Cómo pueden protegerse los inversores si gana Trump
Lucy Nicholson/Reuters
Página principal Finanzas, Elecciones de EE. UU.

Trump es un forastero poco convencional, por lo que la atención de los operadores se ha centrado en él.

¿Cómo puedes protegerte de una presidencia de Donald Trump? Esta es una pregunta que los operadores de Wall Street cada vez se hacen más.

Citigroup Inc. y Barclays Plc dicen que han descubierto al menos parte de la respuesta: optar por una posición corta del peso mexicano.

Por diversas razones, lo más probable es que la moneda mexicana caiga tras una posible victoria de Trump en noviembre, según los analistas del banco.

Si las propuestas de Trump - que van desde hacer que los mexicanos paguen la construcción de un muro en la frontera sur de EE. UU. hasta renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte para intensificar las deportaciones - acaban aprobándose, estas supondrían un fuerte golpe a la economía de México y frenarían el flujo constante de dinero en el país que soporta el valor del peso. Incluso algunos aspectos de la política de Trump que son totalmente ajenos a México - tales como una posible reestructuración de la deuda de Estados y volver a examinar el comercio con China - también afectarían al peso debido a los estrechos vínculos de México con su vecino del norte y por cómo los operadores utilizan la moneda como un proxy para el riesgo global.

"Lo único que sí es seguro es que si Trump gana, el peso se hará más débil", dijo Dirk Willer, estratega de Citigroup en Nueva York.

Cinco meses antes de que los estadounidenses acudan a las urnas, ya se están notando las consecuencias del ascenso de Trump en el peso. Desde que Ted Cruz se retirara de la carrera presidencial a principios de mayo entregando en bandeja de plata la nominación del Partido Republicano a Trump, el peso se ha convertido en la moneda con peor rendimiento en los mercados emergentes.

Los pronósticos de oscilaciones en el peso, medidos con lo que se conoce como volatilidad implícita, se han disparado, mientras que los grandes especuladores suben sus apuestas de nuevas caídas en el mercado de futuros.

Por supuesto, existe una larga lista de otras causas que han provocado la caída del peso a un mínimo histórico del 3% - desde la preocupación sobre cómo la subida de los tipos de interés de Estados Unidos atraerá el dinero de México hasta los problemas financieros del gigante petrolero estatal. Sin embargo, muchos observadores del peso atribuyen al ascenso de Trump al menos una pequeña parte de la caída del 8,7% en las últimas seis semanas.

Incluso si Trump no acaba poniendo en práctica estas medidas si llega a la Casa Blanca, el peso seguiría siendo vulnerable hasta que sus intenciones estén claras. Andrés Jaime, estratega de divisas de Barclays en Nueva York, dijo:

Si tienes en cuenta lo que dice, entonces llegarás a la conclusión de que México será el país más afectado si acaba ganando las elecciones. El peso sería una buena cobertura".

Por supuesto, hay inversores investigando cómo cubrir los riesgos ante una posible presidencia de Hillary Clinton - como por ejemplo apostar en contra de las acciones farmacéuticas y bancarias. Sin embargo, debido a que Clinton comparte muchos de los objetivos de la política del presidente Barack Obama, y a que Trump es un forastero poco convencional, la mayor parte de la atención de los operadores se ha centrado en él.

El mes pasado JPMorgan Chase & Co. publicaron un informe que detalla las empresas mexicanas que se verían más afectadas por el incremento de las deportaciones de "sin papeles". La medida podría afectar al crecimiento económico de EE. UU., según JPMorgan, golpeando a empresas como el fabricante de tortilla Gruma SAB y el productor de piezas de vehículos Nemak SAB, que dependen de la demanda estadounidense. México envía cerca de tres cuartas partes de sus exportaciones a EE. UU., incluyendo automóviles, refrigeradores, petróleo y textiles.

Hay indicios de que las autoridades mexicanas también pueden estar preparándose para el efecto Trump. El mes pasado, el gobierno aumentó inesperadamente su línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional hasta alcanzar los 88 mil millones de $. Mientras que el Ministerio de Hacienda ha dicho que la decisión estaba ligada a los riesgos externos, como la desaceleración de la economía mundial, los analistas del Grupo Financiero Banorte SAB especularon que el movimiento tiene en parte como objetivo soportar las posibles salidas de capital tras una victoria Trump.

Guillermo Ortiz, quien ha sido gobernador del banco central y ministro de Finanzas y ahora es presidente del consejo de administración de BTG Pactual Group, dijo:

"La preocupación está ahí. Todo el mundo está pensando en estos momentos sobre cómo afectaría una victoria de Trump a México".

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis