telegramyoutube
¿El fin del secretismo de Apple?
Christian Hartmann/Кeuters
Página principal Finanzas, Apple

Los tres principales líneas de productos de Apple están en declive. Eso incluye al iPhone, uno de los productos más rentables de toda la historia.

Los inversores de Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]) no saben qué hacer con esta compañía que todavía genera miles de millones en ganancias - 7.800 millones durante el último trimestre -, pero parece haber dejado de crecer.

Así que los analistas de Apple están analizando los márgenes, los precios medios de venta, la subida de los tipos, y los inventarios en canales de distribución para intentar averiguar si compañía más valiosa del mundo vale un 10% más o menos de lo que el mercado piensa actualmente.

La cuestión es que que algunas personas creen que Apple vale mucho más que su actual relación precio-beneficio de alrededor de 12.

Sin embargo, la obsesión de la empresa con el secretismo impide que los ejecutivos o directivos de la empresa puedan incluso sugerir si Apple tiene la intención de ampliar su gama de productos.

Por lo tanto, los analistas no pueden incluir en sus pronósticos un posible crecimiento de la empresa - lo que significa que la compañía cotiza a una relación precio-beneficio similar a la de "una fábrica de acero a punto de abandonar el negocio", tal y como explica el inversor Marc Andreessen. Esta relación es significativamente inferior a la de otras grandes empresas tecnológicas como Microsoft (NASDAQ: Microsoft Corporation [MSFT]) (con una relación precio/beneficio de 27), Alphabet (NASDAQ: Alphabet Class C [GOOG]) (31), Facebook (NASDAQ: Facebook [FB]) (76) y Amazon (NASDAQ: Amazon.com [AMZN]) (313).

Nuevos sectores

Parece que Apple está a punto de introducirse en 3 grandes sectores en los que no es fácil entrar:

  • Apple está construyendo un coche, o un software para el coche, o algo relacionado con el sector de la automoción.
  • Apple ha convertido la simplificación de la asistencia sanitaria en un enfoque corporativo, y Tim Cook ha sugerido algunos productos futuros que podrían necesitar la aprobación de la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.).
  • Apple ha estado contratando expertos y comprando empresas relacionadas con la realidad aumentada y la realidad virtual, y la industria no deja de hablar sobre un posible producto de realidad virtual relacionado con el iPhone.

Oficialmente no se ha dicho nada sobre ninguno de estos productos, y Apple no va a pronunciarse al respecto. La empresa nunca suele decir nada hasta que el producto está casi acabado y listo para ser enviado.

Sin embargo, está claro que la empresa está invirtiendo dinero en estos productos, alrededor de 10.000 millones de dólares anuales.

¿El fin del secretismo de Apple?
Gasto que Apple está haciendo en I+D desde que Cook asumiera el control de la empresa

Aparentemente parece un movimiento inteligente - ¿por qué alertar a tus competidores sobre las inversiones que piensas hacer?

Pero existen razones legítimas por las que un inversor podría querer desalentar a Apple de hacer estas inversiones - especialmente si nunca acaban transformándose en productos.

Por ejemplo, fabricar un coche es difícil y requiere mucho dinero. La atención sanitaria es peculiar y los dispositivos médicos están fuertemente regulados. La realidad virtual y aumentada han mostrado pocas señales de ser negocios rentables. Además, el hecho de que Apple no pueda buscar públicamente gente con talento para los sectores en los que pretende irrumpir también perjudica a la empresa.

Sin embargo, no hay una fecha de lanzamiento para ninguno de estos productos, algo que no gusta a los inversores. Según la prensa, el coche será lanzado a la venta en 2020 o 2021. También podrían pasar años antes de que su médico le pueda recetar un Apple Watch y un régimen estricto para monitorizar su estado de salud.

Los inversores y los analistas siguen preguntando, y Cook sigue sin responderles, tal y como sucedió en la última presentación de resultados:

"Seguimos invirtiendo fuertemente en I+D... Estamos invirtiendo en varios productos y servicios que no se están distribuyendo o en variaciones de nuestros productos actuales. No quiero hablar sobre la división exacta".

Nunca lo hace.

Y eso deja mucho margen para que los analistas y los profesionales de Bolsa escriban cosas como lo que dijo Colin Gillis de BCG Financial a principios de esta semana, antes del informe de resultados de Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]). Este escribió:

"Nuestra opinión es que Apple ha alcanzado su pico de crecimiento bajo el liderazgo de Tim Cook".

Puede que eso no sea cierto, pero Apple no va a contradecirle.

"No solemos discutir nuestros objetivos o planes”.

No desvelar tus planes te proporciona ciertas ventajas. Teniendo en cuenta que otros competidores, entre ellos Samsung (KRX: 005930), suelen adoptar los diseños y tecnología de Apple, el secretismo concede a Apple cierta ventaja en el mercado cuando lanza nuevos productos.

También sería estúpido que Apple avisara a sus competidores sobre las empresas que pretende comprar.

Además, resulta difícil cambiar las costumbres de una empresa. Los empleados de Apple desde la década de 1990 me han dicho que ya reinaba el secretismo entonces, pero que las cosas se volvieron mucho más estrictas cuando Steve Jobs recuperó el mando en 1997.

Sin embargo, Jobs era un genio - creía saber lo que querían los clientes incluso antes que ellos. Y en el caso del iMac, el iPod y el iPhone, tenía razón.

Ahora el director ejecutivo es Cook. Es un tipo corporativo, un tipo de operaciones. Y el único producto completamente nuevo que ha lanzado - el Apple Watch - ha sufrido una caída del 55% en las ventas en su segundo año en el mercado, según IDC. (No estoy diciendo que el Apple Watch no sea un gran productor, pero el mío lleva meses olvidado en el cajón).

Los tres principales líneas de productos de Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]) están vendiendo menos unidades que el año pasado. Y jefe de diseño, Jony Ive, la persona más importante de los productos de Apple, parece encontrarse mucho menos involucrado con la empresa.

Apple no se expandirá ni con el nuevo papel de Ive ni con el Apple Car de Bob Mansfield.

Por lo tanto, es natural que los inversores quieran saber qué está haciendo Apple, o al menos quieran una pista. En el caso del Apple Car: ¿Está Apple fabricando baterías? ¿Un software de autoconducción? ¿Un servicio de paseo compartido? Sin una comunicación oficial, es posible que Apple revele el fruto de un proyecto de seis años y miles de millones de dólares y este acabe siendo un completo fracaso.

No es una locura que los inversores quieran disponer a algo de información, tal vez algo parecido al plan maestro del director ejecutivo de Tesla (NASDAQ: Tesla Motors [TSLA]), Elon Musk. Cook y su equipo tienen que decirnos cuáles son sus objetivos, aunque no nos cuenten cómo pretenden alcanzarlos.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar