7 decisiones de las que te arrepentirás dentro de 10 años
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

Lo que hoy parece tener poca importancia, en 10 años se puede convertir en un gran error que marcará tu vida. Intenta buscar las decisiones correctas para ser más feliz en el futuro.

Puede parecer que diez años quedan tan lejos que no puedes imaginarte pensando en ello en este momento. Aunque en el fondo probablemente sepas que para crear el futuro que deseas, tienes que empezar a construirlo desde este mismo momento.

El primer paso en este proceso es evaluar tu comportamiento, con el propósito de no sabotear inconscientemente tu oportunidad de ser feliz. Para ayudarte, aquí te mostramos siete decisiones de las que se arrepiente la gente con mayor frecuencia. Pregúntate si eres culpable de cualquiera de estas cosas, y si es así, empieza a trabajar para remediar esos problemas o cambiar esos hábitos de la manera más eficiente posible:

1. Pasar más tiempo en Internet que desconectado

A todos nos encantan nuestros dispositivos, y es normal. Pero es importante equilibrar el tiempo que pasamos con ellos con el tiempo y el que pasamos en la vida real. Es fácil estar tan absortos en nuestros móviles, tabletas y ordenadores portátiles que nos olvidamos de disfrutar de la naturaleza y sentir la brisa en la cara. Nuestra productividad también puede sufrir si perdemos el tiempo en Internet, cuando podríamos estar dedicando ese mismo tiempo en hacer otra cosa.

2. Perseguir el sueño de otro

Si queremos complacer a nuestros padres, pareja, o un mentor, es fácil convencerse de que estamos haciendo algo que queremos hacer, cuando en realidad simplemente queremos darle a la gente lo que quieren. Sin embargo, no podemos culpar a otros de esto. Siempre es nuestra propia elección: definirnos a nosotros mismos basándonos en lo que hacemos por los demás y no por nosotros mismos.

No hay nada malo en ser generoso y amable, pero una falta de amor propio o de límites no es algo que encontrarás en personas felices y con éxito.

3. Ignorar tus sentimientos

Esto va en ambos sentidos. Te arrepentirás de todas las veces que no dijiste "Te quiero", y toda la ira y frustración que no expresaste cuando la sentiste.

No importa cuáles sean las circunstancias, puede que no tengas una segunda oportunidad para hacer las cosas bien, para disculparte, expresar gratitud, o para encontrarle sentido al pasado. Pero las cicatrices permanecerán contigo. Por lo tanto, di lo que piensas de verdad cuando tengas la oportunidad.

4. Trabajar demasiado

Todos tenemos que trabajar para vivir, y nos da una sensación de utilidad y propósito. Queremos ser económicamente libres, capaces de mantener a nuestros seres queridos, así como tener suficiente dinero para poder darnos un capricho.

Y, sin embargo, cuando estamos sobrecargados de trabajo, dejamos de apreciarlo. Lo vemos como una carga, y nos priva de los placeres que deberíamos obtener de ello. Asimismo, aquellos a nuestro alrededor verán que ser un adulto es una tarea ardua y dolorosa que debería evitarse, y también le hace pensar a nuestros hijos que el dinero es más importante que pasar tiempo con tus seres queridos, o hacer lo que más te gusta. Seguro que no es eso lo que quieres.

5. Descuidar tu salud

Solo tienes un cuerpo. Dale la atención que merece, ya que requiere un mantenimiento adecuado, lo cual incluye una dieta equilibrada y ejercicio.

Muchos de nosotros nos damos cuenta de que somos mortales solo cuando nuestros cuerpos comienzan a deteriorarse. Luego lamentamos lo que hemos hecho y desesperadamente tratamos de solucionarlo con medidas extremas, pero es infinitamente más difícil arreglar un desastre que evitar hacer uno en primer lugar.

6. Mantener relaciones tóxicas

Del mismo modo que la mala alimentación puede arruinar tu cuerpo, las relaciones tóxicas puede destruir tu salud mental y emocional. Pueden ser de cualquier naturaleza: una pareja romántica, un compañero de clase, un jefe, tus padres, incluso tu vecino.

¿Cómo puedes saber si una relación es tóxica? Analiza cómo afectan a tu vida tus interacciones con estas personas. ¿Cuánto mejor te sentirías si tuvieras que tratar con ellos? Si imaginar tu vida sin (o con una menor presencia de) esta persona te parece bien, da un paso atrás y, sin armar un alboroto por ello, sigue adelante con tu vida.

7. No ahorrar para cuando lleguen tiempos difíciles

Los gastos inesperados pueden llegar en cualquier momento. Tienes que estar listo para ellos. Ahorrar dinero para una enfermedad imprevista, la pérdida de un empleo, o la muerte de un familiar es algo que disminuirá inevitablemente el estrés de una situación dada, que ya es estresante de por sí.

Nadie quiere pensar en la posibilidad de que ocurra alguna tragedia, pero no tener un plan para estos problemas de la vida es siempre una elección financiera que podrías lamentar.

Aunque no conocemos todas las variables con las que tendremos que lidiar en 10 años, sabemos que lo que hacemos ahora es una parte importante de cómo se desarrollará nuestra vida en el futuro.

Evalúa tus opciones y acaba con los hábitos que están plantando malas semillas en tu vida.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis