Cómo convertirse en inversor
Página principal Finanzas, Finanzas personales, Educación para trading
Tema de actualidad
18 de Agosto de 2016
6344 6k

Si sigues estos 4 consejos, conseguirás evitar los 4 errores que suelen cometer la mayoría de inversores principiantes.

Convertirse en inversor no es difícil, pero comprender algunos puntos básicos al principio puede ahorrarte problemas en el futuro. Estos son cuatro pasos que puedes seguir para aumentar tus probabilidades de alcanzar el éxito.

La verdad es que hacerse inversor no es nada difícil - tan solo tienes que abrir una cuenta de corretaje y comprar algunas poblaciones, ¿no es así?

En realidad, hay que hacer algunas cosas más. Al invertir en una empresa que cotiza en bolsa o en otro vehículo de inversión común, de hecho te estás embarcando en algo que requiere una mayor dedicación que la de los operadores y especuladores, que buscan ganancias de los movimientos de precios a corto plazo.

Para hacerte inversor, debes decidir decidir cuáles van a ser tus objetivos, identificar y e investigar sobre posibles inversiones que se ajusten a estos objetivos, invertir y comprometerte a mantener estas inversiones durante un periodo determinado, y controlar tus resultados semanal y trimestralmente. Para entender cómo funciona este proceso, vamos a analizar cada uno de los pasos con más detenimiento.

Decide tus objetivos

El primer paso y el más importante en el camino para convertirte en inversor es traducir en palabras por qué quieres invertir tu dinero - que ahora mismo está seguro en el banco - para que este crezca, pero asumiendo riesgos.

En otras palabras, aumentarás tus posibilidades de éxito si entiendes por qué estás invirtiendo y reconoces que puedes tanto ganar como perder dinero dependiendo de los riesgos que asumas.

¿Está invirtiendo para la jubilación? ¿O tal vez para la inversión de tus hijos? Conocer, articular, y anotar un objetivo te ayudará a aclarar los tipos de acciones, bonos, fondos cotizados (ETF), y otros instrumentos financieros que vas a comprar conforme construyes una cartera de inversión.

Identifica e investiga posibles inversiones

Muchos de los que intentéis seguir el proceso de 4 pasos que explicamos en este artículo os daréis cuenta de que, después de completar el primer paso, vuestros objetivos se clasificarán en una de estas dos amplias categorías: crecimiento del capital o crecimiento de los ingresos.

Si lo que quieres es aumentar tus fondos, entonces invertir en empresas de crecimiento, que mejoran los ingresos anuales más rápido que el mercado en general, es la mejor opción. Lo mismo puede decirse de las acciones de valor, que aunque cotizan con un precio inferior al del mercado en general, su precio puede subir si los inversores son capaces de darse cuenta de su potencial.

Si por el contrario, lo que buscas es aumentar tus ingresos, es probable que en algún momento barajes la posibilidad de invertir en acciones "blue chip" de gran capitalización, que gozan de unos dividendos que generan un rendimiento anual saludable - entre el 1,5% y el 4% aproximadamente. Los bonos también siguen siendo una opción popular entre aquellos que quieren hacer una inversión que les proporcione unos buenos ingresos. Los poseedores de bonos reciben pagos periódicos de intereses, y al igual que sucede con las acciones, su valor puede subir o bajar.

Los inversores principiantes pueden investigar sobre las inversiones de moda a través de sitios como Yahoo! y Google Finance.

Invierte comprometiéndote a un periodo de tiempo determinado

Después de elegir las primeras posiciones de tu cartera, de decidir quién va a ser tu corredor, y hacer clic en "comprar", ha llegado la hora de dejar que el dinero trabaje para ti. Si el tiempo que el inversor mantiene sus inversiones es una de las características principales que diferencia al inversor del operador o del especulador, ¿cómo definimos esta longitud, a menudo conocida como largo plazo?

No existe una definición consensuada; pero según la jerga contable, podemos decir que los instrumentos a corto plazo son aquellos que se desarrollan en un año o menos. No es un plazo mínimo malo para los que están empezando en el mundo de las inversiones.

Por otra parte, el largo plazo podría considerarse a partir del año o más. Si te comprometes a mantener tus inversiones durante este periodo de tiempo, entonces tendrás que tomar la decisión de invertir en empresas de calidad razonable. Para muchos inversores, largo plazo puede significar cinco o incluso 10 años, y en algunos casos, incluso mucho más.

Controla tus resultados y evalúalos semanal y trimestralmente

Cuánto tiempo inviertes en controlar tus inversiones depende únicamente de ti. Durante las horas de negociación, es posible comprobar el estado de tus inversiones con tan solo un clic, sin embargo, hacer esto puede hacerte perder mucho tiempo.

Pocas personas te recomendarán que estés todo el día pegado al ordenador comprobando el movimiento de los precios, y por una buena razón: Al principio de tu carrera en el mundo de las inversiones, es bastante tentador iniciar sesión en tu bróker para ver cómo van las cosas cada dos por tres. Esto puede provocar que tomes unas decisiones impulsivas de las que probablemente te arrepentirás en el futuro.

No recomendamos que hagas un seguimiento diario de tus inversiones, con la excepción tal vez de que prestes atención a las noticias sobre las empresas en las que has invertido por si ha pasado algo importante.

Aunque esto podría sonar contraproducente, revisar tus acciones una vez a la semana, con la cabeza clara y, por ejemplo, una taza de café el sábado por la mañana, te puede ayudar a tener una mejor perspectiva de tus posiciones. Si sigues este consejo, podrás comprobar si tus acciones están siguiendo el camino hacia tus objetivos y podrás tomar buenas decisiones sobre qué hacer con tus inversiones.

Además, no te olvides de leer los informes trimestrales. La SEC exige a las empresas que cotizan en bolsa a que presenten sus resultados cada 3 meses. Familiarizarte con los informes trimestrales de las empresas en las que has invertido te ayudará a tomar decisiones y a depender menos de las opiniones de los analistas, los expertos de inversión y los amigos.

Si sigues el proceso anterior, es muy probable que, como mínimo, evites los errores que suelen cometer los inversores novatos. Invertir sin un propósito, en un capricho, o sin la investigación necesaria, es algo que debes evitar.

Pero recuerda, debes ser responsable. Utiliza este proceso o uno similar, siempre teniendo en cuenta que es tu dinero el que está en juego.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis