Errores de un millón de dólares: cómo no negociar con criptomonedas
Rob Potter/Unsplash
Página principal Finanzas, Finanzas personales, Criptomonedas
Tema de actualidad
25 Febrero
16193 16k

A día de hoy Edward T. Giraffe es un trader de criptomonedas de éxito. Pero al comienzo de su carrera intentó superar al mercado. Esto le costó 9 millones de dólares. Lee su historia, y nunca repitas sus errores.

En 2015, mi cuenta bancaria tenía aproximadamente 90.000 dólares. Compré 11.700 ethers por alrededor de 0,97 $ cada uno, y en unos pocos meses acumulé 21 bitcoins (la inversión total fue de aproximadamente 17.000 dólares).

Hoy tengo 1,2 millones de dólares en cuentas de pensiones y ordinarias, 650 ethers y 21 bitcoins.

En este momento, la mayoría de los lectores dirán: "Maldita sea, eres millonario".

Sí, realmente me hice rico gracias a las criptomonedas, pero descubramos algo. Hoy el ethereum cotiza cerca de los mil dólares. Si lo hubiera comprado y mantenido, ¡ahora tendría unos 11 millones de dólares!

Por supuesto, no seguí esta sabia estrategia. A continuación, te contaré cómo intenté ganarle al mercado y acabé perdiendo 9 millones de dólares en el intento. Y aquí es necesario tener en cuenta el hecho de que no estoy hablando de oportunidades perdidas (“Maldición debería haber comprado bitcoin cuando estaba tan barato!”). Estas son decisiones específicas en las que me equivoqué.

Espero que estas lecciones te sean útiles. Es verdad que tuve la suerte de acabar con beneficios, y espero que después de leer esto, seáis más sabios y no cometáis los mismos errores que yo.

Error n° 1: DAO

Cualquiera que estuviera interesado en el ethereum a principios de 2016 nunca olvidará la abreviatura DAO, en el que invertí 2.000 ethers. Al final, lo recuperé todo (también recibí algunos ETC como resultado de la bifurcación), pero mi error no fue este. De hecho, tuve mucha suerte, ya que vendí muchos ethers el día antes del hackeo de DAO.

El precio del ethereum subía constantemente conforme nos acercábamos a la fecha de la devolución del depósito en DAO, y acabó alcanzando los 21 $. El 16 de junio vendí una gran cantidad de ethers por 19 $. En la madrugada del 18 de junio, los servidores de DAO fueron pirateados, los fondos fueron robados de las cuentas, y el precio de la criptomoneda se desplomó hasta los 12 $ en tan solo unas horas. También tenía una orden de compra a 14 $, así que me hice con 800 ethers más.

No está mal, ¿eh? Sin embargo, entonces las cosas no estaban demasiado claras. ¿Qué sucedería si había un hard fork? ¿Y si no? ¿Era el final del ethereum? Nadie entendía nada, pero mucha gente estaba en contra del hard fork, ya que creían que el precio de la criptomoneda se desplomaría cuando DAO devolviera el dinero tras la bifurcación. También pensé que no pasaría nada bueno, así que en algún momento de las 12 horas posteriores a la bifurcación (pero antes de la aparición de los tokens ETC), abrí una posición corta en ethereum por primera vez.

Oops. El mercado votó a favor del fork, y el ETH aumentó desde los 11 $ hasta los 14 $ en una sola noche. Me dije que esperaría hasta los 16 $ (se suponía que mi precio de liquidación eran los 18 $). Pero no, me entró el pánico. Con lágrimas en los ojos y manos temblorosas, presioné el botón "cerrar la posición" y registré unas pérdidas de 30.000 dólares. Esta es mi mayor pérdida como trader.

Errores de un millón de dólares: cómo no negociar con criptomonedas
La venta en corto con margen es para los fondos de cobertura y los idiotas

Estuve muy deprimido durante varios días, especialmente después de que un par de días más tarde, el precio bajara hasta los 10,5 $. Poco a poco, al leer las historias de los que habían perdido mucho más en Reddit, volví a la normalidad, y luego empecé a interesarme por el drama alrededor del Ethereum Classic. La vida continuó.

Moraleja: nunca vendas en corto, es muy estúpido.

Error n° 2: Negocia siguiendo tus emociones

Después del incidente con DAO, apareció una nueva moneda criptomoneda, el Ethereum Classic. Al ser un verdadero admirador del ethereum, me ofendió el hecho mismo de su existencia, y la lealtad, el orgullo y todas las consideraciones morales sugirieron que debería vender inmediatamente todos los ETC para comprar ETH.

Así que lo hice. Tres días más tarde, como resultado de la campaña de marketing organizada por los partidarios del ETC, el token multiplicó su valor por 5. La transacción me costó mucho dinero.

Ese verano, la moneda Monero se hizo popular: era utilizada en un popular sitio de la Darknet (donde compraban y vendían cualquier contenido prohibido a través de Tor). La confidencialidad se ha vuelto muy de moda, y en esta ola el precio de Monero y Dash empezaron a subir un 30%-70% al día.

Por supuesto, decidí que esto era un error, porque en comparación con el BTC y el ETH, estos nuevos tokens eran inútiles. ¿Es lógico? Pensé: "Ahora se están volviendo más caros, y luego caerán". Así que vacié mi cuenta en el intercambio de Poloniex, hice clic en la pestaña Margen de negociación y vendí mi Monero y Dash.

Errores de un millón de dólares: cómo no negociar con criptomonedas
De alguna manera olvidé que negociar siguiendo tus emociones es una mala idea

Y me volví a equivocar - perdí 10.000 $. Luego me lamí las heridas e intenté entender lo que había sucedido, sin embargo, no lo conseguí. El mercado es un mercado. En general, debido a la falsa lealtad al BTC y el ETH, volví a equivocarme.

Moraleja: no te obsesiones con tu equipo favorito, al mercado le importa un comino.

Error n° 3: Comprar al alza

Cualquier inversor razonable te dirá que la diversificación es una buena idea. Me dijeron que si compras unas acciones con la esperanza de ganarle al mercado, Warren Buffett irá personalmente a tu casa para darte una bofetada por no invertir en un fondo indexado.

Por desgracia, no hay fondos indexados de criptomonedas, por lo que a finales de 2016 decidí que sería bueno intercambiar bitcoin y ethereum por otras criptomonedas.

¿Pero qué comprar? Recientemente, el mismo Vitalik Buterin dijo que le gusta el equipo del proyecto Synereo. Compré Synereo AMP, es algo así como el Facebook del blockchain. ¡Y acaban de tener una venta! Esto es suerte. Y también dieron una buena bonificación por contribuir con 10 BTC o más. En general, obviamente fue una buena idea.

Pero no.

Pronto el equipo de Synereo se peleó, el desarrollador líder empezó un nuevo proyecto de blockchain, y a principios de 2017, cuando el resto de las monedas comenzó a recuperarse, el AMP se desplomó. Vendí todo lo que tenía por unos patéticos tres bitcoins.

Moraleja: No compres simplemente porque alguien haya dicho que es genial, primero infórmate.

Error n° 4: Swing Trading

A pesar de mis fracasos de 2016, comencé el año con 9.500 ethers, varios tokens de diferentes ICOs y bitcoins. No estaba mal, pero me parecía que no tenía suficiente ethereum; quería una cantidad de cinco cifras.

Así que en marzo de 2017, cuando el ethereum se disparó desde los 10 $ hasta los 13 $, y luego hasta los 14 $, me dije a mí mismo: "Está creciendo, pero no es por mucho tiempo. El ethereum siempre retrocede después de los 14 $". Y vendí algunos de mis ethers. El precio subió. Vendí un poco más. El precio volvió a crecer. Vendí un poco más. Cuando alcanzó los 25 $, entré en pánico. Vendí 4.500 ethers a un precio medio de 16 $.

"Va a retroceder, no te preocupes, caerá, y comprarás más barato".

Mientras me decía esto, el precio alcanzó los 30 $, luego los 40 $ y más tarde los 50 $. ¡Maldición! Hubo pequeñas caídas, pero nada lo suficientemente cerca como para recuperar mis reservas hasta los 10.000 ethers. Finalmente, me rendí y compré por 85 $.

Errores de un millón de dólares: cómo no negociar con criptomonedas
Sí, vender a 16 $ no me ayudó a ganar millones

¿Crees que después de eso me decidí? Nada de eso. Cada vez que el ETH subía veinte o treinta dólares, mi dedo presionaba el botón de "vender", todavía esperaba atrapar la cresta de la ola y montarme en ella. Todo esto dio como resultado varias pequeñas victorias y un par de derrotas importantes, y para finales de junio mi cartera tenía un 80% de efectivo, y el resto en ETH y BTC, ambas monedas estaban en máximos históricos.

Moraleja: predecir el futuro no funcionará. Vende en dos casos: si has alcanzado un valor objetivo preestablecido o si necesitas dinero. Si te parece que ahora vas a ganarle al mercado, relájate; no lo vencerás.

Error n° 5: Pánico

En julio de 2017, el ethereum y el bitcoin cayeron en relación con sus máximos históricos, y pensé que esa era mi oportunidad. Decidí establecer órdenes de límite para comprar ETH en un nivel bajo (por ejemplo, 140 $) y esperar un momento conveniente. Entonces lo hice: creé una cascada de órdenes desde los 155 $ hasta los 135 $ y así lo dejé.

En una fatídica noche de sábado, cuando los precios del ETH cayeron lentamente, me acosté y me quedé profundamente dormido. Por la mañana, mi esposa me despertó, pensaba que algo había sucedido, ya que mi teléfono había estado vibrando toda la noche. Resultó que eran notificaciones sobre la ejecución de mis órdenes.

Me entró el pánico. Incluso antes de tomarme el café, cogí el teléfono y vi unas enormes velas rojas. Rápidamente me conecté y cancelé las órdenes restantes. Parecía que la caída duraría para siempre, pero en caso de que ocurriera un rebote, coloqué una orden para la venta de todos los ethers recién comprados un 5% por encima de su precio actual.

Estas órdenes se ejecutaron en unas pocas horas, y el precio siguió creciendo. El ethereum se recuperó un 80% en un día, alcanzando casi los 240 $ por moneda. Por desgracia, no pude participar en estos maravillosos eventos, ya que lo había vendido todo a 160 $.

Si hubiera seguido mi plan y hubiera dejado mis órdenes de compra iniciales, habría recuperado mis 10.000 ethers.

Moraleja: elabora un plan y síguelo. Y además, nunca hagas transacciones antes de tomarte tu café de la mañana.

Error n° 6: Vender de forma impulsiva

En el verano de 2017, la fiebre de las ICOs estaba en pleno apogeo, y estaba gastando mis ethers en cualquier ICO que pudiera permitirme. Sí, yo era uno de esos fanáticos que preconfiguraba la transacción para comprar tokens BAT y ofrecía una cantidad astronómica de tokens GAS para acelerar la transacción (y no estoy avergonzado).

Aproximadamente al mismo tiempo, Bittrex aumentó significativamente el volumen de transacciones, y aparecieron nuevos intercambios: Binance, Liqui y KuCoin. ¡Tantas cosas!

Y luego hubo un problema, no de naturaleza económica, sino psicológica: resultaba imposible seguir toda la información y las noticias sobre todas estas empresas y tokens.

Errores de un millón de dólares: cómo no negociar con criptomonedas
"Por supuesto, también compraré eso, ¿qué podría salir mal?"

"Por supuesto, también compraré eso, ¿qué podría salir mal?"

Y durante un tiempo me ahogué en este mar. Compré HYIP cuando subió, lo vendí cuando el precio creció, compré lo que acababa de vender, una ICO por aquí, otra ICO por allí, y así sucesivamente.

Fui estúpido. En primer lugar, porque sentía que me iba a estallar la cabeza. En segundo lugar, en muchas transacciones pagué con bitcoins y ethers, lo que redujo mis reservas. Y, cuando esta o aquella moneda crecía en relación con el dólar, me sentía feliz, pero por alguna razón olvidaba que estaba perdiendo en comparación con el crecimiento del bitcoin y el ethereum, por lo que al final ni siquiera sé si todas estas acciones fueron significativas.

Moraleja: si no tienes un plan, no negocies. Si no sabes lo que estás comprando, no compres.

Fuente: Hackernoon

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis