Reconocimiento o dinero: ¿Qué elegirá Apple?
Stephen Lam/Reuters
Página principal Finanzas, Apple, Gadgets, Amazon

¿Cuál es el problema de la estrategia financiera de la empresa de Tim Cook?

Resulta muy extraño que el fabricante de dispositivos más venerado de la industria tecnológica, Apple (NASDAQ: Apple [AAPL]), presentara ayer lunes su propia versión de un gadget introducido por una empresa con menor importancia en la fabricación de dispositivos de ese tipo como Amazon (NASDAQ: Amazon.com [AMZN]).

Esta situación habría parecido impensable a finales de 2014, cuando el minorista online presentó por primera vez un altavoz que incorporaba un ayudante digital activado por voz. Sin embargo, aquí estamos. Apple ha lanzado su propia versión bajo el nombre de HomePod que funciona con Siri.

Seguramente el HomePod será fantástico, por lo menos para escuchar música. Apple parece tener como objetivo fabricar el mejor altavoz del mercado, sobre todo para las personas que utilizan el servicio Apple Music de la empresa.

No sorprende el hecho de que los ejecutivos de Apple no hayan empleado demasiado tiempo anunciando cómo HomePod funcionará con Siri, que todavía no sirve para mucho más que guardar recordatorios. Los servicios de música digital de empresas externas - presumiblemente incluyendo Spotify y Pandora - no parecen ser accesibles directamente a través del nuevo altavoz de Apple.

Y, aunque esto resulte incluso más extraño, la enormemente rentable Apple debería intentar imitar un poco a Amazon en lo que respecta a la estrategia financiera de su negocio de hardware.

Lo más probable es que las ventas de altavoces para el hogar y otros dispositivos tanto de Amazon como de la empresa matriz de Google, Alphabet (NASDAQ: Alphabet Class C [GOOG]), generen pérdidas o unos beneficios muy ajustados. Estas dos empresas no están intentando ganar dinero directamente a través de la venta de teléfonos, tablets, lectores electrónicos y dispositivos de streaming web de 40 $.

Estos dispositivos son una puerta de entrada a otras oportunidades. Las personas que poseen un Kindle de Amazon o un Google Chromecast son más propensas a seguir utilizando otras tecnologías de estas empresas o, en el caso de Amazon, de llenar sus carritos de la compra digitales con más frecuencia.

Apple, sin embargo, no vende sus productos primarios con pérdidas. La empresa en su conjunto ha registrado unos beneficios de alrededor del 38-40% durante años. Es muy probable que los iPhones estén generando un margen bruto más bajo debido al aumento de los precios de los componentes y a la feroz competencia, pero ha conseguido compensar esta disminución de los ingresos de hardware a través de las comisiones que cobra por ciertas aplicaciones y las suscripciones a Apple Music.

Los inversores siguen de cerca los márgenes de Apple, y Apple ha optimizado su negocio para seguir consiguiendo los márgenes brutos a los que está acostumbrado.

Apple dijo ayer lunes que el HomePod tendrá un precio de 349 $. No está claro si Apple conseguirá beneficios cuando el dispositivo llegue oficialmente al mercado a finales de este año.

Es más caro que el altavoz activado por voz de Google, 129 $, y el altavoz Amazon Echo, 180 $. Es probable que la diferencia de precio no sea un problema para las personas acostumbradas a comprar los productos de Apple.

Sin embargo, Apple debería ofrecer más productos con unos precios más asequibles.

El hecho de que Apple desee cumplir sus objetivos de beneficios a rajatabla puede obstaculizar el desarrollo de nuevos productos y su intento por convertirse en algo más que una empresa de hardware, a pesar de que Apple genera el 88% de sus ventas anuales a través de iPhones, ordenadores, iPads, auriculares y otro tipo de hardware.

Si Apple quiere ser algo más que una empresa de hardware, tendrá que dejar de lado sus ambiciosos objetivos de beneficios.

Imagínese lo que Apple podría hacer si no le importara perder dinero en un producto como un altavoz para el hogar o posibles productos futuros como un coche de Apple o unas gafas que mezclen el mundo virtual con la realidad como Pokémon Go.

Si Apple quiere conseguir más suscriptores para su servicio de música en streaming, vender el nuevo HomePod a un precio más bajo, aunque esto le genere ciertas pérdidas, no sería una mala idea.

Ya hay indicios de que el interés de Apple por el margen bruto está impidiendo evolucionar a la empresa. Mark Gurman de Bloomberg News escribió a principios de este año que la empresa no ha seguido desarrollando determinadas características de la Apple TV que habrían proporcionado al producto una mayor calidad de streaming de vídeo y un controlador de videojuegos simplemente porque quiere ahorrar. Intentar mantener un buen margen es una buena decisión, pero parece ir en contra de la estrategia del resto de empresas tecnológicas, que están invirtiendo en nuevos productos para así asegurarse una posición de liderazgo en el futuro.

Las envidiables ganancias de Apple son uno de los aspectos más sorprendentes de la empresa. Sin embargo, estos mismos beneficios se han convertido en un obstáculo. Con el fin de asegurar el futuro de la compañía, puede que Apple tenga que dejar de lado su protección de los márgenes por mucho que le duela.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis