Cómo la generación del bitcoin va a protagonizar una nueva revolución
Zuma/TASS
Página principal Análisis, BTC
Tema de actualidad
14 Julio
3171 3k

Alison McGuire, editora de la publicación Irish Tech News, nos habla sobre las similitudes entre la revolución de los años 60 y el bitcoin.

Los negocios, el gobierno y la sociedad tienen un gran problema: se llama “La generación del bitcoin”. El bitcoin, el blockchain, las criptomonedas, la descentralización es más que una tecnología, es un movimiento global. Se trata de un cambio estructural no solo en el comercio, sino también en la distribución de los recursos de nuestro planeta. Importa y cambiará las cosas, incluso podría salvar a la humanidad.

Hubo un levantamiento similar al de bitcoin en Londres en los años 60 (un movimiento) en el que los trabajadores ordinarios y los jóvenes sin representantes en los escalones del poder se rebelaron. Hablaban como individuos y ya no querían conformarse o ser reprimidos como parte de una multitud obediente. Esto fue un estallido porque el Reino Unido estaba atrapado en un período gris de la posguerra, una sociedad aburrida en la que las normas sociales fomentaban el comportamiento conformista como ovejas. Esta joven generación engendró a los Beatles, The Who, David Bailey, Twiggy, Vidal Sassoon y Mary Quant - la madre de la minifalda. Formaban parte de un movimiento liberador, de una cultura emergente que alentaba a la gente a expresarse y así lo hicieron, y no había nada que la clase dirigente pudiera hacer al respecto.

En los años sesenta, la gente estaba cansada de la sociedad rígida de sus padres que vivieron la escasez de los años de la guerra y cuyos propios padres los criaron con actitudes victorianas draconianas que obligaban a la gente a reprimir sus sentimientos y animaban a la gente a seguir ciegamente las reglas sin cuestionarlas. Esta sociedad retentiva engendró una nueva generación que vio la oportunidad de abrir su propio camino en el mundo, de liberarse y no tener que seguir las reglas del pasado. Reglas decididas por la jerarquía de un sistema de clases donde el “establishment” diseñaba la política de la época para retener el control y limitar la democracia, lo suficiente para extraer más de la gente y acumular riqueza.

A la espera de una libertad descentralizada…

El movimiento de los años sesenta fue impulsado por personas que querían hacerse con el control de sus vidas, tomar sus propias decisiones, sin embargo, el establishment de la época no retrocedió, sino que trató de restringirlo e incluso aplastarlo. Los primeros adoptantes que expresaron vocalmente nuevas libertades fueron arrestados y encarcelados, en su mayoría músicos por llevar un estilo de vida de rock 'n' roll y tal vez solo un poco por destrozar hoteles y consumir grandes cantidades de drogas.

Pero los grilletes estaban quitados y a la gente le encantaba. Pronto se unió EE.UU., donde la gente se manifestaba en contra de la injusticia, expresando su preocupación por la guerra de Vietnam y lo que surgió fue una serie de movimientos marginales, el “poder de las flores” y el amor libre facilitado por la píldora que liberó a las mujeres para controlar su sexualidad. Todo estaba sucediendo y aquí es donde nos dirigimos de nuevo a medida que la gente se despierta con nuevas libertades y un futuro en el que tienen una mayor participación en la forma en la que sus vidas se desarrollan….

Los paralelismos entre la revolución de 1960 y el bitcoin son asombrosos. El bitcoin anima de nuevo a la “sociedad permisiva” alimentada por la tecnología descentralizada blockchain subyacente, y liderada por nuevos héroes que han surgido con perfiles de estrellas del rock liderados por Vitalik Buterin, Roger Ver, Andreas Antonopolous, Eric Vorhees y muchos otros, pioneros con una voz que están empujando a esta comunidad hacia delante y que no pueden ser silenciados... La revolución se hace cada vez más fuerte a medida que la gente de todo el mundo descubre que unirse al movimiento del bitcoin ofrece nuevas libertades para controlar sus propias finanzas, sus identidades y retomar el control.

Nadie quiere una sociedad centralizada basada en la vigilancia que esté vigilando cada uno de sus movimientos, diciéndole qué ponerse, cómo comportarse y teniendo control sobre usted. La sociedad es una construcción. ¡Juegue según las reglas y será atendido es una mentira! Una ilusión de los pocos capitalistas que se benefician de mantener a la gente desequilibrada. Y argumentarán que alguien tiene que tomar las decisiones, tomar el control y hacer cumplir la ley, ya que el orden es necesario, lo que pocos negarían.

Pero ahora temen que la llegada de la tecnología descentralizada les brinde la oportunidad de crear nuevos modelos de gobernanza, de toma de decisiones y de consenso sin ellos. Un sistema que tiene confianza y transparencia incorporadas. Estamos entrando en una nueva era que decidirá cómo se dirigirá la sociedad y quién tomará las decisiones, ya que lo que tenemos hoy no está funcionando.

Los años sesenta marcaron la pauta a seguir para el bitcoin

Cuando era un niño de los sesenta, era consciente de esta revolución ruidosa, la música, la moda y la forma diferente de pensar, y sí, odiaba la música de los Beatles y de Elvis y todavía lo hago. Pero desempeñaron un papel esencial. Fue el mejor período de la historia del siglo XX, cuando podía hacer algo y deja su huella. Incluso en el FBI y el MI5 se dieron cuenta de que se trataba de una epidemia real que no podía ser ignorada. Un nuevo liberalismo, un nuevo permisivismo, estaba barriendo el mundo occidental a medida que la sociedad rompía con los años de la posguerra y los jóvenes empezaban a dar forma al mundo que tenemos hoy.

“Este es nuestro tiempo”, son unas poderosas de una canción. Y así, si sabe algo sobre el bitcoin y posee uno, ya es parte de la generación del bitcoin y le necesitamos. Dentro de 50 años este tiempo será visto como un hito histórico, un momento en el que la sociedad se despertó de un sueño orwelliano, en el que el establishment fue sacudido, y entonces todo cambió. Y sí, ¡esta vez es diferente!

El poder de enviar dinero a alguien sin pasar por un sistema bancario central es profundo, una transacción que no puede ser manipulada por fuerzas oscuras. No se haga ilusiones: el bitcoin ha asestado un golpe aplastante a la élite gobernante, y no saben qué hacer.

La sociedad cambiará estructuralmente

He trabajado en el campo de la tecnología durante más de cuarenta años y he visto mainframes, miniordenadores, la revolución del PC y el nacimiento de las redes (desde sus raíces de conmutación de paquetes) y luego Internet. Cada uno de ellos tuvo un profundo impacto en el comportamiento de las personas, la naturaleza de su trabajo y productividad y las reglas del gran juego que se está jugando.

Lo que he aprendido es que la tecnología blockchain ofrece una transformación estructural a la sociedad tanto buena como mala. Anteriormente, la tecnología estaba en manos de los que alimentan la jerarquía de poder, haciendo que la tecnología se adapte en lugar de liberar su potencial. Donde los sistemas centrales fueron diseñados en torno a estructuras fiscales draconianas, las estructuras legales y contables han estrangulado desde entonces a las empresas, convirtiéndose en un “sistema de registro” centralizado que obliga a todas las partes a mantener su propia versión de la verdad.

Un sistema que soporta los juegos de poder de aquellos que toman las decisiones, ya que para esto fue diseñado. Un sistema basado en las estructuras de la revolución postindustrial que se introdujo en la fabricación en masa, donde la naturaleza del trabajo fue diseñada y empaquetada para ser medida en una jerarquía que se convirtió en la escuela de administración durante casi 100 años. Infectó a todas las empresas con costes innecesarios asociados con los políticos y capas innecesarias de gerentes. Durante varias generaciones, gracias a la regulación burocrática, han aparecido muchos trabajos sin sentido.

Tomemos como ejemplo los productos de seguros diseñados para ser vendidos a través de capas de distribución, vendedores y corredores. Luego, mis parásitos favoritos: el Asesor Financiero Independiente. ¿Cuánto margen de beneficio hay en un producto diseñado para alimentar a estas capas, pagar las comisiones y permitir la venta en masa? El seguro es un gran “Esquema Ponzi”, ya que se basa en el dinero nuevo que llega a la parte superior para pagar en la parte inferior, si es que se paga en absoluto. Las pensiones son otro ejemplo de un producto fallido, una estafa. Luego tenemos las hipotecas, otro producto fallido que roba a la gente y los seguros médicos diseñados para ser vendidos y no reclamados, dirigidos a la gente con dinero.

Los usuarios del bitcoin no quieren trabajar para empresas

Hay un par de problemas. Cuando la gente se da cuenta de que se le ha vendido una mentira y el bitcoin ofrece algo diferente, quiere recuperar el control. El viaje de liberación comienza ofreciendo nuevas herramientas para crear su propia economía, ser su propio banco e intercambiar el valor que tiene, sin fricciones. Así es como funciona el mundo de las criptomonedas. Los millennials no quieren trabajar de 9 a 5 sentados en una oficina o perder horas viajando al trabajo. Buscan vivir una vida libre para poder hacer otras cosas y, como resultado, muchos se convierten en “nómadas digitales”.

Fui testigo de cómo mi padre iba todos los días al trabajo durante 35 años, perdiéndose muchas cosas, y cuando era niño, solo lo veía los fines de semana. Las condiciones de trabajo han cambiado, y las grandes empresas no saber qué hacer en una situación de este tipo y cómo atraer y retener a los empleados con talento, ya que para esta generación, trabajar para grandes empresas supone un círculo vicioso en el que se ven rodeados de obligaciones financieras que no desaparecen hasta que se jubilan o mueren.

Luego está la Generación Z, que tiene pocas habilidades sociales, no puede mirarte a los ojos y muchos tienen una “aventura digital” que tendrá un profundo impacto en la fuerza laboral. Todo esto afectará en gran medida a la situación en el mercado laboral. El mundo está cambiando ante nuestros ojos. Las tecnologías han abierto el acceso a la información, algo que a algunos estados no les gusta.

Los gobiernos de algunos países (China y Corea del Norte), así como los estados con democracias menos desarrolladas que en los países occidentales (donde hay supuestamente mercados libres y algunas personas se las arreglan para ganar dinero), y los países con economías dependientes de productos básicos prefieren que sus ciudadanos sigan desinformados e ignorantes ya que esto les permite mantener el poder.

Todo a la vez

El bitcoin forma parte de una ola tecnológica a la que llamo todo a la vez, y en la que el blockchain del bitcoin es una de las varias tecnologías (el aprendizaje profundo, la realidad virtual, la computación cuántica, la realidad aumentada, la inteligencia artificial, la robótica) que por sí solas tendrán un profundo impacto. La magnitud del cambio que podemos esperar empequeñecerá todo lo que hemos visto hasta ahora. Tengo alguna idea del impacto de estas tecnologías, pero si todo esto sucede a la vez en un mundo descentralizado, tendrá consecuencias particularmente interesantes y, para algunos, aterradoras.

Piensen: el elitismo, el establishment, la clase alta, la realeza - estos están entrelazados a través de la historia con la política que establece las reglas, hace las leyes y decide cómo quiere que la gente se comporte. Todas estas construcciones están centralizadas, como la gestión de un negocio donde la jerarquía dentro de un sistema capitalista permite que los recursos y la riqueza sean propiedad de un puñado y dicta la diseminación del poder que fluye de arriba hacia abajo de cualquier organización. Esto sucede hasta que se construye un negocio descentralizado o autónomo (DAO) donde las reglas, el consenso y las decisiones son gestionados de manera diferente, donde la responsabilidad y los beneficios se comparten y el comportamiento se establece por consenso.

¿Adónde vamos a partir de aquí?

Quería que la gente entendiera el potencial de esta tecnología y por qué voy de país en país defendiendo el bitcoin y el blockchain, su uso, su poder liberador y animando a la gente a involucrarse.

Independientemente de si le gusta o no, si usted era adulto el 3 de enero de 2009, cuando los primeros 50 bitcoins fueron minados y unos pocos fueron enviados desde la cartera de Satoshi a Hal Finney (al que algunos consideran Satoshi), entones forma parte de la generación del bitcoin. Como cumplir 18 años en los años sesenta, esta es su entrada para el mejor show del mundo.

Cuando los pueblos del mundo occidental se enteren de que se les ha vendido una mentira, cuando las personas que no tienen acceso a los sistemas bancarios sepan que pueden construir un nuevo comercio y crear una vida para sí mismos, cuando la rendición de cuentas a través de la transparencia demuestre que los gobiernos han estado mintiendo, cuando se revele la verdad sobre el cambio climático, cuando no se pueda impedir el uso de las energías renovables y se pueda impedir que las organizaciones manipulen nuestra cadena alimentaria, todo cambiará.

La política del gobierno no tiene responsabilidad. Demasiadas cosas se deciden a puerta cerrada. Demasiadas mentiras de personas con intereses alimentados por un modelo capitalista fundamentalmente “inseguro”... Ha llegado el momento del bitcoin, esperamos que la generación del bitcoin haga grandes cosas.

“¡Ignorancia es de lo que dependen, no la alimente!”

La opinión del autor puede no coincidir con la posición editorial

Preparado por José Rodríguez

Fuente: Irish Tech News

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis