Estas acciones deberían beneficiarse de una presidencia de Trump
Carlo Allegri/Reuters
Página principal Finanzas, Mercado de EE. UU., EE. UU., Donald Trump

Los expertos aconsejan considerar las acciones de algunas empresas del sector de la energía, la defensa, la banca y la asistencia sanitaria.

Después de la sorprendente victoria de Donald Trump para la presidencia, no es demasiado pronto para dejar atrás el miedo y centrarse en los sectores y acciones que podrían beneficiarse en gran medida del control del Partido Republicano de la Presidencia y de ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos.

Aunque es probable que las empresas en general se beneficien de una reforma del impuesto de sociedades bajo una presidencia de Trump, hay tres sectores que están especialmente bien posicionados para obtener beneficios, según Bob Phillips, director general de Spectrum Management Group Inc con sede en Indianápolis. Esta empresa gestiona unos 500 millones de dólares de clientes particulares.

Energía

Una razón para el fortalecimiento del sector de la energía es que deberá enfrentarse a una menor presión en términos reguladores, con Trump en la Casa Blanca a partir de enero y con el control del Congreso por parte de los republicanos.

Phillips afirmó: "No esperamos que los precios del petróleo aumenten considerablemente, pero esperamos que las grandes empresas integradas continúen racionalizando o reduciendo costos. Así, sus márgenes mejorarán a 50 dólares el barril de petróleo en el futuro".

Entre las principales empresas petroleras destaca a Chevron (NYSE: Chevron Corporation [CVX]) por encima de Exxon Mobil (NYSE: Exxon Mobil Corporation [XOM]). "Cuestionamos a Exxon y si conseguirá mantener sus dividendos. Chevron se encuentra mejor en términos de balance".

Chevron cuenta con una rentabilidad por dividendo del 4,03%, mientras que las acciones de Exxon Mobil tienen un rendimiento del 3,52%. Durante un período de desaceleración del crecimiento de las ganancias globales y unas tasas de interés muy bajas, los rendimientos por dividendos que están bien soportados por el flujo de caja pueden apoyar el precio de las acciones.

Defensa

En una aparición en Meet The Press a principios de este año, Trump anunció que quería hacer al ejército de Estados Unidos "mucho más fuerte de lo que es ahora". Se trata de una señal muy clara de sus intenciones y solo él podría ser capaz de convencer a los líderes republicanos de la Cámara de los Representantes y del Senado para unirse a su objetivo.

"Cualquiera que sea el nuevo flujo de fondos para el ámbito de la defensa para el próximo año, el mismo beneficiará a las grandes empresas", afirmó Phillips. Destaca especialmente a Lockheed Martin (NYSE: Lockheed Martin Corporation [LMT]), que cuenta con una rentabilidad por dividendo del 3,04%.

Banca

Los grandes bancos negocian tradicionalmente con un descuento frente al mercado global. De acuerdo con FactSet, el sector financiero del S&P 500 (INDEX: US500) negocia a 12,1 veces las estimaciones de ganancias para el 2917, en comparación con una relación precio/beneficio futura de un 16,3 para todo el S&P 500.

No es ninguna sorpresa ver que los bancos no se ven favorecidos. Los recuerdos de la crisis financiera de 2008 y el rescate de la industrial están todavía bastante recientes y el entorno prolongado de bajos tipos de interés ha estrechado los márgenes de intereses netos.

Phillips anticipó que los republicanos podrían apartarse un poco de las regulaciones Dodd-Frank que se implementaron en respuesta a la crisis financiera, aliviando algunas restricciones establecidas sobre los bancos. Está a favor del J.P. Morgan Chase & Co. (NYSE: JPMorgan Chase & Co [JPM]) como "una apuesta segura, dada su dimensión y el hecho de que ha conseguido evitar grandes escándalos". Las acciones de J.P. Morgan Chase tienen una rentabilidad por dividendo del 2,74%.

El rendimiento de las letras del Tesoro de Estados Unidos a 10 años ha aumentado a casi un 2,00%, de 1,55% hace solo tres meses, por lo que los grandes bancos podrían encaminarse a un largo período de expansión de márgenes – y beneficios.

Asistencia sanitaria

Las principales compañías farmacéuticas y de biotecnología son las primeras ganadoras de los resultados de las elecciones, mientras que los proveedores de asistencia sanitaria, que se habían beneficiado con el Obamacare, están bajo presión.

Al final de la mañana de ayer, todas menos dos de las nueve acciones del sector de la biotecnología incluidas en el S&P 500 subieron. Regeneron Pharmaceuticals (NASDAQ: Regeneron Pharmaceuticals [REGN]) aumentó un 9%, mientras que Vertex Pharmaceuticals (NASDAQ: Vertex Pharmaceuticals [VRTX]) y Celgene (NASDAQ: Celgene [CELG]) subieron un 7% cada una. De las 12 farmacéuticas del S&P 500 (como FactSet las define) 11 subieron ese día.

Albert Brenner, director de asignación de activos en People’s United Wealth Management, dijo que el entusiasmo de los inversores por las grandes farmacéuticas va más allá del dominio de los republicanos del martes. También refleja una gran victoria de la industria en California, donde la Proposition 61 fue derrotada. Esta iniciativa habría requerido que los organismos estatales pagasen más por los medicamentos con receta que lo que el Departamento de Asuntos de Veteranos paga.

People’s United Wealth Management es una filial de People’s United Bank (NASDAQ: People's United Financial [PBCT]) de Bridgeport (Connecticut), con cerca de 8 mil millones de dólares en activos bajo gestión para clientes privados e instituciones.

Los republicanos ahora "tienen" el problema de los elevados precios de los medicamentos y la creciente incapacidad de la población para permitirse un seguro mediante la Affordable Care Act, también conocida como Obamacare. Jeff Jonas, que administra el Gabelli Healthcare & Wellness Trust estuvo de acuerdo en que habrá una tremenda presión para que el Congreso y Trump resuelvan estos problemas, pero dijo que la primera prioridad del presidente electo sea probablemente la "reforma fiscal y tal vez un proyecto de ley sobre infraestructuras".

Así que el sector sanitario puede que tenga que esperar.

Brenner, de People’s United Wealth Management, añadió que los cambios en el Obamacare probablemente implicarían "vientos en contra para las empresas sanitarias". El miércoles por la mañana, los precio de las acciones de las seis empresas del S&P 500 estaban mezclados, pero Centene Corp. (NYSE: CNC) cayó un 18%.

Cuando se le preguntó sobre la idea de Trump de derogar el Obamacare y sustituirlo por subvenciones en bloque para los programas Medicaid de los estados, Jonas respondió que no creía el Medicaid se ampliaría, "a pesar de que la ampliación del Medicaid es lo único que funciona".

En su opinión, las personas todavía están en negación acerca de la asistencia sanitaria y cualquier solución a largo plazo al problema de los elevados costos va a ser dura. "La asistencia médica no es algo que se pueda gestionar sin racionamiento. Si no hay algún racionamiento de alguna manera u otra, esto acabará consumiendo toda la economía", afirmó.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis