3 empresas para aquellos que quieran invertir en el “Internet de las Cosas”
Página principal Finanzas

Según IDC, el Internet de las Cosas tendrá un valor estimado de 7,1 billones de dólares para el año 2020, e incluirá cerca de 50 mil millones de dispositivos para esa fecha. Los inversores que buscan acciones de este ámbito para invertir ahora tienen mucho donde elegir, pero Amazon, NXP Semiconductors, y Alphabet deberían recibir cierta consideración en particular.

El silencioso empuje de Amazon hacia el Internet de las Cosas

3 empresas para aquellos que quieran invertir en el “Internet de las Cosas”
Amazon Echo

No, no ha perdido usted el tren de Amazon (NASDAQ: Amazon.com [AMZN]). Sí, la acción parece cara, con una relación precio/beneficio igual a 190 en este momento. Pero pasar por alto a Amazon como una inversión en el Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) podría ser un error por varias razones fundamentales.

11 razones por las que comprar las acciones de Amazon y no venderlas nunca

En primer lugar, la computación en la nube ya es un poco parte del Internet de las cosas, y sigue creciendo. Cuantos más dispositivos IoT están en línea, más datos van a crear. Y cuantos más datos crean, más empresas necesitarán el software de análisis para averiguar lo que están diciendo los datos – y que debería conducir a una mayor demanda de la computación en la nube.

Si no era consciente de ello, Amazon ya está teniendo muchísimo éxito en el mundo de la computación en la nube. La empresa ganó 2,88 millones de dólares por sus servicios Web de Amazon (AWS por sus siglas en inglés) en el segundo trimestre de 2016, un aumento del 58% interanual. Re/code escribió a principios de este año que AWS está en camino de convertirse en un negocio de 10 mil millones de dólares al año.

Sin embargo, Amazon no sólo está ofreciendo servicios para el amplio mercado de computación en la nube. También ha puesto sus miras en el IoT, en particular con su plataforma de IoT AWS. AWS permite a las empresas fabricar aplicaciones para dispositivos IoT y conectarlos a otros servicios web de Amazon (naturalmente).

Por supuesto, el éxito de AWS no significa exactamente este sea un ganador garantizado. Sin embargo, Amazon está integrando su plataforma de IoT AWS con sus otros servicios de AWS, ya medida que más dispositivos IoT se ponen en línea, puede que los usuarios experimenten una transición entre los dos sin problemas.

En segundo lugar, Amazon ya está ganándose al mercado de consumidores con su altavoz doméstico Echo, impulsado por su asistente virtual Alexa. No, Alexa no es perfecto a la hora de responder preguntas, pero sin duda tiene un futuro.

Amazon ha abierto el acceso a Alexa para desarrolladores de terceras partes, y ya se puede pedir una pizza o llamar a un Uber a través de él. Incluso se puede emparejar con algún coche Mercedes y termostatos Nest para ajustar la temperatura a medida que uno se aproxima a su casa.

Por último, Amazon ha integrado su Servicio de Reposición Dash o automática (DRS por sus siglas en inglés) en electrodomésticos como lavadoras Whirlpool para que puedan cambiar el orden de detergente de forma automática desde el sitio de Amazon. Esto puede parecer una característica excesiva, pero en un futuro próximo la mayoría de nuestros pedidos en línea se ajustarán automáticamente, y conseguir aparatos que lo hagan por nosotros será parte de eso.

Vehículo no tripulados con NXP Semiconductors

NXP (NASDAQ: NXP Semiconductors [NXPI]) fabrica semiconductores para una variedad de dispositivos móviles y las empresas de automoción. Pero la empresa ha dado recientemente dos pasos importantes en el mercado de vehículos no tripulados (que son parte del IoT), y tarde o temprano podría traerle un buen dinero a los inversores. La compañía compró Freescale Semiconductors a principios de este año, colocando a la empresa firmemente en el espacio de la automoción con aproximadamente el 14,5% del mercado de los microprocesadores automovilísticos. Los clientes combinados de ambas empresas ahora hacen a NXP el principal proveedor de chips para los fabricantes de automóviles.

Los vehículos no tripulados requieren una gran cantidad de potencia de procesamiento y necesitarán muchos componentes diferentes funcionando juntos. La posición de NXP en el espacio de semiconductores automovilísticos en este momento lo convierte en un candidato perfecto para ayudar a alimentar futuras tecnologías de autoconducción.

Además, NXP dio a conocer su propio proyecto de piloto automático el mes pasado, lo que hace que sea fácil para los fabricantes llevar sus propios coches no tripulados al mercado. El sistema estándar BlueBox viene con sensores, radar, lidar y semiconductores de NXP.

Es un gran paso para NXP en el negocio de los coches no tripulados, y llega justo cuando los fabricantes de automóviles están buscando formas baratas de traer vehículos semi-autónomos a las masas.

Alphabet apuesta por completo por el IoT

3 empresas para aquellos que quieran invertir en el “Internet de las Cosas”
Google Home

Parece un poco tópico nombrar a una de las empresas de tecnología más grandes del mundo como una buena apuesta para el IoT, pero hay razones para ello.

Alphabet (NASDAQ: Alphabet Class A [GOOGL]) aumentó sus ingresos en un 21% interanual en su último trimestre, y su caja neta ahora supera los 70 mil millones de dólares. Eso es impresionante por sí mismo, pero Alphabet está reinvirtiendo el dinero que gana de la publicidad online en una gran cantidad de proyectos nuevos, y muchos de ellos incluyen iniciativas centradas en el IoT.

Google Car es probablemente su proyecto del IoT más conocido. Google ya ha recorrido más de 2 millones de kilómetros con sus coches autónomos, y recientemente se asoció con Fiat Chrysler para probar su software en el 100 de las furgonetas Pacifica del fabricante de automóviles.

Google ya está haciendo grandes avances en los dispositivos IoT también. Su compañía Nest se ha enfrentado a problemas importantes últimamente, pero todavía posee una fuerte marca con sus termostatos inteligentes y cámaras de seguridad.

Del mismo modo, Google ha anunciado recientemente su nuevo altavoz inteligente, llamada Home, con el Asistente de Google. Una vez que el dispositivo salgaa la venta a finales de este año, Google tendrá su propio competidor parecido a Echo – con el respaldo del motor de búsqueda de Google.

Si todo esto no fuera suficiente, los proyectos Moonshot de Alphabet incluyen iniciativas centradas en el IoT, como el uso de nanopartículas para encontrar enfermedades en el torrente sanguíneo y enviar señales a dispositivos portátiles sobre sus hallazgos.

Sin lugar a dudas, a lo largo del camino Alphabet no siempre tendrá éxito en el IoT. Pero sus montañas de dinero en efectivo y proyectos diversificados deberían ser más que suficiente para mantener la empresa a la vanguardia del IoT.

Hay muchas otras acciones del Internet de las Cosas para invertir, pero estas empresas ya están haciendo grandes movimientos en este momento, y están preparadas para un crecimiento aún mayor. Los inversores no deberían pasar por alto el enorme potencial del IoT, y Amazon, Alphabet y NXP Semiconductors sin duda deberían estar en las listas cortas de los inversores.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis