10 señales de que eres más rico de lo que piensas
Página principal Finanzas, Finanzas personales

Desde tener un colchón financiero para imprevistos hasta la ausencia de deudas en tus tarjetas de crédito: lo que realmente importa si quieres vivir cómodamente.

Es difícil dar una cifra sobre lo que es una “fortuna” ya que es algo personal y depende de muchos factores, incluido el lugar donde vives. Por lo general, tener fortuna significa no tener que preocuparse de si puedes o no pagar las facturas ni de saber si es viable contar con una cómoda jubilación a una edad decente.

Estos 10 indicadores son fáciles de seguir y te ayudarán a crear riqueza - sea lo que sea la riqueza para ti. Incluso mejor, muchos de estos consejos van de la mano y necesitan poco para mantenerse. Si ya sigues estos consejos, ¡enhorabuena! Vas por buen camino para hacerte rico.

Empezaste a ahorrar para la jubilación justo cuando comenzaste a trabajar

Una parte de cada sueldo - incluso el primero de tu trabajo - debe ser apartada para el ahorro.

La jubilación puede parecer algo muy lejano cuando comienzas tu carrera, pero tardará incluso más en llegar si no te preparas. Ahorrar lo antes posible acumula interés compuesto y puede suponer una gran diferencia a largo plazo.

Siempre pagas los préstamos puntual e íntegramente

Tanto si se trata de un préstamo de estudiante o de una hipoteca, es mejor hacer los pagos íntegros y con puntualidad. Pagar menos o no realizar el pago de tus préstamos terminará constándote más a la larga.

Recortas cupones y buscas buenas ofertas

Simplemente porque puedas permitirte comprar en el Corte Inglés o en el mercado de moda de la ciudad no significa que debas hacerlo, sobre todo si quieres llegar a ser rico. Comprar en establecimientos más baratos es divertido y te ayudará a ahorrar.

Estás preparado económicamente para una emergencia

La vida está llena de sorpresas que no esperas - y a veces lo inesperado puede ser costoso. Por eso es esencial ahorrar pensando en los malos tiempos en forma de un fondo de emergencia.

Aunque la sabiduría tradicional nos diga que hay que ahorrar el dinero necesario para cubrir al menos tres meses con una renta insegura, cuanto más se ahorre más libertad y seguridad se tendrá cuando surja esa inevitable emergencia.

No gastes todo el dinero extra que tengas

Si tu empresa te da bonificaciones y lo primero que piensas es en gastarlas todas en una noche de ocio caro y una cena de gourmet, puede que lo estés haciendo mal.

Aunque este dinero extra pueda parecer dinero regalado, debes pensar que es dinero ganado. Darte gustos en pequeñas dosis está bien, pero lo sensato es también hacer algo productivo con este influjo de caja, como añadirlo a tu cartera de inversiones o liquidar deudas.

Tienes todo lo que necesitas pero no todo lo que deseas

Vivir por debajo de tus posibilidades es un buen indicador de responsabilidad financiera. Cuando vives en este estado, todas tus necesidades esenciales están cubiertas. Puedes permitirte lujos adicionales pero te resistes a la tentación de gastar a tu antojo, lo que significa que el dinero es ahorrado en vez de ser gastado en un nuevo artilugio.

Obtienes constantemente aumentos y ascensos

Tener un trabajo y salario estables está bien, pero es todavía mejor que te remuneren por un buen trabajo. Una buena carrera puede convertirse rápidamente en un callejón sin salida si tu salario no se ajusta a la inflación.

Procura obtener el aumento periódico que mereces - puede ser tan sencillo como pedirlo.

No gastas demasiado en vivienda

Warren Buffett es una de las personas más ricas del mundo pero vive en una casa que compró en 1958 por 31.500 dólares. Declaró para la BBC, “Soy feliz aquí. Me cambiaría si pensara que iba a ser más feliz en otro sitio”.

Buffett, como todos nosotros, no necesita una cara mansión para ser feliz y su modesta vivienda es un signo de la frugalidad que le ha permitido gastar su dinero en las cosas a las que da más valor. Si gastas menos del 30% recomendado de tu renta en los gastos de tu vivienda, es que estás en forma.

Tu cartera de inversiones es agresiva pero diversificada

Las mejores inversiones a largo plazo son de bajo coste, diversificadas y agresivas. No querrás gastar dinero en tasas innecesarias ni poner todos los huevos en la misma cesta. También es importante tener la combinación correcta de acciones y bonos según tu edad y el riesgo que puedas asumir.

No tienes deuda en tu tarjeta de crédito

La deuda en la tarjeta de crédito es una enorme barrera a la hora de crear riqueza. La deuda puede ser una carga financiera gigante y reducir tu calificación crediticia, restringiendo oportunidades financieras como poseer una vivienda en propiedad.

Lo mejor es evitar la deuda en tu tarjeta de crédito en general, pero si llegas verte en el agujero hay formas inteligentes de salir de él.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis