¿Por qué el mercado energético va a sobrevivir al bloqueo de Qatar?
Página principal Finanzas

El estratega de petróleo para Bloomberg First Word, Julian Lee, explica qué es aquello que impide a los países árabes realizar un verdadero bloqueo contra las exportaciones de Qatar.

El bloqueo contra Qatar sin duda está creando dificultades para los ciudadanos en el pequeño emirato del Golfo Pérsico. Pero su aislamiento está lejos de estar completo, y está claro de que las conexiones que existen entre Qatar y sus intranquilos vecinos no son tan fáciles de destruir. Y, parece que los mercados energéticos pueden sobrevivir a la política.

Los gobernantes de Qatar construyeron la independencia del país a base de exportaciones de hidrocarburos – particularmente gas natural – y los flujos de estos productos se han visto amenazados por las restricciones impuestas por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto.

La naturaleza precisa de estas restricciones está lejos de ser clara. Algunas autoridades de Arabia Saudí y EAU dicen que cualquier buque que viaje hacia o desde Qatar no puede entrar en sus puertos. Más recientemente, la Autoridad Federal de Transporte de EAU limitó la prohibición a aquellos barcos que son propiedad de Qatar o navegan bajo su bandera, y a la carga o descarga de buques que comercian con Qatar.

Hay evidencia de que las prohibiciones de los puertos saudíes, emiratíes y bahreiníes a los barcos que también van a Qatar están afectando las exportaciones de petróleo y gas del país. Qatar tiene que ofrecer descuentos a los compradores, para compensar el aumento de los costes de envío.

El petróleo del país Al-Shaheen recientemente se cotizó en 70 a 90 centavos por barril, por debajo del punto de referencia regional de Dubái, en comparación con un descuento promedio de 25 centavos el mes pasado. Los operadores esperan que la brecha se amplíe aún más debido a la incertidumbre sobre si los buques que cargan crudo Qatarí podrán llamar a otras terminales de exportación en la región, según una encuesta de Bloomberg.

La situación ya ha causado daños. Los envíos observados de crudo y condensado desde Qatar bajaron un 20% en la primera mitad de junio, en comparación con el promedio de mayo, según Bloomberg. No podemos sacar demasiadas conclusiones basándonos en las cifras de dos semanas, ya que un envío puede tener un gran impacto en las cifras promedias diarias, pero la tendencia parece establecida.

Aún así, es demasiado pronto para decir que el país está avanzando inevitablemente hacía el estancamiento. Los buques siguen recibiendo carga de Arabia Saudí y EAU, después de cargar en Qatar, tal como estaban antes de la prohibición. Desde el 5 de junio, cuando se impusieron las restricciones, 13 petroleros han cargado petróleo crudo o condensado del país. Todos excepto cuatro de ellos también transportaron la carga a Arabia Saudí, EAU o ambos. La barrera impuesta entre los dos países y Qatar es aún permeable, y podría permanecer así.

Para Europa, la preocupación era que Egipto pudiera negar el paso a través del canal de Suez a las barcos que llevaran el gas natural licuado de Qatar. Eso es solo una preocupación. Los buques cargados con gas natural licuado qatarí todavía lo utilizan, aunque menos que antes de que estallara la crisis. Dos portadores de GNL destinados al Reino Unido cambiaron el rumbo para tomar la ruta más larga alrededor de África, en lugar de atravesar el canal, pero no está claro si ha sido por razones comerciales o por miedo a ser rechazado.

Egipto sigue recibiendo GNL qatarí, pero nuevamente aquí el ritmo parece haber disminuido, con solo un tanque descargando en el terminal Ain Sukhna del país en los 10 días posteriores al 5 de junio. Esto se compara con un promedio de uno cada cinco días durante mayo.

Las medidas adoptadas contra la navegación desde Qatar pueden considerarse ligeramente peores que un inconveniente. Una escalada podría aumentar el daño – y causar daños a los clientes que también tienen relaciones con Arabia Saudí y EAU.

Un bloqueo total puede conducir a mayores grados de tensión. Si comenzara a impedir, por ejemplo, que un importante refinador japonés o chino adquiriera los crudos que necesitan, la prohibición sería vista como un desestabilizador del mercado mundial del petróleo, y no como una medida para enfrentarse a un vecino obstinado. Por estas razones, la actual prohibición y la incertidumbre pueden venirle bien a los saudíes.

¿Qué pasa con el impacto en los precios del petróleo? La semana pasada, el mercado cayó por debajo de los niveles observados por última vez en noviembre, antes de que la OPEP acordara el recorte de la producción para reequilibrar el mercado y elevarlos a 60 dólares por barril.

Si creía que el aumento de la tensión política en el Medio Oriente y la amenaza de un bloqueo de unos 500.000 barriles por día de suministro en el mercado mundial harían subir los precios, vuelva a pensar en ello.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis