SoftBank le roba a Uber su última esperanza
Página principal Finanzas, China, Uber

Le explicamos por qué SoftBank está tan interesado en el servicio de transporte de pasajeros más grande de China.

Menos de un año después de recaudar casi 3.000 millones de dólares, el gigante chino Didi Chuxing está a punto de sumar otros 5.000 millones de dólares o más a sus fondos, según Lulu Chen y Peter Elstrom de Bloomberg.

Chen ya predijo esta recaudación de fondos hace un mes cuando escribió que SoftBank lideraría el acuerdo, que en ese momento estaba siendo considerado por la compañía de transporte de viajeros más grande de China.

El fundador de SoftBank, Masayoshi Son, de 59 años de edad, animó al director ejecutivo de Didi, Cheng Wei, a recaudar más capital para así poder llevar a cabo todos sus planes, según informó Chen el miércoles.

Son es un vendedor experto y parece que lo ha vuelto a conseguir. Esto no debería sorprendernos: se trata de un hombre que ha sido capaz de convencer al gobierno de Arabia Saudí para invertir 45.000 millones en su SoftBank Vision Fund.

SoftBank también planea liderar una ronda de financiación de 1.500 millones de dólares para Grab, el servicio de transporte de pasajeros de Singapur en el que ya ha invertido con anterioridad.

Las cosas no le han ido nada bien a Travis Kalanick. Después de verse obligado a abandonar China, estaba dispuesto a vencer a Lyft Inc. en EE. UU., pero lo único que ha conseguido ha sido poner en peligro los valores de la empresa así como su propio liderazgo al cometer casi todos los errores que podría haber cometido.

Mientras tanto, Didi se ha mantenido en silencio forjando amistades y firmando acuerdos de cooperación por todo el mundo bajo el liderazgo de Cheng, exvendedor de Alibaba Group (NYSE: Alibaba Group Holding [BABA]), y del presidente Jean Liu, exempleado de Goldman Sachs Group (NYSE: Goldman Sachs Group [GS]). Su último logro ha sido un acuerdo para incorporar el acceso a la empresa china de alquiler de bicicletas Ofo Inc. directamente a través de la aplicación de Didi.

Claramente, Masa es un fan del enfoque colaborativo, totalmente opuesto al estilo combativo de Uber. Esa es la razón por la que quiere asegurarse de que la empresa china esté lista para la siguiente batalla, que probablemente incluirá la expansión global y los coches sin conductor, y seguramente obligará a Didi a enfrentarse a Uber una vez más.

El hecho de que Didi necesitara este efectivo sería una mala señal, especialmente si tenemos en cuenta que sus beneficios están asegurados después de la salida de Uber de China. Y esas preocupaciones no se han disipado.

Uber vs. Didi: Comienza la guerra por América Latina
Uber vs. Didi: Comienza la guerra por América Latina

Pero la situación es más difícil incluso para Uber. La empresa, que actualmente no es rentable, sigue enzarzada en una batalla con Lyft. Y puesto que la estrategia de confrontación de Kalanick es más cara que el método cooperativo de Didi, este seguirá necesitando financiación de fondos de capital de riesgo, que se preguntan cuánto tiempo pasará antes de que la empresa se vea obligada a salir a Bolsa para asegurar sus beneficios.

Didi, por otro lado, disfruta del patrocinio de un hombre con un talonario de cheques de 100.000 millones de dólares y una visión a largo plazo. No parece una pelea justa.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis