Apple está reinventando su ambicioso proyecto de un coche
Beck Diefenbach/Reuters
Página principal Finanzas, Apple

Al parecer, Apple ha decidido alejarse del diseño de coches para centrarse en el desarrollo de tecnologías genéricas para vehículos autónomos.

La semana pasada, The New York Times informó de que Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]) se estaba "pensando" su ambicioso proyecto de un coche. Conocido como el Proyecto Titán, el fabricante del Mac lleva los dos últimos años trabajando en tecnologías de automoción, y la verdad es que las cosas no han sido fáciles desde el principio.

Ahora, la compañía ha despedido a "docenas" de empleados, según el informe, ya que Apple ha cambiado un poco las ideas que tenía sobre el proyecto. Bob Mansfield, anterior jefe de ingeniería de hardware de Apple, ha tenido que dejar de lado su tranquila jubilación para supervisar el Proyecto Titán.

Y lo que es más importante, Apple está restándole importancia al diseño y la producción del vehículo para centrarse más en la tecnología de conducción autónoma. En otras palabras, Apple está menos interesado en el hardware, y está apostando fuerte por el software. Esto se produce tan solo un par de meses después de que Bloomberg informara de un cambio de estrategia similar.

Con el tiempo, Apple volverá a centrarse en el hardware

Lo más extraño de este cambio de dirección en el Proyecto Titán es el hecho de que es algo poco propio de Apple. El desarrollo de un hardware y un software perfectamente integrados siempre ha sido la estrategia de Apple en casi todos sus productos.

La compañía rara vez desarrolla software para hardware externo, por lo que no tendría sentido que Apple abandone por completo sus ambiciones en el terreno del hardware.

Por el contrario, las ambiciones de Alphabet (NASDAQ: Alphabet Class A [GOOGL]) son bastante transparentes y van en línea con su fortaleza en el software y los servicios. La presunta estrategia de mercado de la compañía también es bastante obvia: Alphabet desarrollaría la tecnología de conducción autónoma y luego intentaría vendérsela a los fabricantes de automóviles mientras que intenta crear algún tipo de plataforma para otros servicios.

Si bien Apple está concentrando la mayor parte de sus esfuerzos en el desarrollo de software, no cabe duda de que la empresa va a seguir interesada en el hardware. Esto supondría no solo un reto de diseño para Jony Ive, sino que también representa la oportunidad de Apple de acceder al mercado de los automóviles (ya sea por sí mismo o por medio de contratos con otros fabricantes).

Sin embargo, la fabricación de coches a gran escala es también un reto increíble. Apple cuenta con un montón de recursos que puede destinar a este negocio. De hecho, los gastos de capital de Apple son ya mayores que los de muchos fabricantes de automóviles. Apple no debe subestimar la dificultad de la producción, por lo que debería centrarse tanto en el software como en el hardware. A menos que, por supuesto, haya decidido adoptar un modelo de fabricación por contrato: se rumorea que Apple ha firmado un contrato con el fabricante de automóviles Magna Steyr.

Los inversores todavía tienen muchos años por delante antes de que Apple reconozca directamente sus ambiciones en el sector de los automóviles, por lo que tendrán que centrarse en el software de autoconducción de momento. Con el tiempo, Apple tendrá que volver a trabajar en el hardware.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis