17 cosas que deberías hacer antes de los 30
Página principal Estilo de vida

Practicar nudismo, quedarse despierto toda la noche de fiesta en una ciudad extranjera, escalar una montaña – hay muchas aventuras que deberías tachar de tu lista de deseos personales antes de cumplir 30 años. Pero ¿qué pasa con tu lista de cosas profesionales pendientes? Hemos recopilado los logros que serían convenientes alcanzar pronto para tener éxito en tu carrera.

Estas cosas son las que todos los profesionales intrépidos deberían hacer antes de llegar a los 30:

1. Ser despedido

Ser despedido al comienzo de tu carrera puede ser una experiencia de vida dura, pero también te puede servir como una gran llamada de atención para cambiar, si hubo un problema de rendimiento.

Si esto te ocurre a los 20 años también podrá alertarte de estar en la carrera profesional equivocada y te enseñará a desarrollar las habilidades necesarias para tener siempre un plan alternativo viable.

2. Abandonar un trabajo sin futuro

La vida es demasiado corta como para permanecer en un trabajo que odias y cuando tienes veintitantos años es el momento de tomar ese tipo de riesgo.

Cambia tu empleo sin futuro por un puesto remunerado que te guste más o empieza a trabajar por tu cuenta.

Y antes de pensar que no puedes trabajar por tu cuenta, recuerda: Estás en la era digital y cualquier persona con la dosis justa de coraje, energía y paciencia puede ganarse la vida online.

3. Escribir una declaración de visión sencilla

Tienes que saber dónde quieres ir si quieres llegar allí.

Tu declaración de visión no tiene por qué ser un tratado. Solo necesitas reflejar el motivo de tus acciones.

Puedes conseguir tu declaración de visión, respondiendo a las siguientes preguntas: "¿Cómo quiero sentirme cuando voy a trabajar cada día?" "¿De qué manera mi trabajo tiene un efecto positivo en mi vida o en las vidas de los demás?" y "¿Qué se siente al realizar este tipo de trabajo?"

4. Tener estrategias para controlar el estrés

El vivir en un estado crónico de estrés y el cansancio puede afectar a tu estado físico, mental y emocional, y si es causado por el trabajo puede conducir a un desgaste en él.

No conseguirás mucho en tu carrera después de los 30 si no buscas algunas estrategias para controlar el estrés.

5. Aprender a controlar tu tiempo

Administrar el tiempo de manera adecuada es una habilidad que deberías tener cuando llegas a los 30.

El tiempo es oro y a ninguna empresa le gusta malgastar el tiempo de forma innecesaria.

Aprender a los 30 lo que te hace eficiente es importante para el desarrollo profesional, y más allá de eso, la mejora de la eficiencia te hace parecer mucho mejor a los ojos de tus superiores.

6. Elaborar un discurso profundo y atractivo

Una vez que entiendas tu visión, debes averiguar cómo se la vas a explicar a los demás.

Compartir que eres un redactor creativo o que trabajas en finanzas suena bien y elegante, pero no te hace destacar o inspirar a la gente a querer hacerte más preguntas.

En cambio, cuando la gente te pregunta sobre lo que haces, responde con tu "qué", " quién" y "cómo". No tengas miedo de mencionar lo que te apasiona, los tipos de personas a las que ayudas y lo que haces en concreto por ellos.

7. Llegar a ser un experto en algo

Cuando llegas a los 30, tú mismo debes saber lo que puedes hacer.

Tanto desde un punto de vista profesional como personal, ser un experto en un campo particular es más importante de lo que la gente se imagina.

Evita ser un aprendiz de todo y esfuérzate en llegar a ser un experto en algo.

8. Aprender a aceptar el rechazo

El rechazo siempre es desagradable, pero es parte de la vida.

Cuando eso sucede, reconoce la pérdida, pero sigue adelante. No gastes tu energía o pierdas tu dignidad insultando a la persona cuya aprobación una vez anhelaste simplemente porque no te la dio. Solo te amargarás más a ti mismo y parecerás un tonto.

9. Tener un "libro de victorias"

Este es un lugar donde almacenas todos los elogios que recibes sobre tu trabajo, así como tus victorias y logros.

Este libro te ayudará a ser capaz de ver lo que haces bien, lo que valoras y lo que logras.

La próxima vez que tengas que actualizar tu currículum o que necesites escribir una carta de presentación, puedes abrir el libro para buscar un poco de inspiración.

10. Enviar un correo electrónico a alguien que admiras

Si la persona que admiras escribió tu libro favorito, mejoró la cultura corporativa de una compañía o las empresas han mostrado la forma en la que pueden utilizar sus beneficios para bien, tiéndeles la mano y diles por qué aprecias lo que están haciendo.

A menudo, las personas dudan en enviar una nota como esta porque suponen que no va a ser leída, pero te sorprenderías de las veces que un líder en su campo apreciará el gesto y responderá con agradecimiento.

11. Dirigir un proyecto apasionante

Ya sea tu sueño dirigir la reunión anual de la empresa o tener un club de lectura al mediodía, pregúntate a ti mismo lo que haría tu día de trabajo más agradable y significativo. Luego, ve a por ello.

Un proyecto de este tipo podría incluso reflejar tus objetivos o cambios profesionales para el futuro, como por ejemplo, el ofrecimiento de planificar la fiesta de vacaciones si quieres probar suerte en la organización de eventos.

Si no estás seguro de que tu jefe aceptaría, organízate en tu tiempo libre. Recuerda que esto también cuenta como experiencia para tu currículum.

12. Devolver favores

A los 20 años las personas se suelen centrar en ir demasiado rápido, mientras que a los 30 se centran en devolver favores.

En lugar de mantener todas tus mejores ideas en secreto para que se les puedas decir en privado al jefe, compártelas en una reunión. Cuando los compañeros de trabajo se quejan de un problema, pregunta, "¿Cómo puedo ayudarte?" Y no tengas miedo de reconocer el trabajo de otros delante de los superiores.

Eso es por lo que la gente te recordará y es la mejor inversión en tu carrera.

13. Convertirse en un experto comunicador

Lamentablemente, muchas personas no dedican tiempo a mejorar sus habilidades de comunicación y, como resultado, su trayectoria profesional se ve afectada.

A los 30 deberías ser capaz de comunicar las ideas de manera eficiente y precisa y la incapacidad de redactar un buen texto es simplemente imperdonable. Todo lo que digas o escribas representa a tu persona, así que ¿por qué conformarse con una mala escritura?

14. Aprender a hacer contactos

Es posible que lo odies, pero hacer contactos es esencial para construir y desarrollar una carrera exitosa. La investigación ha demostrado que existe una correlación directa entre hacer contactos de manera estratégica y el aumento de los ingresos.

Para hacer contactos de manera eficaz necesitas salir de tu zona de confort – y también ayuda a evitar los errores comunes que muchas personas cometen.

15. Controlar tu imagen en las redes sociales

No dejes que tu cuenta personal de Facebook hable a los posibles empleadores o clientes por ti.

Para asegurarte de que controlas la forma en la que te ven online, crea un blog y actualiza tu perfil de LinkedIn con regularidad.

16. Aprender a lidiar con un conflicto

Hay conflictos en todas partes, así que no hay excusa para no aprender a hacerles frente. Muchas personas rehúyen de los problemas, pero la capacidad de aceptarlos y tomarte el tiempo para resolverlos mejora la eficiencia de la interacción.

17. Seguir aprendiendo

El hecho de que hayan pasado unos pocos de años desde que pisaste un aula no significa que deberías dejar de aprender.

Y no te limites a los temas que tendrían un efecto evidente en tu carrera. Después de abandonar la universidad, Steve Jobs todavía asistió a algunas clases y realizó un curso de caligrafía que tuvo una gran influencia sobre él e inspiró "la maravillosa tipografía" que los ordenadores personales tienen hoy en día.

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis