5 razones por las que las acciones se recuperarán tras las elecciones en Estados Unidos
AP Photo/John Locher
Página principal Finanzas, EE. UU., Mercado de EE. UU., Elecciones de EE. UU.

Howard Gold, columnista de Market Watch, habla de por qué el mercado financiero espera un repunte muy pronto.

Nos encontramos cerca del final de una campaña presidencial que ha durado 591 días – los canadienses se quejaban el año pasado cuando sus elecciones se extendieron a 78 días. En menos de una semana, vamos a tener que buscar otra cosa por la que preocuparnos.

He escrito con frecuencia sobre el hecho de que las elecciones han sido la mayor incertidumbre del mercado de valores. Es por eso que las acciones no han ido a ninguna parte durante tres meses. Con día de las elecciones a la vista, sabremos pronto si toda esa ansiedad está justificada.

Una vez terminen, podemos esperar una buena recuperación del mercado en la temporada favorable de noviembre por cinco razones, que son las siguientes:

1. La economía se encuentra en buena forma

El 28 de octubre, el Departamento de Comercio informó de que el producto interno bruto había crecido un 2,9% en el tercer trimestre. Este crecimiento dependía en gran medida de las exportaciones de soja, y podría ser revisado a la baja el futuro, pero fue una gran mejora con respecto a su aumento del 1% en la primera mitad del año.

Si continúan las tendencias recientes, los informes de empleo del 4 de noviembre (para octubre) deberían ser bastante buenos. El crecimiento del empleo fue de una media de 192.000 en julio hasta septiembre, tras recuperar el ritmo de principios de año, aunque está muy por debajo del aumento promedio mensual de 2015 de 229.000. Y aunque ninguno de los ingresos semanales ni la participación plantilla media se han movido mucho, esto sugiere una economía que sigue creciendo, aunque no tan rápido como nos gustaría.

La economía de EE. UU. bate un récord de 2,5 años

Por último, una curva de rendimiento invertida (cuando los bonos del Tesoro a corto plazo rinden más que los bonos a largo plazo) es uno de los mejores indicadores de una recesión que se acerca. Aún queda para eso, y no hay indicadores de una recesión. Desde 1967, las únicas acciones que se han hundido más de un 20% sin recesión fue la crisis de 1987.

2. La Fed está en espera al menos hasta diciembre

Francamente, estoy cansado de escribir sobre si la Reserva Federal elevará las tasas en la próxima reunión, ya que no es útil para nadie excepto para los operadores hiperactivos. El 2 de noviembre, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) ha pospuesto cualquier posible subida de las tasas hasta su reunión de diciembre, cuando los operadores le dan a un aumento del 0,25% una probabilidad del 74%.

E incluso si eso sucede, la tasa de fondos federales seguiría estando sólo entre el 0,5% y el 0,75%. El próximo año, el FOMC se mostrará más pesimista, por lo que será más difícil que haya más aumentos de las tasas. La única sorpresa para Wall Street sería una decisión de no elevar las tasas en diciembre, y sería alcista para las acciones.

3. Las ganancias están mejorando

Según Howard Silverblatt del Índice S&Pl Dow Jones, el 73% de las empresas que habían presentado sus resultados trimestrales el lunes había vencido sus estimaciones de beneficios y el 55% habían superado las proyecciones de ingresos de los analistas.

John Butters, analista senior de ganancias en FactSet Research Systems, escribió el 28 de octubre que las ganancias de -0,65% del S&P 500 SPX, están en camino de elevarse un 1,6% en el tercer trimestre, la primera vez que han mostrado un crecimiento positivo desde el primer trimestre de 2015. De modo que la recesión de ingresos que ha provocado el colapso de los precios del petróleo probablemente ha terminado, y puede que no esté en el mercado.

4. El sentimiento es demasiado pesimista

Mi colega de MarketWatch Marcos Hulbert señaló el 31 de octubre que “una buena parte de los operadores a corto plazo recientemente han comenzado a mostrar cautela, cuando no un sentimiento abiertamente pesimista”. Un índice de propiedad del que hace un seguimiento de temporalización del mercado a corto plazo reveló que la proporción recomendada de la inversión en acciones era sólo del 13,9%.

Cómo vender en corto

Mientras tanto, los fondos de inversión de renta variable experimentaron sus mayores salidas semanales en cinco años (16,3 mil millones de dólares) ya que los inversores se decantaron por los bonos y fondos de gestión pasiva. El índice de volatilidad CBOE se disparó en un 50% durante el mes pasado. A los que les gusta ir en contra de la tendencia, por supuesto, percibirían esto como una señal del inminente crecimiento.

5. Las elecciones habrán acabado pronto

La escueta carta del director del FBI, James Comey a varios presidentes republicanos del Congreso el 8 de octubre, que revelaba “la existencia de mensajes de correo electrónico que parecen ser pertinente para la investigación” del uso de un servidor de correo electrónico privado por parte de la candidata demócrata Hillary Clinton, mientras estaba en el Departamento de Estado fue la sorpresa de octubre que todos estaban esperando.

Pero el candidato republicano Donald Trump estaba cerrando la brecha incluso antes de que apareciera la noticia. El comportamiento éticamente comprometido de Clinton ha alentado a más votantes republicanos a “irse a casa”.

Sin embargo, todavía pienso que a causa de la votación temprana, la buena organización de la campaña y las ventajas estructurales en el colegio electoral, ella prevalecerá tanto en los votos populares como electorales, aunque no tanto como pensaba antes. Sin embargo, las posibilidades de que los demócratas tengan una mayoría en el Senado se han reducido y sus perspectivas de ganar la Cámara de los Representantes son nulas. Esa es una receta para el estancamiento, que le gusta a Wall Street, pero que el resto odia.

Por supuesto, lo verdaderamente interesante sería una victoria de Trump. La perspectiva de ver al Sr. Impredecible en la Oficina Oval probablemente desencadenaría el pánico en el mercado. Dos economistas, Justin Wolfers, de la Universidad de Michigan y Eric Zitzewitz de Dartmouth College, calculan que una victoria de Trump le costaría a la capitalización bursátil global una bajada del 10%-15%. Eso puede que cree una oportunidad de compra, pero vamos a tener que dejarlo para otra columna.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis