telegramyoutube
Twitter es el nuevo Yahoo!
Photo by Grant Pollard/Invision/AP
Página principal Finanzas

Un servicio, que originalmente parecía parte del nuevo paradigma de la informática y que atrajo a millones de usuarios finalmente tocó techo, dando lugar a la caída de las acciones, a preguntas acerca de su razón de ser y a empresas más grandes que consideran una fusión para llevarlo a un nuevo público o aumentar el prestigio de la marca.

Sí, ese es Twitter (NYSE: TWTR). Pero esta historia también es muy similar a lo que sucedió con Yahoo (NASDAQ: YHOO) y los inversores, que decidieron invertir en Twitter durante las últimas semanas, podrían querer considerar la cantidad de tiempo (y esfuerzos fallidos) le llevó encontrar un acuerdo con Yahoo que todavía no se ha alcanzado.

Al igual que Yahoo, cuya junta fue presionada por un fondo de cobertura activista para vender su negocio principal, la junta de Twitter parece tener sentimientos encontrados acerca de la venta. Se dice que el jefe ejecutivo y cofundador Jack Dorsey no está al 100% detrás de la iniciativa de vender la empresa. Del mismo modo, la directora ejecutiva de Yahoo Marissa Mayer y la junta de la compañía parecían tener intereses divergentes cuando Mayer continuó trabajando y planificando su plan para renovar el negocio principal de Yahoo, mientras la junta insistía en la venta.

Bob Peck, analista de SunTrust, escribió en una nota la semana pasada, haciendo referencia a Dorsey y los últimos cambios en la trama de la telenovela de Twitter:

"Creemos que al director ejecutivo le gustaría comprobar si muchas de sus recientes iniciativas pueden funcionar para atraer a nuevos usuarios a Twitter y volver a crecer antes de buscar alternativas estratégicas".

Dorsey, al igual que Mayer, tiene que lidiar con la junta y al escepticismo de los inversores acerca de sus planes de renovación de la empresa. El dilema de Dorsey es también paralelo al del cofundador de Yahoo Jerry Yang que, al igual que Dorsey, retomó el puesto de director ejecutivo en la reactivación del crecimiento de la empresa.

Yang regresó a Yahoo en 2007 y se convirtió en una fuerza clave dentro de la empresa que se manifestaba en contra de una oferta de Microsoft (NASDAQ: MSFT) para comprar al pionero de internet por 44,6 mil millones de dólares en 2008. Esa transacción, como todos sabemos, nunca se llevó a cabo, mientras Yahoo permaneció abierta a ofertas más generosas y Yang, más adelante, renunció a su cargo bajo la presión de los inversores activistas como Carl Icahn que quería un acuerdo con Microsoft.

Dorsey no se manifestó públicamente sobre su actitud hacia la posibilidad de una adquisición de la empresa, pero al parecer escribió una nota interna para los empleados en la que afirmaba:"podemos hacer esto" como una empresa independiente. Mientras tanto, las acciones de Twitter cayeron en las últimas dos sesiones tras el anuncio de que los posibles compradores, tales como Walt Disney (NYSE: DIS), Alphabet (NASDAQ: GOOGL) y Salesforce.com (NYSE: CRM) podrían no adquirir la empresa.

La última vez que Yahoo encontró a un comprador fue aproximadamente ocho años después de la primera petición de Microsoft, con un acuerdo de 4,8 mil millones de dólares con Verizon Communications (NYSE: VZ) en julio. Durante estos años, varios rumores de adquisición alimentaron las esperanzas de los inversores y causaron fuertes fluctuaciones en las acciones de Yahoo.

Si bien Salesforce es una opción interesante, existe la sensación de que el actual entusiasmo en torno a la posible adquisición de Twitter podría terminar como la historia de Microsoft y Yahoo. Aunque el acuerdo no tiene sentido para su empresa, el presidente ejecutivo de Salesforce, Marc Benioff, ha hecho comentarios públicos para apoyar a Twitter, similares a los del director ejecutivo de Verizon hablando sobre la posibilidad de comprar Yahoo a principios de este año.

Más recientemente, con un rechazo por parte de la junta de LinkedIn (NYSE: LNKD), que prefería la oferta de 26 mil millones de dólares de Microsoft, Salesforce se enfrenta a las mismas dificultades para encontrar dinero en efectivo para un acuerdo con Twitter y muchos inversores no creen que su alta capitalización de mercado merezca la pena.

Otros conglomerados de medios aún podrían tener la idea en consideración, pero está claro que a pesar de su reconocimiento de marca y de sus cientos de millones de usuarios, Twitter no es una propiedad tan atractiva para comprar como se podría esperar.

Una esperanza es otro paralelismo con Yahoo: Periscope, su servicio de video en directo, tendría que alcanzar un intenso crecimiento como la participación de Yahoo en Alibaba Group Holding Ltd. (NYSE: BABA), que no es parte del acuerdo de Verizon.

Sin embargo, ese tipo de crecimiento para Periscope podría llevar algún tiempo y el valor de Twitter podría caer en picado, como lo hizo la oferta principal de Yahoo en el período entre el intento fallido de Microsoft y el esfuerzo actual de Verizon. Por lo tanto, mientras esta ola de rumores de adquisición se desvanece, los inversores de Twitter deberían tomar nota del largo y sinuoso camino de Yahoo como un indicio de lo que nos podría esperar si Dorsey y la junta no consiguen alcanzar un acuerdo ahora.

Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar