telegramyoutube
Acciones ordinarias y preferentes: ¿Cuál es la diferencia?
Página principal Finanzas, Educación para trading
Tema de actualidad
19 Abril
3053 3k

Cuando una empresa quiere recaudar dinero atrayendo inversores, puede hacerlo mediante la emisión de acciones de dos tipos: acciones ordinarias o acciones preferentes. Ambos tipos de acciones pueden venderse en las diversas bolsas de valores.

Tanto las acciones ordinarias como las preferentes son inversiones que valen la pena, pero dependiendo de sus necesidades, una clase de acciones puede que sea una mejor opción para usted que la otra. Entender lo que cada clase de acciones tiene que ofrecer puede permitirle elegir la que tiene más posibilidades de cumplir con sus prioridades más altas.

¿Qué es una acción ordinaria?

Las acciones ordinarias son lo que la mayoría de la gente piensa cuando escuchan la palabra “acción”. Las acciones ordinarias permiten a sus titulares obtener beneficios mediante el aumento de los precios de las acciones y el pago de dividendos. Los propietarios de acciones ordinarias también pueden votar sobre asuntos corporativos, como la elección de nuevos directores para la junta corporativa. Sin embargo, si la empresa termina en bancarrota, estos accionistas son los últimos en la lista en recuperar su dinero – después de los acreedores regulares, los titulares de bonos, y los de acciones preferentes.

Si posee acciones ordinarias y la empresa va a la quiebra, es poco probable que recupere su dinero.

¿Qué es una acción preferente?

Estas acciones también representan la posesión de una parte de la compañía, pero funciona de una forma algo diferente a la acción común. Las acciones preferentes pagan un dividendo predeterminado, mientras que los dividendos pagados a los titulares de acciones ordinarias tienden a variar dependiendo del capital de la empresa.

Los dividendos de las acciones preferentes suelen ser mayores que los de las acciones ordinarias o los bonos de la empresa. Los titulares de acciones preferentes no pueden votar en asuntos de la compañía, y si los activos de una empresa se liquidan, pueden canjear sus acciones antes de que lo hagan los titulares de acciones ordinarias, ofreciéndoles una mejor oportunidad de recuperar al menos parte de su dinero.

Ventajas e inconvenientes

Las acciones preferentes generalmente pagan un dividendo más alto que las acciones ordinarias, pero en ciertas circunstancias esto puede cambiar. Debido a que los dividendos de acciones preferentes se fijan en el momento en que se emite la acción, si la compañía decide emitir un dividendo más grande de lo que había planeado originalmente, los dividendos de las acciones ordinarias subirán (y pueden subir por encima de los de las acciones preferentes), pero los dividendos sobre acciones preferentes no.

De alguna manera, la acción preferente es como un cruce entre un bono y una acción ordinaria. Sus accionistas obtienen lo mejor de ambos tipos de inversiones, pero al mismo tiempo sufren ciertos inconvenientes. La acción preferente es típicamente mucho más volátil que un bono – de hecho, puede ser casi tan volátil como la acción ordinaria, aunque sus dividendos fijos le dan un poco más de estabilidad.

Además, las acciones preferentes, como los bonos, son a veces recurrentes, lo que significa que la corporación tiene el derecho de comprar de nuevo esas acciones a un precio fijo en el momento que decida.

Los derechos de voto de los que disfrutan los titulares de acciones ordinarias son generalmente de poco beneficio a menos que posea un porcentaje significativo de las acciones de la compañía. Mientras que los dividendos son típicamente más bajos que los pagados por las acciones preferentes, el valor de las acciones ordinarias tiende a aumentar más rápidamente que el valor de las acciones preferentes cuando la empresa prospera (y caen más rápido cuando la empresa se enfrenta a problemas).

¿Cuál es mejor?

Para la mayoría de los inversores, las acciones ordinarias son la mejor opción. Es un poco más arriesgada que la acción preferente, pero normalmente mostrará un rendimiento ligeramente superior también.

Si desea disfrutar de los rendimientos potencialmente altos de una inversión en acciones, pero también desea minimizar la volatilidad de su inversión o su exposición al riesgo específico de la compañía, las acciones preferentes podrían ser una mejor opción. Esta acción puede que también sea mejor si está buscando una fuente de ingresos de la que pueda depender, ya que los dividendos pagados en dicha acción son fijos.

Independientemente del tipo de acción que elija, asegúrese de que se trata de una inversión con la que se sentirá cómodo a largo plazo.

¿Quiere saber más acerca de los mercados financieros? Visite la sección Academia de Insider.pro

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar