Cómo la Reserva Federal de EE. UU. va a cambiar la economía mundial
Joshua Roberts/Reuters
Página principal Finanzas

5 consecuencias mundiales de la subida de los tipos de interés en EE. UU.

Todavía queda por llegar más inflación, impagos, y tal vez una guerra comercial entre EE. UU. y Europa

Si la Reserva Federal aumenta los tipos de interés la próxima semana, esta se convertirá en la tercera alza en este ciclo.

Una subida de los tipos no parecía demasiado extraña. Una segunda se parecía más a una normalización. Pero, ¿y una tercera? Parece que nos encontramos ante un ciclo de subidas.

Ahora parece casi seguro que la semana que viene la Reserva Federal elevará los tipos de interés por tercera vez, lo que se convertirá en el primer paso para que el precio del dinero vuelva al rango de entre el 3% y el 4%.

Será EE. UU. quien tome esta decisión. Sin embargo, los tipos de interés también afectan al resto de economías del mundo.

Entonces, ¿hasta qué punto afectarán las subidas de los tipos de la Fed al resto del mundo? Supondrá el final del dinero barato, la inflación comenzará a subir de nuevo, las tasas de los ahorros empezarán a aumentar, los presupuestos públicos se verán sometidos a una gran presión, y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y Europa explotarán mientras el euro empieza a perder valor.

Los operadores creen que hay un 50% de posibilidades de que la Reserva Federal suba los tipos en su reunión de la próxima semana. No es seguro 100%, pero es una posibilidad real. La economía está creciendo a buen ritmo, el mercado de valores está disfrutando de una buena situación, y ha logrado sobrevivir (al menos hasta ahora) a la elección de uno de los presidentes más extraños en la historia del país. Ya parece que la Fed no tiene que hacer frente a ninguna otra situación de emergencia, así que no tiene sentido mantener los tipos de emergencia.

Es posible que se produzca un aumento constante de los tipos hasta que el precio del dinero vuelva a situarse en el rango del 3%-4%. Entonces, ¿cómo afectará esto al resto del mundo? Estas son 5 situaciones a las que debemos prestar atención.

1. El final del dinero barato

La tasa de la Fed sigue siendo la más importante del mundo, el punto de referencia del resto de activos financieros. Si esta recupera sus niveles normales, entonces los precios también empezarán a cambiar. Sin embargo, es cierto que los problemas de Japón y los tipos de la zona euro podrían permanecer bajos durante más tiempo en esas dos regiones.

Sin embargo, los bancos centrales de muchos otros países empezarán a subir los tipos casi con total seguridad. El Reino Unido, y, probablemente, Suiza, Suecia y Noruega en el momento oportuno, así como Canadá y Australia, seguirán el ejemplo de EE. UU. Y lo que es incluso más importante, el precio de la deuda corporativa también subirá.

2. Subida de la inflación

Al contrario de lo que todo el mundo esperaba, los tipos cercanos a cero han provocado deflación, no inflación. No existe ninguna razón por la que pueda pasar todo lo contrario.

A medida que el precio del dinero sube, la inflación, que se ha mantenido en unos niveles bajos durante años, empezará a subir de nuevo. Aunque esto podría ser bueno a corto plazo, si empieza a subir sin control, podría dar lugar a problemas bastante graves en el futuro.

3. El nivel de ahorros aumentará

Con un porcentaje del 0,25%, ¿qué sentido tenía meter dinero efectivo en los bancos? No mucho. Debido a la subida de los tipos de interés, que va a recuperar sus niveles normales, ingresar dinero en el banco empezará a tener sentido de nuevo, ya que los ahorros volverán a generar unos rendimientos razonables.

Por ejemplo, la tasa de ahorro del Reino Unido ha caído hasta el 5,5%, muy por debajo de su tasa a largo plazo del 8,4%, una situación muy parecida a la del resto de economías desarrolladas. El aumento de los ahorros será una gran noticia para el sector bancario y financiero, que se ha visto privado de fondos durante los últimos años. Sin embargo, no será tan bueno para todo el mundo: los préstamos peer-to-peer, que se habían disparado durante el periodo de tipos bajos, se verán afectados negativamente.

4. Los presupuestos de los gobiernos se verán afectados por una gran presión

Después de la crisis, el déficit presupuestario alcanzó niveles insospechados, y los coeficientes de endeudamiento se dispararon. Sin embargo, esto no parecía un problema debido a que el coste de la deuda era muy bajo. Por ejemplo, la relación entre la deuda y el PIB del Reino Unido alcanzó el 81% - su nivel más alto en tiempo de paz. En este caso, debe pagar unos intereses de 43 millones de libras, lo que representa el 3% del PIB y el 8% de los gastos del gobierno.

La vuelta de los tipos normales afectará a la deuda. El gasto en el Reino Unido podría aumentar hasta el 16% o incluso más. ¿Cuál es la solución? Los gobiernos buscarán nuevas formas de evitar pagar - por ejemplo, obligando a los bancos centrales a cancelar su deuda, y, si es necesario, comprar más.

5. Una guerra comercial entre EE. UU. y Europa

El valor del dólar va a subir inevitablemente, especialmente frente al euro. Después de todo, ¿por qué alguien querría tener tasas de interés cero o negativas, especialmente en un momento en el que los políticos populistas están amenazando con acabar con la moneda, cuando podrían estar ganando un 4% en EE. UU.?

Un euro más débil, probablemente por debajo de la paridad con el dólar, disparará el superávit comercial de la UE. Ya era bastante alto en un principio - en 2016, la UE registró un superávit de 115.000 millones € con Estados Unidos, según Eurostat. A finales de 2018, este podría llegar a descontrolarse. A Donald Trump no le gustará demasiado, entre otras cosas porque afectará negativamente a los trabajos de fabricación que ha prometido proteger. Seguro que encuentra alguna forma de solucionarlo.

Los tipos cercanos a cero han sido el factor más importante de la economía mundial durante la última década. Han cambiado la forma de poner precio a los activos, determinado las tasas de ahorro, permitido a los gobiernos pedir prestadas grandes cantidades de dinero con pocas consecuencias, y han cambiado los patrones de comercio de todo el mundo.

A partir de la próxima semana, los tipos empezarán a normalizarse. Pasará bastante tiempo antes de que alcancen los niveles normales - dos o tres años por lo menos. Sin embargo, una vez allí, la economía mundial será muy diferente.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis