Por qué la guerra no resolverá el conflicto entre el bitcoin y el Bitcoin Cash
Página principal Finanzas, BTC
Tema de actualidad
15 Mayo
1163 1k

Frances Coppola, bloguera financiera de Forbes, nos cuenta por qué la confrontación entre los seguidores del bitcoin y el Bitcoin Cash es un criptoanálogo de la Reforma.

Hasta ahora, el bitcoin (Bitcoin) ha demostrado ser incapaz de igualar el volumen de transacciones de la poderosa Visa. La actualización del protocolo SegWit, realizada el año pasado, redujo la latencia y las astronómicas comisiones, pero los desarrolladores todavía están lejos de resolver los problemas de escalabilidad. El plan para duplicar el tamaño de los bloques (conocido como SegWit2x) tuvo que abandonarse cuando quedó claro que la mayoría de los mineros no lo apoyarían. Tal y como The Economist señaló con bastante precisión, no tienen ningún incentivo para hacerlo.

Para empeorar las cosas, la comunidad del bitcoin se ha dividido en dos facciones, aparentemente permanentes. Un hard fork en agosto de 2017 dio a cada facción su propia moneda. El recién llegado recibe el nombre de Bitcoin Cash (BCH), mientras que la cadena original es conocida como bitcoin (BTC).

Bitcoin y Bitcoin Cash: crónica de una guerra

Cada comunidad insiste en que su moneda es el “verdadero bitcoin”. Esto es lo que dice el sitio web del Bitcoin Cash sobre las razones que dieron lugar al hard fork:

“Algunos de los desarrolladores no entendían ni estaban de acuerdo con la visión original de dinero electrónico peer-to-peer que Satoshi Nakamoto había creado. En su lugar, prefirieron que el bitcoin se convirtiera en un método para realizar transacciones. Muchos mineros y usuarios confiaban en estos desarrolladores, mientras que otros reconocían que estaban guiando a la comunidad por un camino equivocado”.

Así, según el Bitcoin Cash, el Bitcoin (Core) ha abandonado la visión original de Satoshi. Al negarse a aumentar el límite de tamaño del bloque, han impedido que el propio blockchain del bitcoin se convierta en un serio competidor para los proveedores de pagos existentes. Ahora, están comprometiendo todo el concepto de Satoshi añadiendo una segunda capa de procesamiento de transacciones fuera del blockchain principal.

Sin embargo, los desarrolladores del Bitcoin Core afirman que el límite de tamaño de bloque fue impuesto por el propio Satoshi:

“Satoshi agregó el límite de consenso de 1 MB en 2010, establecido intencionalmente por encima del rango de tarifas del mercado libre. Este techo artificial actúa contra el DoS de la red, aumentando el coste del ataque. El establecimiento del límite por encima de la zona de libre mercado dio lugar a un límite de seguridad razonablemente libre de política”.

Ahora sabemos que el límite ya no está “por encima del libre mercado”, de hecho, no lo ha estado desde 2015. Resulta difícil imaginar un debate con una mayor carga política que el feroz argumento sobre si aumentar o no el tamaño del bloque y, de ser así, en cuánto.

Sin embargo, los puristas del bitcoin insisten en que puesto que Satoshi estableció el límite, este debe permanecer. Algunos entusiastas de la criptomoneda también prefieren dejarlo todo sin cambios. Están convencidos de que el bitcoin es un activo escaso y valioso que subyace a la capa de transacción, una especie de oro digital. Reforzaron su posición con los escritos del propio Nakamoto. Supuestamente, el creador del bitcoin odiaba las monedas clásicas y prefería el patrón del oro.

Por lo tanto, ambas facciones afirman tener la “verdadera visión” de Satoshi. Y la lucha entre ellos se ha vuelto amarga y personal. Ya ni siquiera parece tener nada que ver con la tecnología. La tecnología se está desarrollando felizmente por dos caminos diferentes: Los desarrolladores del bitcoin están avanzando rápidamente con su segunda capa, conocida como Lightning Network, mientras que el Bitcoin Cash, que aumentó el tamaño del bloque a 8 MB inmediatamente después del hard fork, está a punto de cuadruplicarlo a 32 MB.

Pero a medida que la tecnología diverge, la guerra de palabras se hace cada vez más intensa. Esto queda perfectamente ilustrado por la controversia entre los representantes de los campos opuestos Samson Mow (bitcoin) y Roger Ver (Bitcoin Cash) en la reciente conferencia Deconomy:

La batalla es incluso más intensa en Twitter. Cualquier intento de discutir los méritos relativos de las dos criptomonedas se convierte rápidamente en una avalancha de ataques e insultos.

Tal y como observa el desarrollador del Bitcoin Core Jimmy Song, esto no es tanto un choque de tecnologías como una lucha entre dos facciones con ideologías económicas radicalmente opuestas. Reflejando los detalles de los enfoques, los llama “cripto-keynesianos” y “cripto-austríacos”.

Los cripto-austríacos insisten en que solo importa el dinero, y que el ancho de banda de la red es secundario. Los cripto-keynesianos están convencidos de que el rendimiento es crucial si el bitcoin tiene la intención de convertirse en un verdadero medio de pago y obtener un valor práctico.

No es la primera vez que la división de una moneda es impulsada por la ideología y no por la tecnología. La escisión del ethereum en 2016 fue tan ideológicamente impulsada que parecía sospechosamente un cisma. Pero la guerra entre el ethereum y el ethereum classic se extinguió rápidamente, y ahora las dos comunidades se ignoran mutuamente.

Por el contrario, el choque BTC/BCH parece volverse cada vez más intenso a medida que la tecnología diverge. El conflicto entre el bitcoin y el Bitcoin Cash se parece más a una guerra religiosa que a un desacuerdo sobre la tecnología. Tal vez este sea el equivalente del bitcoin a la Reforma.

Para los ateos del bitcoin como yo, toda la discusión parece una tontería. Así como tanto los protestantes como los católicos querían lo mismo, es decir, difundir la religión cristiana por todo el mundo, tanto el Bitcoin Core como el Bitcoin Cash quieren lo mismo, es decir, difundir el ecosistema del bitcoin por todo el mundo. Simplemente no están de acuerdo en cómo lograrlo: el Bitcoin Core quiere una configuración de dos capas para que puedan preservar su compromiso con el “dinero sólido”, mientras que el Bitcoin Cash quiere que todas las transacciones sean en cadena para que puedan preservar su compromiso con el “dinero electrónico entre pares”.

La visión de Satoshi parece contener elementos de ambos. El conflicto fundamental en el corazón de bitcoin fue creado por su creador. Pero es totalmente contraproducente que las dos ideologías intenten matarse así. La lección de la Reforma es que el cisma y las luchas internas entre facciones no pueden resolver un conflicto fundamental. En última instancia, para que el ecosistema del bitcoin gobierne el mundo, las dos facciones deben aprender a coexistir pacíficamente. De lo contrario, ambos serán irrelevantes.

La opinión del autor puede no coincidir con la posición editorial

Preparado por José Rodríguez

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis