Nueva amenaza: los intercambios de criptomonedas son peligrosos para los inversores
AP Photo/Ahn Young-joon
Página principal Finanzas, Criptomonedas, BTC, Altcoins
Tema de actualidad
12 Marzo
3139 3k

Los traders de criptomonedas poco a poco se están dando cuenta de que elegir una plataforma de negociación puede ser tan arriesgado como elegir una criptomoneda o un precio objetivo.

Este año, los inversores han perdido más de 700 millones de dólares debido al hackeo de dos grandes intercambios de criptomonedas: el italiano BitGrail y el japonés Coincheck. En total, según el Wall Street Journal, desde 2014, los inversores han perdido alrededor de 1.400 millones de dólares.

Estos hackeos reflejan cómo los traders suelen ignorar los riesgos asociados a la negociación del bitcoin y otras monedas digitales. A pesar de que los intercambios de criptomonedas hayan ganado popularidad durante los últimos dos años impulsados por el aumento de los precios de las monedas digitales, estos se parecen bien poco a las bolsas reguladas.

Dada la naturaleza descentralizada de las criptomonedas, los inversores no necesitan utilizar directamente los intercambios para comprar estos activos. Sin embargo, muchos lo hacen por que los intercambios les parecen más seguros y cómodos, algo de lo que podrían arrepentirse.

Jeff Furman, un estudiante de 22 años de edad de la universidad de Virginia, ha dicho que perdió 60.000 $ en tokens Nano tras el hackeo de febrero del intercambio BitGrail.

"Es difícil para mí... no escuché a mi instinto", dijo. Vendió algunos tokens Nano con ganancias, pero ahora cree que debería haberlos vendido todos.

A diferencia de los mercados bursátiles y de futuros tradicionales, cuyo objetivo es reunir al vendedor y al comprador a cambio de una pequeña comisión, los intercambios de criptomonedas también guardan las monedas virtuales de los inversores. Y, según los inversores y los expertos en tecnología, muchos de estos intercambios no son capaces de hacer frente a esta tarea.

"Los hackers van a seguir persiguiendo las carteras digitales y los intercambios conforme el precio de las criptomonedas siga subiendo", ha dicho George Waller, consultor especializado en seguridad de BlockSafe Technologies Inc. Las empresas que ofrecen servicios de monedero digital a menudo operan como corredores de criptomonedas y trabajan en estrecha colaboración con los intercambios.

Los dos hackeos más recientes muestran un tipo especial de vulnerabilidad a la que los inversores pueden hacer frente a la hora de comprar tokens en intercambios no regulados y cuya mayor parte del volumen de negociación proviene de nuevas criptomonedas que no han sido probadas.

El sitio Coinmarketcap rastrea los datos de aproximadamente 190 criptomonedas, pero solo unas pocas están reguladas, por ejemplo, en EE. UU.

Este último incluye intercambios tales como GDAX, propiedad de Coinbase, Gemini, lanzado por Gemini Trust Co. - de los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss - así como el japonés bitFlyer. Todos ellos están regulados por el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York, que exige que los intercambios tomen medidas destinadas a detectar y prevenir el fraude y la manipulación del mercado.

Sin embargo, no hay nada que se pueda hacer para obligar a un intercambio a cumplir con las normativas, y muchos no lo hacen. Además, es posible comprar software estandarizado para operar, por lo que los operadores de intercambios solo tienen que elegir un nombre y un logotipo.

Como resultado, muchos nuevos intercambios de criptomonedas tienen una "mala administración y unos sistemas de mala calidad", dijo David Fragale, cofundador de Atonomi, un especialista en seguridad. Según él, las empresas financieras maduras implementan sistemas de control de seguridad, gestión de riesgos y supervisión del cumplimiento. Quieren saber quiénes son sus clientes y qué actividades de alto riesgo se llevan a cabo en sus plataformas.

Sin embargo, este no es el caso de muchos pequeños intercambios de criptomonedas, y los inversores minoristas están poniendo su dinero en riesgo, dijo Jonathan Levin, director ejecutivo de la firma de investigación Coinanlysis. "La gente no sabe cómo protegerse", dijo.

Muchos de los nuevos intercambios - BitGrail se puso en marcha en 2017 - no tardaron en aprovechar el mercado de rápido crecimiento con la ayuda de criptomonedas especulativas de pequeña capitalización, - dijo Charles Hayter, director general de Investigación del sitio web CryptoCompare.

Las bolsas donde se intercambian acciones, opciones o futuros deben cumplir con una serie de normas relacionadas con los derechos de acceso, la ciberseguridad y otras áreas regulatorias. También trabajan en estrecha colaboración con bancos o firmas de corretaje que están sujetas a estrictas regulaciones, y que suelen compensar a sus clientes por las pérdidas causadas por robos o problemas técnicos.

BitGrail, dirigido por el empresario italiano Francesco Firano, funcionaba sin ningún tipo de supervisión seria. Estaba centrado en Nano, una pequeña criptomoneda que comenzó a negociarse en 2015 bajo el nombre de Raiblocks.

Raiblocks ha costado centavos durante la mayor parte de su historia. En diciembre de 2017, su precio saltó de alrededor de 0,2 $ a 36 $. Ahora cuesta unos 11 $.

Coincheck solicitó a los reguladores japoneses una licencia para operar como intercambio de criptomonedas. Recientemente anunció que planea pagar una compensación a sus clientes. Un portavoz dijo la semana pasada que el intercambio estaba "finalizando" la decisión de devolver el dinero a los clientes afectados.

Este añadió que los clientes no necesitan introducir su dinero en la cuenta del intercambio para comprar criptomonedas. Por supuesto, cuando comenzaron a aparecer plataformas de negociación organizadas, estos empezaron a incluir algún tipo de protección y un elemento de institucionalidad al mercado emergente. Uno de los primeros sitios de este tipo se abrió en 2010, Mt. Gox. Durante varios años, representó aproximadamente el 70% de las transacciones con bitcoins de todo el mundo.

Sin embargo, los protocolos de seguridad del intercambio eran muy débiles. En 2014, este anunció el robo de 850.000 bitcoins por valor de 450 millones de dólares. Más tarde, el intercambio consiguió recuperar 200.000 bitcoins, que actualmente tienen un valor mucho mayor que en 2014. Los clientes todavía están luchando por recuperar su dinero.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis