¿Qué impuestos se pagan al invertir en Bolsa?
Página principal Finanzas, Educación para trading
Tema de actualidad
25 Octubre
171 171
Sergio Yuste Teruel
Responsable del blog GestiónPasiva y asesor financiero asociado de EFPA (European Financial Planning Association)

Sergio Yuste Teruel, responsable del blog GestiónPasiva y asesor financiero asociado de EFPA (European Financial Planning Association), nos habla sobre los impuestos que hay que pagar a la hora de invertir en Bolsa.

Antes de empezar a invertir en Bolsa, además de tener claro la rentabilidad que esperas obtener, el riesgo que deseas asumir y el coste que te va a suponer, también tienes que estar al tanto de los impuestos que tendrás que pagar. No puedes ignorarlos. Una de las mayores equivocaciones que puede cometer el inversor principiante es desconocer la fiscalidad en la inversión.

Y tranquilo, que tampoco es tan complicado.

En este artículo, te explico de manera resumida la fiscalidad de los diferentes productos de inversión, o por lo menos de los que más se utilizan para invertir en Bolsa. Son las acciones, los ETFs y los fondos de inversión. Todos tienen ciertas diferencias en cuanto a su fiscalidad que pueden hacer que el resultado final de una inversión varíe y mucho. Hay productos con los que pagarás muchos impuestos durante el camino y otros con los que puedes retrasar el pago.

Además, al final, también te doy algún consejo para demorar el máximo tiempo posible el pago de impuestos. Eso sí, de manera legal.

¿Qué impuestos hay que pagar por los beneficios obtenidos cuando se invierte en Bolsa?

Lo primero que tienes que tener claro es que invirtiendo en Bolsa con acciones, ETFs o fondos de inversión, solo se paga impuestos cuando se vende. Los impuestos se calculan en función de los beneficios y esto solo ocurrirá cuando se vende (cuando se vende a un precio superior al que se compró). Y mientras no se venda, da lo mismo lo que haya aumentado su valor, no hay que pagar nada.

Desde el año 2016, los beneficios obtenidos por operaciones de compraventa de acciones, ETFs y fondos de inversión, y hasta que el político de turno decida cambiarlo, tributan de la siguiente manera:

Por ejemplo, si un año compramos acciones por valor de 10.000 euros y al año siguiente vendemos por valor de 16.000 euros, tenemos un beneficio de 6.000 €. Como los 6.000 € de beneficios se encuentra en el primer tramo del 19%, tendríamos que pagar 1.140 € en impuestos (el 19%).

Las tasas impositivas de esta tabla se aplican de manera progresiva. Si en lugar de ganar 6.000 €, hemos ganado 8.000 €, a los primeros 6.000 € se le aplica el 19 % y a los 2.000 restantes el 21%.

¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos invirtiendo en Bolsa?

Los beneficios obtenidos por operaciones de compraventa en Bolsa tributan como ganancias patrimoniales dentro de las rentas del ahorro y se han de tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la Renta.

El momento de pago del impuesto depende de qué producto de inversión se utilice. Esto es lo que ocurre con los beneficios obtenidos invirtiendo con fondos de inversión y con los beneficios obtenidos invirtiendo con acciones y ETFs, que aunque para todos ellos se aplican las mismas tasas impositivas, el momento de pago del impuesto varía.

¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos invirtiendo con fondos de inversión?

Cuando se venden las participaciones de un fondo de inversión con beneficios, los impuestos se pagan en el momento. Hacienda siempre aplica una retención del 19%. Se da la misma situación que cuando se reciben los intereses generados por un depósito a plazo fijo o los generados por tener el dinero en una cuenta remunerada.

Cuando llega el momento de hacer la Declaración de la Renta, en caso de que ese 19% se haya quedado corto, el pago se ajusta con el % correspondiente en función de los restantes beneficios que se hayan conseguido con otras operaciones.

¿Cuándo se pagan los impuestos por los beneficios obtenidos invirtiendo con ETFs o acciones?

A pesar de que los ETFs están considerados como uno de los tipos de fondos de inversión que existen, los beneficios obtenidos por la compraventa ETFs tienen el mismo tratamiento que las acciones en cuanto al pago del impuesto.

Los impuestos por los beneficios conseguidos al vender acciones o participaciones de un ETF se pagan cuando se hace la declaración de la Renta. A diferencia de lo que ocurre con los fondos de inversión, no hay ningún tipo de retención.

Con acciones o ETFs, se puede dar el caso de vender con beneficios a principio de un año, y no pagar los impuestos correspondientes hasta casi un año y medio después, cuando llegue la época de hacer la declaración de la Renta.

¿Qué impuestos se pagan por el cobro de dividendos? ¿Y cuándo se pagan?

Los dividendos son un reparto de una parte del beneficio que hace la empresa a sus accionistas. Hoy en día los accionistas pueden recibirlos en dinero o en forma de nuevas acciones. Cuando se reciben en efectivo, los dividendos tributan como rendimientos del capital mobiliario dentro de las rentas del ahorro y se han de tener en cuenta a la hora de hacer la Declaración de la Renta.

Los beneficios obtenidos por el cobro de dividendos tributan de la siguiente manera:

Dependiendo del importe cobrado, los dividendos tributan entre el 19% y el 23%. Son los mismos tipos impositivos que se aplican a los beneficios obtenidos en operaciones de compraventa con acciones, ETFs y fondos de inversión.

En cuanto al pago, como en el caso de los fondos de inversión, el impuesto se paga en el momento de recibir los dividendos. Hacienda una aplica una retención del 19%. A la hora de hacer la declaración, se ajusta con el resto de ganancias obtenidas aplicando la tasa impositiva según el cuadro anterior.

Los dividendos, hasta hace un par de años, estaban exentos de tributar por un valor inferior a los 1.500 euros. Pero desde el 1 de enero de 2015, esta exención se ha eliminado y las rentas recibidas por dividendos tributan desde el primer euro que se recibe.

Concluyendo sobre el pago de impuestos al invertir en Bolsa

La fiscalidad de los productos de inversión siempre debes tenerla presente antes de tomar la decisión de invertir en Bolsa. Tanto o más como la rentabilidad que esperas obtener. Algunos de los productos ofrecen ciertas ventajas fiscales que los hacen más adecuados para invertir, un ejemplo son los fondos de inversión.

A día de hoy, la fiscalidad de todos los productos de inversión se mantiene en los mismos tramos que se vienen aplicando desde 2016. Los beneficios de hasta 6.000 € tributan por el 19%, entre 6.000 € y hasta 50.000 €, al 21%, y a partir de 50.000 €, al 23%. Lo que cambia de ciertos productos a otros es el momento del pago. El pago de los impuestos por los beneficios conseguidos invirtiendo con acciones y ETFs se hace con la declaración de la Renta, y el pago del impuesto por los beneficios conseguidos invirtiendo con fondos de inversión se hace en el momento de vender de las participaciones.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis