Cómo invertir con 20 años
Página principal Finanzas

7 consejos de consejeros financieros que te ayudarán a no tener que preocuparte por tus ahorros y tu pensión.

Si rondas los 20, probablemente te encuentras disfrutando de la mayor libertad en tu vida. Quizás te has licenciado en la universidad y has pasado a la siguiente etapa de tu vida adulta.

Si todavía eres lo bastante joven como para ir de fiesta, pero sin embargo quieres sentar las bases del tipo de vida que deseas tener en el futuro, este es el momento de empezar a planearlo. Pero ¿cuándo y cómo debes comenzar?

Aquí te mostramos ocho consejos en materia de inversión procedentes de los asesores financieros líderes en el país.

1. Desata el poder del interés compuesto invirtiendo pronto

Cuando tienes 20 años es fácil pensar que tienes toda la vida por delante para planificar toda tu situación financiera. Es fácil que vivas 60 o 70 años más, ¿no es así? ¿Qué diferencia supondrá posponer la inversión durante un tiempo?

Desgraciadamente esperar puede suponer una diferencia abismal. El asesor financiero Mitchell Bloom de Bloom Financial, LLC ofrece este ejemplo para ilustrar lo que te puedes perder si esperas.

Supongamos que empiezas a invertir 300 dólares mensuales a los 20 años y no paras hasta que tienes 60. Si gestionaste un 8 por ciento de beneficio durante este periodo, tendrías más de un millón de dólares solo en esa cuenta. Ahora supongamos que esperaste hasta los 30 para empezar tu inversión. Cuando llegues a los 60 solo tendrás 440.445 dólares en tu cuenta. Esos diez primeros años que perdiste te habrán costado más de 550.000 dólares en beneficios – ¡aunque solo te saltaste 36.000 dólares y diez años de depósitos!

Esta es la magia del interés compuesto, un fenómeno que Albert Einstein elogió en una ocasión como la octava maravilla del mundo. El interés compuesto es el tipo de interés que se acumula cuando el que ganas con tus ahorros o inversiones empieza a calcularse sobre sí mismo.

2. Piensa en invertir como parte de un plan financiero más amplio

Aunque invertir pronto y a menudo pueda ayudar a alguien de 20 años a crear su fortuna, eso no significa que invertir sea la respuesta a cualquier problema. Según observa el asesor financiero de Seattle Josh Brein, lo mejor que puede hacer alguien es pensar en todos los aspectos de su salud financiera.

¿Necesitas devolver préstamos de estudiante? ¿La deuda de tus tarjetas de crédito no hace más que aumentar? ¿Tienes un hábito de gasto que no puedes contener? Brein resalta que si intentas abarcar demasiado económicamente y sobre todo, si tienes el hábito de gastar demasiado, invertir puede no ser la mejor opción. “No puedes invertir tú solo con deudas y malos hábitos en el gasto”.

Esta es la razón por la que Brein menciona que su mejor consejo para sus nuevos jóvenes clientes es que se preocupen menos por cuál será el próximo valor que despunte en las cotizaciones y más por sus hábitos de gasto, su deuda, sus ahorros y su presupuesto.

3. Piensa que el dinero es una herramienta

Si tienes 20 años y estás preparado para hacer fortuna, todo empieza por reconocer que el dinero que ganas no es más que una herramienta, comenta el asesor financiero Eric C. Jansen de AspenCross Wealth Management.

En lugar de creer que el dinero que ganas es la solución a tus problemas, piensa que es un medio con el que crear la vida que deseamos mediante elecciones inteligentes en el gasto, el ahorro y la inversión.

“La clave para poder vivir la vida que deseas es aprender a ser pronto un diligente ahorrador e inversor”, afirma Jansen. “Aunque ahora estás cambiando tu tiempo por dinero, en el futuro podrás usar tu dinero para conseguir el tiempo que destinarás a hacer las cosas realmente importan en la vida”.

Con el dinero que ganes, que sirve de herramienta y guía, Jansen sugiere dividir los objetivos en un grupo a corto plazo y otro a largo plazo, y elegir las inversiones que ayudarán a alcanzarlos. Para los objetivos a corto plazo como ahorrar para una vivienda, hay que pensar en inversiones conservadoras como certificados de depósitos bancarios, ahorros o fondos de mercado.

Para los objetivos a largo plazo como la jubilación y/o la independencia económica, seguramente habrá que ser más agresivo puesto que el tiempo está de tu lado a la hora de soportar las subidas y bajadas del mercado de valores, según menciona.

4. Aumenta tus ahorros con la edad

Los 20 años es un momento en el que hay demasiadas metas para las que ahorrar.

Seguramente querrás comprarte una casa, un coche nuevo, o viajar por el mundo – todo a la vez, pero también debes ahorrar para el futuro.

Este es el motivo por el que el asesor financiero Alex Whitehouse, de Whitehouse Wealth Management afirma que tu mejor apuesta es comenzar a invertir gradualmente y después ir aumentando a medida que te haces mayor. Esto te permitirá ahorrar para la jubilación a la vez que te permitirá también ahorrar para otras metas. “Empieza con solo el 1 por ciento de tus ingresos, después aumenta el porcentaje gradualmente en el 1 por ciento”, comenta Whitehouse.

Cuando llegues a los 30 estarás ahorrando el 10 por ciento de tus ingresos. A los 40 estarás ahorrando el 20 por ciento. Y si tienes un aumento anual, puede que ni notes la diferencia.

5. Ignora a los tienen más que tú

“No intentes imitar a los ricos… o a las Kardashian”, afirma el asesor financiero Jamie Pomeroy de FinancialGusto.com. "Instagram, Facebook, Twitter & Pinterest están llenos de imágenes e historias sobre las vidas inmaculadas de tus amigos y extraños. Desgraciadamente, el miedo a perderse cosas hace que la gente joven se esfuerce por tener lo mismo que los demás. Esto te lleva a gastar el dinero que no tienes, a acumular deuda y por supuesto a posponer “aburridas” responsabilidades como ahorrar e invertir para el futuro.

Tus amigos trotamundos pueden parecer tenerlo todo, pero hay muchas probabilidades de que sus lujosas vidas no incluyan grandes ahorros para la jubilación. ¿Sus viajes a Tailandia? Probablemente estén financiados con una tarjeta de crédito.

“Desintoniza las distracciones y armoniza con los sólidos consejos que te hacen encontrar el dinero para invertir en tu futuro”, afirma Pomeroy.

Por ejemplo, un buen consejo a nivel financiero a los 20 es simplemente comenzar con una cuenta Roth IRA (Plan de Jubilación Individual). “Si comienzas pronto a seguir estos consejos sobre inversión, pronto podrás permitirte viajar un día a Tailandia y pagarlo en metálico”.

6. Invierte en ti mismo

No importa lo que ocurra en el mercado de valores o con el precio del bitcoin, no hay ningún área de tu vida sobre la que tengas un control total. “En el número 1 se sitúa el total control de tus inversiones en ti mismo”, según el asesor financiero de Colorado Matthew Jackson de Solid Wealth Advisors.

Jackson sugiere invertir en tu crecimiento personal, profesional y económico de la forma que tú consideres. ¿Por qué? Porque invertir en tu ética profesional, en tu conjunto de habilidades o en tu riqueza de conocimiento puede ser la mejor inversión de tu vida.

“Lee todos los libros que puedas y asiste a conferencias que apoyen tu crecimiento”, aconseja Jackson. “Lo que es más importante, procura aplicar los mejores consejos a tu vida diaria. Pocas cosas pueden proporcionarte un aumento de salario o una nueva oportunidad más rápido que un alto desarrollo de tus competencias”.

Cuando inviertes en ti mismo, sencillamente no puedes perder. Si rondas los 20, todavía no es demasiado tarde para volver a estudiar, adquirir un título importante que pueda suponer un avance en tu carrera, o comenzar de nuevo en un sector industrial que siempre hayas admirado.

7. Automatiza tus inversiones y aprende a vivir con menos

No importa en qué fase económica te encuentres en tu viaje personal, uno de los mejores pasos que puedes dar es automatizar tus inversiones para que se cuiden a sí mismas. “Establecer un plan de ahorro automatizado ayudará a que tu situación te permita ahorrar todo de forma consistente, y puedas ser el primero en recibir el beneficio, sin tener que decidir entre adquirir tu gratificación más tarde o de forma inmediata”, comenta el asesor financiero Anthony T. Reynolds de Coretegic Capital.

Cuando todas las inversiones hayan sido automatizadas, es mucho más fácil aprender a vivir con menos. También es más fácil crear riqueza real cuando el ahorro y la inversión se convierten en una prioridad y no en algo secundario.

Si puedes adquirir el hábito de ahorrar y de invertir de forma automática a los 20, nunca más tendrás que preocuparte por el dinero ni por ahorrar para la jubilación.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis