telegramyoutube
Así ha exacerbado el carry trade la crisis financiera
Página principal Finanzas, EE. UU., Educación para trading
Tema de actualidad
16 Febrero
1996 1k

El carry trade es una estrategia en la que las instituciones piden préstamos en países con tasas de interés bajas como Japón y luego los convierten en divisas de países con altas tasas de interés como Brasil – generalmente a través de la compra de bonos denominados en esas monedas – obteniendo un beneficio de la diferencia entre las dos tasas.

El crecimiento de este tipo de actividad financiera fue una consecuencia del aumento de la globalización que condujo a la libre circulación de capitales entre países, y a la capacidad de formar contratos financieros que abarcaban varios países simultáneamente.

En los años precedentes a 2007, el yen se depreció significativamente debido a la salida de capital de Japón, que redujo el valor de las deudas de las instituciones financieras para los bancos japoneses. Al invertir dinero en otros países con altas tasas de interés, los operadores pudieron obtener importantes ingresos.

Incluso hasta el día de hoy, se sabe que los operadores explotan entornos de tasas de interés bajas y diferenciales de tasas de interés entre países a través de la inversión en el carry trade, lo que en parte ha llevado al dólar estadounidense a dispararse frente a las monedas de los mercados emergentes.

El carry trade y la crisis financiera

La estrategia del carry trade fue originalmente muy rentable, pero su éxito a menudo dependía del movimiento de los tipos de cambio. Mientras el yen se estaba depreciando, los inversores obtuvieron beneficios enormes. Por lo tanto, el desarrollo de la estrategia de carry trade intensificó el impacto de la crisis financiera en los mercados emergentes.

Esta estrategia se desmoronó tras los rescates de instituciones como Bear Stearns y el colapso de Lehman Brothers en 2008. A Lehman Brothers se le permitió ir a la quiebra sin una protección completa para sus acreedores o aquellos con quienes tenía contratos financieros. Esto significaba que había cierto pánico en el sistema a escala global. La confianza se redujo drásticamente y las instituciones financieras en Japón ya no estuvieron dispuestas a seguir concediendo préstamos para el carry trade.

En consecuencia, dejaron de proporcionar tanto crédito a los operadores locales y extranjeros, lo que significa que el valor del yen aumentó considerablemente ya que ya no había más salida de capital. Asimismo, las deudas de los fondos de cobertura a las instituciones japonesas de repente se volvieron mucho más caras, debido a la tasa de cambio, que dañó su capacidad de reembolso.

¿Qué ocurrió?

Hubo una ola de incumplimientos y bancos en países como Islandia y Brasil, que estaban al borde de la insolvencia financiera debido a las enormes pérdidas enfrentadas en sus préstamos. En cualquier caso, los operadores se vieron obligados a retirar dinero de países que originalmente tenían altas tasas de interés como Brasil e Islandia con el fin de pagar una parte de sus deudas, lo que significa que sus valores monetarios se debilitaron de forma significativa.

Esta crisis se vio agravada por el hecho de que los fondos de cobertura que habían obtenido préstamos en una moneda y prestado en otra, sufrían ahora enormes pérdidas. Tales efectos sugieren que el carry trade fue parcialmente responsable de hacer de la crisis financiera de 2007 una multinacional en lugar de limitarse simplemente a los bancos estadounidenses.

Lidiando con la fuga de capital

Desde entonces, los gobiernos y los bancos centrales han implementado controles de capital para reducir las salidas de divisas a corto plazo. Esto puede resultar en una grave devaluación de la moneda después de un choque económico exógeno, que también afecta a la confianza del mercado. Islandia, por ejemplo, introdujo controles para evitar que los inversores, que habían acumulado grandes posiciones en activos islandeses, limitando así la transferencia de activos en otras monedas y la posible fuga de capitales.

Se informó de que incluso aquellos que salen de Islandia para ir de vacaciones o estudiar en el extranjero tenían que presentar documentos de viaje a los bancos y someterse a un examen estricto antes de convertir la corona islandesa a una moneda extranjera. Aunque la mayoría de los controles de capital han sido eliminados para facilitarle las cosas al público, los bancos de Islandia siguen sin poder mover capital libremente fuera del país.

El caso de China

Aunque no están estrictamente relacionados con el carry trade, los controles de capital de China también han ayudado a evitar que los inversores retiren enormes cantidades de dinero del país cuando caen las expectativas del mercado de las tasas de interés y el crecimiento económico: a sus residentes solo se les permite cambiar hasta 50.000 $ al año.

Sin embargo, muchos empresarios utilizan métodos ilícitos para transferir monedas fuera del país, y el cambio ilegal de dinero se ha convertido en una enorme ‘economía sumergida’ en China y sus alrededores. Este es otro ejemplo que demuestra que, si bien las autoridades pueden intentar evitar la fuga de capitales y el carry trade, no siempre está garantizado que se obtengan los resultados deseados.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar