7 cosas que podrían afectar negativamente al mercado de EE. UU.
AP Photo/John Minchillo
Página principal Finanzas, Unión Europea, Mercado de EE. UU., China, Donald Trump

Estos son siete riesgos potenciales que podrían desencadenar una corrección del mercado alcista en 2017.

Riesgo nº 1: Usted mismo

Si es como la mayoría de la gente, está muy contento con los beneficios de sus acciones desde las elecciones estadounidenses, y con ganas de ajustar su cartera para obtener aún más.

Su confianza le convierte en uno de los mayores riesgos para el mercado en este momento. Las encuestas que miden el sentimiento del inversor nunca son una herramienta precisa de mercado. Pero pueden decirnos cuándo es este vulnerable a una corrección – como ahora. La lógica contraria a la tendencia aquí es que cuando los inversores son demasiado confiados, se hacen complacientes. Eso los hace vulnerables a las sorpresas que podrían darles un buen susto, especialmente cuando las pérdidas comienzan a ejercer presión psicológica.

Los inversores individuales no están solos en su euforia. Los niveles de efectivo en los fondos de inversión se han desplomado, y las encuestas recientes de la Asociación Nacional de Gestores de Inversión Activa muestran un 90% de exposición a las acciones, lo cual es elevado. Bittles considera que cualquier cosa por encima del 80% de exposición es negativa para las acciones. Un optimismo excesivo entre los profesionales no debería hacer que se sienta mejor. Son tan susceptibles a la mentalidad de rebaño como los inversores individuales.

Calendario: El sentimiento puede mantenerse elevado durante un tiempo antes de que una corrección elimine el vértigo. Pero el deterioro de los mercados internos sugiere que esto podría suceder más pronto de lo esperado.

Riesgo nº 2: Usted y Trump

7 cosas que podrían afectar negativamente al mercado de EE. UU.
AP Photo/Matt Rourke

Nada es fácil en Washington. Además, mucho de lo que Trump ha prometido aumentaría la deuda, algo a lo que se opondrán los republicanos conservadores fiscales. En resumen, puede que no sea un viaje tranquilo, y los inversores se engañan a sí mismos al pensar así.

Tomemos la propuesta de Trump de reducir la tasa del impuesto de sociedades. Eso tendrá que compensarse – en alguna parte. Una idea es reducir las deducciones de impuestos corporativos. Cada deducción tiene beneficiarios con grupos de presión que resistirán como puedan.

Otro proyecto de recaudación de dinero es el “impuesto de ajuste fronterizo”. Impondría un gran impuesto sobre las importaciones, pero no sobre las exportaciones, para alentar la producción nacional. Eso sería un castigo para los minoristas que importan mucho de lo que venden, incluyendo grandes compañías como Wal-Mart (XETRA: Wal-Mart Stores [WMT]), Amazon (NASDAQ: Amazon.com [AMZN]), Home Depot (NYSE: Home Depot [HD]) y Best Buy (NYSE: Best Buy [BBY]).

Calendario: la reforma de Obamacare es el asunto al que hay que estar más atento en estos momentos, ya que los republicanos van a eliminarlo enseguida. El retraso o el fracaso podrían sacudir los mercados, ya que esto se verá como una prueba para la destreza legislativa de Trump.

Riesgo nº 3: Populismo

La victoria de Trump representa un rechazo de la “manera antigua” de hacer las cosas, motivada por el sentimiento populista entre los votantes. En 2017, habrá aún más populismo. Y mucho de esto podría sacudir su cartera de acciones. Un área clave para observar esto es Europa.

Los principales políticos enfrentan desafíos populistas en Francia, Italia y los Países Bajos. Los populistas probablemente perderán, nos dicen los “expertos” de la política europea. Pero los signos de fortaleza en el camino podrían sacudir los mercados, ya que muchos de ellos quieren que sus países salgan de la Unión Europea.

Tanto Marine Le Pen del Frente Nacional francés como el populista Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo en Italia han pedido la salida de la unión monetaria. Cualquier fuerza que muestren en las campañas electorales podría significar el fin de la UE. Esto podría desconcertar a los inversores al igual que lo hizo el Brexit. Y no descarte victorias para esos candidatos. Después de todo, los “expertos” nos dijeron que el Brexit obtendría menos votos, y que Trump perdería.

Calendario: Las elecciones en Francia son en mayo y junio. Las elecciones holandesas son en marzo. Y las elecciones italianas podrían tener lugar en junio.

Riesgo nº 4: China

La enorme deuda gubernamental de China, que alcanzó casi el 270% del PIB en 2016, es un problema potencial que podría desencadenar una crisis financiera. Pero según los analistas de Goldman Sachs no es probable que eso tenga lugar este año.

Sin embargo, China todavía podría encender las ventas. Además del potencial actual de una mayor fricción comercial y confrontaciones militares con Estados Unidos en el Mar del Sur de China, se avecina otro potencial catalizador.

Este otoño, el Partido Comunista de China celebrará su 19º Congreso Nacional, una reunión clave que seleccionará a gran parte de los líderes del partido en el Politburó. El presidente Xi Jinping no va a irse a ninguna parte. Está programado que deje el cargo en 2022.

Sin embargo, la reunión es importante porque determinará el enfoque de China ante cuestiones como el comercio, los niveles de divisas, esa deuda inminente – y Trump.

Calendario: La reunión tiene lugar en otoño, pero la necesidad de mostrarse fuerte ante el evento podría hacer que el presidente de China actúe con más estridencia en cualquiera de estas áreas, lo que podría sacudir los mercados.

Riesgo nº 5: Las guerras comerciales

Aunque los aranceles a las importaciones procedentes de China y México puede que complazcan a los votantes, estos podrían agitar los mercados. Eso es porque probablemente provocarían represalias, dice Daan Struyven de Goldman Sachs.

Del mismo modo, la introducción de aranceles que está siendo impulsada ​​por los republicanos de la Cámara de Representantes podría infringir la normativa de la Organización Mundial del Comercio. De ser así, también invitaría a represalias por parte de los socios comerciales. La conclusión aquí es que la dura postura de Trump con respecto al comercio ofrece muchas oportunidades de desencadenar una liquidación del mercado.

Calendario: Trump es tan inflexible sobre asuntos comerciales que el asunto podría estallar en cualquier momento.

Riesgo No. 6: Los tuits de Trump provocan una crisis geopolítica

Trump ha sugerido que podría revisar la política en relación a China que tiene actualmente Estados Unidos, que ve a Taiwán como parte de China, en el caso de haber una disputa entre ambos países por temas de comercio y divisas. El candidato de Trump para la secretaría de Estado, Rex Tillerson, ha cuestionado las posesiones de tierras por parte de Pekín de arrecifes recuperados como territorio en el Mar del Sur de China. Trump también ha cuestionado abiertamente por qué Estados Unidos tiene un papel desmesurado en el pago de la defensa de los países de la OTAN.

En otra ruptura con la tradición, a Trump le encanta tuitear sobre los jefes de periodistas y comunicarse directamente con el público. Como resultado, no es difícil pensar que un tuit de Trump sobre política exterior al final del día podría escandalizar a los mercados.

Calendario: Esto podría suceder en cualquier momento.

Riesgo nº 7: Los inversores comienzan a pensar en la inflación como algo malo

Desde la crisis financiera, una preocupación importante entre los expertos del mercado ha sido la deflación. Se equivocaban. Nunca sucedió. Pero dadas estas preocupaciones generalizadas, los inversores se muestran ahora complacientes sobre los signos de que la inflación se está acelerando, en lugar de preocupados por ella, como harían normalmente. El desempleo ha disminuido, y la inflación salarial se elevó hasta el 2,9% en noviembre, el nivel más alto desde 2009. La inflación en sí misma se mantiene bastante moderada, en el bajo rango del 2% dependiendo de la medida. Pero eso podría cambiar rápidamente, teniendo en cuenta la situación en el mercado laboral.

¿Qué sucede si la inflación sube más debido a una bajada del desempleo, y las actitudes complacientes sobre la inflación pasan a convertirse en una preocupación? Eso podría ser malo para las acciones. Tendría a los inversores temerosos de más aumentos de la tasa por parte de la Fed. Podría ser terrible para los bonos.

La última vez que la Fed se volvió agresiva con las alzas de las tasas debido a la inflación, en 1994, los bonos se desplomaron, y algunos cayeron más del 25%.

Nadie sabe con certeza si la inflación se acelerará. Pero el plan de Trump de aplicar un estímulo fiscal a una economía que está en pleno empleo podría encenderlo, ya que las empresas podrían verse obligadas a pagar mucho más por los trabajadores y pasar parte de ese gasto a los clientes.

Calendario: Es difícil de predecir, pero las actitudes de los inversores pueden cambiar rápidamente, por lo que las preocupaciones sobre la inflación podrían surgir en cualquier momento este año.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis