telegramyoutube
¿Es Donald Trump una amenaza para la OPEP?
Slavko Sereda / Shutterstock.com
Página principal Economía, Petróleo, Elecciones de EE. UU., Mercado de EE. UU., Donald Trump, OPEP
Tema de actualidad
11 de Noviembre de 2016
1764 1k

La política republicana puede llevar a una saturación excesiva del mercado y a la disminución de los precios del petróleo.

La inesperada victoria del multimillonario Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos apenas tres semanas antes de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Viena, plantea un dilema único para el plan de frenar la producción de petróleo.

¿Por qué tantos estadounidenses han elegido a Donald Trump?

Trump, quien asumirá el cargo en enero, ha dicho que quiere que EE. UU. logre la independencia energética total, para eliminar las restricciones sobre perforación petrolera en tierras federales. Eso podría conducir a un mayor exceso de suministros y a precios más bajos, por lo que la OPEP realizó una propuesta a finales de septiembre para frenar la producción de los miembros.

Pero los planes de energía de Trump también podrían ayudar a Estados Unidos a aumentar su cuota de mercado de petróleo, lo que también preocupa a los miembros de la OPEP.

La elección de Trump como presidente “cambia sutilmente el equilibrio de poder en el mercado del petróleo”, dijeron analistas de Esai Energy LLC en una nota el miércoles.

“Una presidencia de Trump que sea favorable a las empresas fomentará el desarrollo del petróleo, permitirá la construcción de oleoductos, reducirá los impuestos sobre la renta corporativa y, en general, hará que el petróleo de Estados Unidos sea más competitivo”. A primera vista, la disminución de los precios del petróleo tras las elecciones podría “alentar un acuerdo de la OPEP”, pero puede que en la práctica no sea así.

Todo esto llega antes de la cumbre de la OPEP del 30 de noviembre, durante la cual los miembros planean completar su plan de producción.

Tras la victoria de Trump, los precios del petróleo cayeron, y luego subieron durante una sesión volátil el miércoles, cuando los comerciantes pesaron las perspectivas para el sector bajo una presidencia de Trump.

Tim Courtney, director de inversiones de Exidential Wealth Advisors dice que la actividad del mercado petrolero del miércoles muestra que el sector energético “tenía algunos riesgos políticos inherentes”.

Según Courtney, el mercado está sugiriendo que la regulación y los costes de la energía van a ser reducidos, permitiendo que las empresas de EE. UU. produzcan petróleo a un coste más bajo.

De ser así, eso podría significar “más presión sobre los precios de la OPEP” que “potencialmente podrían anular” la subida de precios que siguió al anuncio del plan de producción de la organización hace seis semanas.

Si su verdadero objetivo es apoyar los precios del petróleo, la OPEP “tendría que reducir ahora [la producción] – y potencialmente aún más para mantener los precios a estos niveles”, comenta Courtney. “Si no lo hacen, los precios probablemente caerán”.

Los economistas también han reflexionado sobre el potencial de una recesión si Trump inicia una guerra comercial.

Anas Alhajji, experto en energía independiente y ex economista jefe de NGP Energy Capital Management, señala:

“Existían temores de que la victoria de Trump fuera recesiva. Si en los próximos días vemos un descenso en las finanzas y los productos básicos, entonces la presión se acumulará en la OPEP para que esta haga algo”.

Lucha por la cuota de mercado

¿Es Donald Trump una amenaza para la OPEP?
Lucy Nicholson/Reuters

Sin embargo, lo que podría impedir que la OPEP tome medidas es la amenaza de perder cuota de mercado.

Si la OPEP redujera la producción y aumentara los precios del petróleo, eso “sólo fortalecería el sector petrolero estadounidense, intensificando la competencia con una industria que ahora cuenta con el apoyo total del presidente y un congreso republicano”, comentan los analistas de Esai Energy.

“Esto significa que si no se puede alcanzar un buen acuerdo con la OPEP, los saudíes probablemente decidan marcharse, bajo el pretexto de adoptar una actitud de ‘esperar y ver’ con respecto al nuevo presidente, mientras continúan manteniendo la presión sobre el esquisto estadounidense”.

Alrededor del 52% de la producción total de petróleo crudo de Estados Unidos, o 4,9 millones de barriles diarios, provino del petróleo de esquisto en 2015, según la Energy Information Administration. S&P Global Platts dijo que la producción de los miembros de la OPEP alcanzó un récord de 33,54 millones de barriles diarios en octubre.

La OPEP ha mantenido los niveles de producción altos, en parte debido a las preocupaciones de que un recorte podría ofrecerles a los productores que no son miembros de la OPEP, incluyendo Estados Unidos, aumentar su participación en el mercado petrolero. Courtney señala:

“La OPEP ha renunciado a una cuota de mercado considerable y Estados Unidos se ha hecho con más cuota de mercado. Creo que [la OPEP] siempre ha vigilado la cuota de mercado, pero la cuestión principal era intentar mantener los precios más altos y no creo que nada de esto ayude a sus costes” para producir petróleo.

Sin embargo, según Courtney, los planes energéticos de Trump “reducirían el coste de producción de Estados Unidos”, que es más rentable para las compañías petroleras nacionales.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar