¿Cuánto vale realmente el bitcoin?
Vitaly Taranov/Unsplash
Página principal Finanzas, BTC
Tema de actualidad
26 Mayo
3928 3k

Averigüe el verdadero valor de la criptomoneda a través de una simple ecuación.

Dos economistas tardaron un almuerzo y un par de botellas de vino en averiguar el precio justo del bitcoin: 200 $.

Tardaron otro día en entender que habían cometido un pequeño error en sus cálculos, por lo que el resultado final fue 20 $. Hace años la criptomoneda costaba alrededor de 1.200 $, en diciembre, su valor alcanzó los 20.000 $, y ahora se cotiza a 9.000 $. En otras palabras, de acuerdo con sus cálculos, el bitcoin sigue sobrevalorado en alrededor de un 40.000%.

Los científicos, Savvas Savouri, socio de un fondo de cobertura británico, y Richard Jackman, profesor honorario de la Escuela de Economía de Londres, han bautizado a su teoría como “Côtes du Rhône” en honor al vino que bebían. Savouri dice:

“Gracias al vino llegamos a esa conclusión. Se ha convertido en un estimulante para nuestras mentes”.

Millones de traders, expertos en tecnología, blogueros, especuladores, estafadores y fans del bitcoin se han hecho la siguiente pregunta: ¿cuál es el valor de una criptomoneda formada por líneas de código que no es compatible con ningún gobierno o banco central y cuyos métodos de uso son bastante limitados? ¿cuál es su precio? ¿2 $, 2.000 $ o 200.000 $? ¿Es posible llevar a cabo un análisis racional o solo se pueden proponer valores al azar?

La respuesta a esta pregunta no es fácil. Al comprar bitcoin usted no asume ningún tipo de beneficio o participación en el blockchain. Los bitcoins solo pueden ser almacenados en una cartera o ser transferidos. Es posible que esa sea la razón por la que Warren Buffett ha dicho que la idea de que el bitcoin tiene un valor intrínseco es una broma cruel - la criptomoneda no es rentable, por lo que su valor no se puede determinar. Sin embargo, los 2.000 millones de dólares invertidos en fondos de criptomonedas el año pasado dan a entender que el valor intrínseco del bitcoin sigue siendo distinto de cero. Si el bitcoin es una moneda, y las monedas tienen un valor intrínseco, tiene que haber alguna manera (al menos aproximada) de determinar su valor.

Jackman y Savouri volvieron a la teoría cuantitativa del dinero. Esta fue formulada en 1911 por Irving Fisher, pero sus orígenes se remontan a la obra de Copérnico sobre las consecuencias de la degradación. La teoría sostiene que el valor del dinero depende de la oferta y la velocidad de circulación.

Al conocer el número total de monedas, la velocidad y el volumen de los bienes y servicios en los que gasta, es posible calcular el precio. Los expertos tuvieron en cuenta que actualmente hay 15 millones de bitcoins en circulación (hoy su número ha crecido hasta los 17 millones), y cada moneda se utiliza para realizar pagos una media de cuatro veces al año. Jackman y Savouri estiman que 60 millones fueron utilizados para adquirir bienes y servicios por valor de 1.200 millones de dólares. Usando la teoría de Fisher y sus seguidores, podemos dividir (simplificando algunos puntos) 1.2000 millones de dólares por 60 millones de bitcoins y conseguir un precio justo de 20 $.

Hasta ahora, todo es simple. Sin embargo, resulta que la misma ecuación da resultados muy diferentes dependiendo de las condiciones iniciales. En septiembre, Dan Davies, analista de Frontline Analysts Ltd., publicó su estudio sobre el valor intrínseco del bitcoin realizado originalmente en 2014. Davies también utilizó de la teoría cuantitativa del dinero, pero en su caso el valor razonable del bitcoin fue de aproximadamente 600 $.

El 10 de diciembre, Mark Kirker, un profesor de matemáticas de una escuela secundaria de California, presentó su propio análisis, basado en una ecuación similar. Llegó a la conclusión de que el precio del bitcoin tiene que ser mucho más alto que los niveles que existían en ese momento. Desde entonces, ha revisado su evaluación y cree que el valor justo de la criptomoneda es de 15.000 $.

¿Cómo puedo obtener una valoración completamente diferente utilizando la misma teoría? El hecho es que nuestra comprensión de las criptomonedas todavía es imperfecta. Conocemos el número máximo de bitcoins en circulación (21 millones) y la velocidad de las principales monedas. Sin embargo, no sabemos cómo se distribuirá el bitcoin en el futuro, con qué frecuencia se realizarán transacciones con él y con qué fines se utilizará. En el ejemplo de Davies, la demanda de la criptomoneda se basó en el mercado ilegal de las drogas. Según la ONU, su tamaño supera los 120.000 millones de dólares. Sustituyendo este valor en la ecuación, Davies recibió 600 $.

Para Kirker, el tráfico de drogas y la demanda de delincuentes son solo una parte de la historia. En la ecuación ha incluido los sistemas financieros de algunos países en desarrollo, donde las criptomonedas pueden ocupar el nicho de los bancos tradicionales. Pero con tantos factores desconocidos, la ecuación se vuelve demasiado confusa. Incluso en la economía habitual, la velocidad de circulación del dinero y su valor pueden desviarse significativamente de los indicadores fundamentales. Davies dice:

“No estoy sorprendido por la evaluación recibida y entiendo que puede cambiar fácilmente por un par de órdenes en cualquier dirección”.

Algunos están convencidos de que la varianza de las estimaciones se explica por un simple hecho: las criptomonedas son algo único, por lo que requieren la formación de una escuela de pensamiento económico completamente nueva. Tal vez un tipo de teoría cuantitativa de las criptomonedas.

John Pfeffer, exsocio de KKR & Co, ha publicado varios artículos sobre este tema. Este está convencido de que la tecnología ha puesto la vieja ecuación en su cabeza. El combustible para las criptomonedas son los canales de comunicación y los recursos informáticos, y la teoría debe tener esto en cuenta. Representa un mundo en el que los ordenadores más potentes y los canales de comunicación más rápidos con el tiempo reducirán los costes para mantener la criptoeconomía, al tiempo que aumentarán radicalmente la disponibilidad y la velocidad. Además del bitcoin, ya existen en el mercado cientos de otras monedas digitales, lo que indica un lugar importante en la economía del futuro.

Si las criptomonedas se convierten en el futuro en una forma de recursos económicos (como combustible, agua o electricidad), ¿puede uno hacerse rico comprándolas hoy y guardándolas en su cartera? No, dice Pfeffer. En su opinión, cuanto más popular es una determinada criptomoneda, mayor es la probabilidad de que su valor tienda a cero. La velocidad de circulación puede aumentar significativamente, mientras que el coste de los servicios puede disminuir drásticamente. En este tipo de condiciones, la teoría cuantitativa del dinero da una respuesta inequívoca: el valor interno de la moneda disminuirá. En otras palabras, las criptomonedas pueden cambiar el mundo, dejando al mismo tiempo a muchas personas con tokens totalmente inútiles.

Sin embargo, este da un poco de esperanza a los entusiastas del bitcoin que sueñan con hacerse ricos: es posible que alguna criptomoneda se convierta en un repositorio de valor en el mundo digital. El oro digital ocupará un lugar especial en la economía y tendrá un precio completamente diferente. En lo que respecta al bitcoin, su valor intrínseco podría aumentar hasta los 260.000-800.000 dólares.

Esto no está tan lejos de un millón, el pronóstico de James Altucher, el gurú de la superación personal. El desarrollador de software John McAfee dijo que el bitcoin crecerá hasta los 500.000 dólares. Más tarde, aumentó su pronóstico al doble. Pfeffer ha adoptado una postura más cautelosa, advirtiendo del alto riesgo de pérdida de la inversión. En particular, en diciembre escribió:

“Por varias razones, todo esto puede caer a cero”.

Por lo tanto, la valoración del bitcoin depende menos de cifras específicas y más de lo que se convertirá en el futuro. Esta vaguedad atrae a optimistas amantes del riesgo del mundo del capital de riesgo, quienes están acostumbrados al hecho de que sus inversiones generen enormes ganancias o se convierten en nada. Por ejemplo, Uber anualmente pierde una increíble cantidad de dinero, pero es una de las startups más caras del mundo. A los inversores clásicos les resulta difícil justificar estos valores utilizando las métricas tradicionales.

Pero también significa que la ciencia y el arte van de la mano. La teoría cuantitativa es un ejemplo de cómo una ecuación se puede ajustar a diferentes escenarios o deseos. Y no está solo en el mercado: los pronósticos para el precio del bitcoin se basan en factores tales como la popularidad de la red, el coste de la minería y la cantidad de transacciones. Como resultado, los inversores se enfrentan a una gran cantidad de pronósticos diferentes. Al menos Uber cuenta con informes financieros que pueden ser analizados.

Las personas con buena memoria recordarán una variedad de ensayos utilizados para evaluar las clases de activos novedosos de años anteriores, tales como acciones de Internet y las hipotecas titulizadas. A menudo se presentaban a los inversores como nuevas métricas o tesis de inversión radicales. Sin embargo, la ilusión desapareció con el inicio de otra crisis. Savouri dice:

“Siempre se habla de un nuevo paradigma, pero es la misma carne, simplemente bajo una salsa diferente”.

Este cree que los entusiastas de las criptomonedas deben escuchar las conclusiones de la teoría económica tradicional y no ignorarlas.

De acuerdo con Savouri, para entender la abundancia de teorías y evaluaciones, uno debería volver a una, universal e integral: la teoría de un tonto más grande. Este dice que siempre hay un tonto listo para comprar un activo a un precio más alto. La verdad es que los tontos no se reproducen geométricamente.

Preparado por José Rodríguez

Fuente: Bloomberg

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis