Los 7 mitos más generalizados sobre las personas ricas
Página principal Finanzas, Crecimiento personal, Finanzas personales

Nos gusta pensar que todos los ricos son villanos. Y a veces lo son. Creemos que siempre lo tienen fácil. Y en cierto sentido, es así. Sin embargo, el cuadro completo tiene más matices.

Son codiciosos, sin escrúpulos, y llegan al poder gracias principalmente a la buena cuna en la que han nacido. Al menos, esa es la historia que tenemos en nuestra cabeza cuando pensamos en la gente rica. A raíz de la ascensión de un millonario a la Casa Blanca por primera vez, y con la creciente brecha entre los que tienen y los que no tienen en EE. UU., para la gente es fácil aceptar incondicionalmente tales mitos.

Pero la vida es mucho más complicada que eso. Aunque nos gusta ver las cosas en blanco y negro, la verdad es a menudo gris. En esa línea, aquí tienes siete de los mitos más generalizados sobre la gente rica, y lo que los estudios tienen que decir al respecto.

1. Viven en casas enormes y conducen coches caros

El ex columnista de Motley Fool Morgan Housel escribió una vez sobre su experiencia como aparcacoches en un lujoso hotel de L.A. Esto es lo que aprendió:

“Cuando conoces a alguien que posee un automóvil de 100.000 dólares, solo sabes una cosa acerca de su riqueza: que tienen 100.000 dólares menos en el banco, o 100.000 dólares más de deuda, que antes de comprar el coche”.

Aunque siempre habrá excepciones a la regla, lo que Housel quiere decir es que si alguien parece rico, probablemente no le vaya tan bien como piensas. Esta teoría está apoyada por los hallazgos en el famoso libro de 1996 “El millonario de la puerta de al lado”. Los autores descubrieron que la mayoría de los hogares con un patrimonio neto de más de 1 millón de dólares vivían en barrios de clase media y evitaban las compras que resaltaban su estatus.

2. Las personas ricas son más felices porque son ricas

De hecho, algunos estudios indican que los ricos son más felices que los que no son ricos. Pero hay una montaña de investigación que demuestra que el aumento de los ingresos solo nos hace más felices hasta cierto punto. Una vez que tienes suficientes ingresos disponibles para cubrir tus necesidades y hacer las cosas que generalmente disfrutas haciendo sin preocuparte por tus finanzas, aumentar los ingresos no mejora tu bienestar emocional.

De no tener nada a millonarios: 6 ejemplos de éxito
De no tener nada a millonarios: 6 ejemplos de éxito

Entonces, ¿por qué son más felices los ricos? A menudo se debe a que han experimentado mucho éxito en sus campos, o porque tienen mayor libertad de tiempo. Como han demostrado estudios de jubilados, la abundancia de tiempo conduce a niveles altos de satisfacción y registran niveles bajos de ansiedad. Los ricos llegan a ese punto antes que la mayoría.

3. Obtienen su riqueza gracias a una herencia

Según Wealth-X, así es como los 2.170 multimillonarios del mundo obtuvieron su fortuna:

  • El 60% obtuvo fortuna por cuenta propia
  • Un 20% fue una combinación de trabajo y herencia
  • Un 20% fue puramente resultado de una herencia

Nadie está discutiendo que venir de una familia rica no ayuda. Pero la próxima vez que conozcas a una persona súper rica, lo más probable es que esa persona haya adquirido ese dinero trabajando duro, no gracias a un tesoro que le haya caído del cielo.

4. Los banqueros de inversión constituyen la gran mayoría de los ricos

Es cierto que los banqueros de inversión, los gestores de fondos de cobertura, los donantes de capital privado y los capitalistas de riesgo constituyen una cantidad desproporcionada de personas con una fortuna neta muy alta. Pero a final de cuentas, apenas representan al 19% de aquellos con valores netos de 30 millones de dólares o más. Eso significa que el otro 81% de esta población obtiene el dinero de otras industrias.

Las 10 historias más insólitas y sorprendentes sobre el éxito
Las 10 historias más insólitas y sorprendentes sobre el éxito

5. La mayoría de la gente rica fue a las universidades de la Ivy League

Una vez más, es cierto que los antiguos alumnos de la Ivy League constituyen una fracción desproporcionada de los que poseen una fortuna de más de 30 millones de dólares. Si enumeramos las universidades globales en las que estudian el número más alto de millonarios, 6 de los 10 primeros provienen de ese grupo de élite formado por ocho universidades.

Sin embargo, los licenciados en la Ivy League representan solo el 3,5% de la población mundial de individuos con patrimonios netos ultra altos. En otras palabras, el 96,5% de los multimillonarios no fueron a una universidad de la Ivy League. Aún más sorprendente: un 13,6% de ellos ni siquiera poseen títulos universitarios.

6. Las personas ricas no trabajan tan duro por su dinero

Thomas Corely pasó cinco años investigando los hábitos de los ricos. Lo que descubrió le sorprendió. Considera la diferencia observada en los comportamientos de aquellos que eran ricos – que él definió como una familia con ingresos de más de 160.000 dólares al año y un patrimonio neto de más de 3,2 millones de dólares – y aquellos que eran pobres – o ganaban menos de 35.000 dólares al año y poseían un patrimonio neto inferior a 5.000 dólares.

  • El 86% de los ricos que tenían un trabajo a tiempo completo trabajaban 50 horas o más por semana, frente al 57% de los pobres que tenían trabajos a tiempo completo.
  • El 65% de los ricos dedicaban esas horas porque tenían tres fuentes de ingresos. Solo el 6% de los pobres tenía más de una fuente de ingresos.
  • El 67% de los ricos veían menos de una hora de televisión al día, mientras que el 77% de los pobres veía más de una hora al día.

Una vez más, la correlación no significa necesariamente causalidad. Pero es difícil argumentar que los ricos no trabajan para mantenerse.

7. La gente rica nunca va a la quiebra

Esto vuelve al primer mito. Hay una dura realidad que ninguna persona rica puede evitar: si gastas más de lo que traes a casa, al final irás a la quiebra – y esto también se aplica a las inversiones de riesgo. Es por eso que José Canseco, Mike Tyson, Mark Twain e incluso empresarios de éxito como Walt Disney, Henry Ford y – sí, a través de sus casinos – el presidente Donald Trump se han declarado en bancarrota.

Como se decía al comienzo del artículo, nos gusta ver el mundo en blanco y negro. Pero la realidad es a menudo gris – lo que significa que muchos de los mitos a los que nos aferramos al pensar en la gente rica son solo eso: mitos.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis