Por qué Tesla necesita a China más que China a Tesla
AP Photo/Ng Han Guan
Página principal Finanzas, China, Tesla
Tema de actualidad
2 Noviembre
2402 2k

Tesla ha presentado hoy su mayor pérdida trimestral de la historia. La razón se encuentra en el desarrollo de la producción del Model 3 y en el intento de cubrir la demanda del Model S y Model X. Sin embargo, existe la posibilidad de que Tesla mejore sus resultados y deje de asustar a los accionistas. China tiene la clave.

El 22 de octubre, Tesla (NASDAQ: TSLA) anunció un acuerdo histórico para fabricar automóviles en China, permitiendo así fabricar localmente e impulsar las ventas en el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo.

Se trata de un acuerdo histórico en varios aspectos. China ha otorgado a Tesla más autonomía que a otros productores extranjeros. Tesla es el primer fabricante de automóviles extranjero importante en establecer operaciones locales sin un socio local con una participación 50:50.

Es una concesión clave, ya que esta permite a Tesla ejercer un control más estricto sobre su propiedad intelectual y su proceso de producción verticalmente integrado. El fabricante estadounidense también se beneficiará al reducir los costes de producción de los coches vendidos en China y, aunque los detalles todavía no han sido desvelados, la empresa también podría disfrutar de exenciones fiscales y subvenciones similares a las que disfrutan los fabricantes chinos.

Una victoria simbólica para China

Atraer a Tesla es una victoria simbólica para el país asiático. China tiene la intención de liderar el mundo de los vehículos eléctricos en un esfuerzo por construir una sociedad más limpia y respetuosa con el medio ambiente. El momento de este anuncio, que tuvo lugar durante el 19º Congreso del Partido Comunista de China, refuerza los objetivos más amplios del Gobierno.

Sin embargo, una mirada más de cerca sugiere que Tesla necesita a China más de lo que China necesita a Tesla. Tal y como muestra el gráfico de IHS Markit del pronóstico para coches ligeros, China es un mercado esencial para los principales fabricantes de automóviles del mundo. China superó a Estados Unidos en 2009 como el mayor mercado automovilístico, y se espera que las ventas de automóviles en los mercados occidentales disminuyan, mientras que los mercados emergentes impulsarán el crecimiento mundial.

Gracias a su reciente cambio de prioridades medioambientales, China también se está convirtiendo en un actor importante en el mercado de los vehículos eléctricos. En 2016, China representó el 45% de todos los vehículos eléctricos recién matriculados en todo el mundo, con 336.000 nuevas matriculaciones en China frente a las 160.000 en Estados Unidos.

China también está construyendo una infraestructura de recarga de vehículos eléctricos que está preparando el mercado para un productor de gama alta como Tesla. En 2016, China poseía una cuota global del 44% de los puntos de recarga de vehículos eléctricos disponibles al público, incluyendo el 82% de los puntos de recarga rápida. La demanda de vehículos eléctricos ha crecido más rápido en China que en cualquier otro mercado mundial, con una cuota de compra de vehículos eléctricos que ha aumentado 3,6 veces entre 2014 y 2016. Ahora que las compras de vehículos eléctricos representa tan solo el 1,37% del mercado total de automóviles, el mercado chino de VE parece estar preparado para un mayor crecimiento.

Los fabricantes de coches eléctricos baratos superan a Tesla

A pesar de las condiciones de mercado aparentemente favorables, Tesla ha tenido poco éxito en China hasta ahora. Las subvenciones han impulsado la demanda de vehículos eléctricos, y el Gobierno chino ha pagado hasta un 50% del precio de compra de los coches eléctricos de producción nacional. Los vehículos eléctricos de gama baja son los más vendidos, y Tesla, que está obligada a pagar un 25% de impuestos de importación, se ha visto excluida del mercado. En 2016, Tesla solo poseía un 3% del mercado de los vehículos eléctricos en China.

Por detrás de las marcas premium extranjeras

El rendimiento mediocre de Tesla en China contrasta con el de otros fabricantes de automóviles internacionales. Al igual que en Occidente, los coches son un símbolo de estatus en China, y los consumidores prefieren marcas globales de prestigio.

Los coches extranjeros tienen una cuota de mercado del 60% en China, y las marcas extranjeras ocupan siete de los ocho primeros puestos de los coches vendidos en 2016. En China, las marcas premium han tenido un éxito especial.

Audi, BMW, Mercedes y Porsche venden entre un cuarto y un tercio de sus ventas globales totales en China, lo que supone un aumento medio del 10% durante los últimos cinco años. Además, Volkswagen vende ahora la mitad de su volumen global en China. Las experiencias de otras marcas extranjeras de automóviles sugieren que Tesla debería tener éxito en China si es capaz de reducir los costes de producción y los precios de los vehículos para así poder competir con el mercado local.

Lucha por la cuota de mercado mundial

Es en este contexto Tesla necesita a China más de lo que China necesita a Tesla. El mercado de vehículos eléctricos en China crecerá con o sin Tesla. Sin embargo, el acuerdo de Tesla con el Gobierno de Shanghái ha llegado en un momento muy oportuno y es de gran importancia.

A medida que el mercado de vehículos eléctricos despega en China, Tesla debe tener éxito en este mercado vital con el fin de mantener el liderazgo global.

Fabricar en China es necesario para reducir los costes de producción y así poder competir en precio con otras marcas. En última instancia, como estamos viendo en otros sectores, Tesla podría darse cuenta de que el talento a mantener su posición como líder innovador a nivel mundial.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis