Mega Ad
¿Desea invertir en Europa? Hágalo en España
Página principal Finanzas, Unión Europea, España

¿Cómo se está recuperando la economía de España y qué significa esto para los inversores?

Las acciones españolas, debido a su fuerte exposición a los bancos, son un gran problema para los inversores europeos. Uno de los problemas de los inversores europeos es que hay muchas partes móviles: España es diferente a Italia y Alemania. Pero cuando el movimiento va en la dirección correcta, eso crea oportunidades. Las acciones españolas parecen una buena forma de aprovecharse de una eurozona más fuerte.

España se vio profundamente afectada por la crisis de la eurozona, ya que los bancos y el sector inmobiliario del país se desplomaron. El producto interior bruto español cayó casi un 10% desde su máximo anterior a la crisis y el desempleo se disparó hasta superar el 25% de la población activa.

Sin embargo, el cambio ha sido notable. La economía española está a punto de alcanzar un crecimiento del 3%. La balanza por cuenta corriente ha pasado de un déficit cercano al 10% del PIB anterior a la crisis a un superávit. España también ha experimentado un gran desapalancamiento, con una caída del crédito al sector no financiero de unos 50 puntos porcentuales del PIB desde 2010, según muestran los datos del Banco de Pagos Internacionales.

Las cosas deberían seguir mejorando. El PIB español acaba de recuperar su nivel anterior a la crisis. Y aunque el desempleo ha disminuido constantemente, este sigue siendo del 17,1%, lo que sugiere que las cosas todavía pueden mejorar mucho más.

La renta variable española ofrece una buena forma de apostar tanto por el crecimiento interno como por las tendencias dentro de Europa. En particular, las acciones bancarias figuran en gran medida en los índices IBEX 35 (INDEX: IBEX) y MSCI Spain, con este último disponible para los inversores a través del fondo cotizado en el fondo de intercambio iShares MSCI Spain Capped (ARCA: EWP), que también se presenta en una versión con cobertura de divisas.

El abandono gradual de la política monetaria súper relajada del Banco Central Europeo debería apoyar a los bancos conforme aumenta el rendimiento de los bonos; los pesos pesados Banco Santander (BM: SAN) y BBVA (BM: BBVA) deberían beneficiarse de esta situación. Además, existe un factor de riesgo de exposición al crecimiento potencial en otros lugares, particularmente en América Latina, aunque esto conlleva riesgos en torno a la política y la política comercial de Estados Unidos.

La renta variable española no es directamente barata - el IBEX 35 cotiza 13,9 veces sus ganancias futuras frente a las 14,8 veces del Euro Stoxx, según ha informado el Wall Street Journal haciendo referencia a FactSet.

Sin embargo, sigue resultando muy atractiva frente a los bonos de la eurozona, donde los rendimientos de la deuda pública y de las empresas siguen siendo realmente bajos. La subida de los bonos ha seguido su curso, pero la renta variable todavía puede subir mucho.

España corre un riesgo político debido al reto independentista de Cataluña. Pero el mercado está más preocupado por el potencial desestabilizador de la política en Italia, haciendo que España parezca una apuesta más tranquila para los inversores.

El mercado ha empezado a tomar conciencia de estos factores: las acciones españolas están ganando a sus pares franceses y alemanes este año y han aguantado mejor el tipo ante la subida del euro, pero están muy por debajo de su máximo de 2017. Con una Europa más fuerte de lo que parece desde hace algún tiempo, los inversores deberían plantearse seriamente la compra de acciones españolas.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis