apoyo suficiente de los principales partidos políticos ni siquiera para formar un gobierno provisional. El país lleva intentando formar un nuevo gobierno desde marzo; el último estancamiento podría forzar al presidente Sergio Mattarella a regresar al parlamento en los próximos días y hacer que los italianos vuelvan a votar el próximo 29 de julio.

De momento, la deuda de Italia ya asciende a casi el 132% del PIB, mientras que en la UE, el máximo permitido es del 60%. Y, mientras que la deuda total de Grecia, que gracias a la ayuda internacional se ha reducido significativamente desde la crisis, es de menos de 300.000 millones de euros, la de Italia supera los 2 billones. El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) no puede hacer frente a esa deuda.

El Banco Central de Italia advirtió el martes de que el país estaba a tan solo “unos pocos pasos” de perder la confianza de los inversores, ya que los mercados financieros han sufrido la mayor venta en años por temor a que las nuevas elecciones se conviertan en una votación sobre la pertenencia de Italia en la zona euro.

La reacción contra la idea de una Europa unificada se produce justo cuando los líderes de la Unión Europea y del Reino Unido todavía tienen que resolver los términos de la salida del Reino Unido del bloque, después de que los votantes británicos votaran el año pasado a favor del Brexit. Una medida similar por parte de Italia supondría un golpe fatal para esta unión política y económica de 25 años de antigüedad.

Estancamiento político

El estancamiento político de Italia se intensificó tras las elecciones generales de marzo, en las que hubo una fuerte participación de dos partidos populistas: el Movimiento 5 Estrellas contra el establishment y el partido anti-euro Liga.

Incluso si los partidos populistas no hacen un llamamiento claro sobre la salida del euro, su fuerza ha ampliado la brecha política con las autoridades de la UE en Bruselas. En un eco de la crisis de la deuda griega, las últimas turbulencias han reabierto una brecha política entre Alemania y las economías “periféricas” de Grecia, Italia y España. Esa división política complicará aún más los actuales esfuerzos para resolver la aplastante carga de la deuda de Italia.

Reacción del mercado

Los principales índices europeos están disminuyendo arrastrados por las noticias provenientes de Italia. Por ejemplo, el índice de capitalización de la bolsa de Milán FTSE MIB perdió ayer martes un 2,7%, el índice FTSE de Gran Bretaña cayó un 1,26%, el Dax alemán un 1,58%, y el Cac 40 francés un 1,3%.

Los bonos italianos a dos años se han desplomado, los rendimientos sobre estos registraron el mayor aumento, superando el 2% por primera vez desde 2013, lo que a su vez provocó la caída de las acciones de los bancos que han invertido en deuda nacional italiana: Intesa Sanpaolo, BPER Banca y Unicredit UBI Banca. El índice europeo Stoxx 600 bajó ayer martes un 1,38%.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis