11 errores que te impiden hacerte rico
Página principal Estilo de vida, Finanzas personales, Crecimiento personal

Hacerse en millonario no es tan difícil como piensas. Con dedicación, paciencia y concentración, convertirse en millonario es algo factible. ¿Qué es lo más difícil? De hecho, conseguir tu primer millón. Después de eso, todo lo demás es mucho más fácil. Pero ¿por qué es tan difícil conseguir tu primer millón? La mayoría de la gente está bastante cerca, pero no lo consiguen porque no piensan como debería.

1. No pensar de forma correcta

Tal y como Napoleón Hill descubrió en su libro de 1937 "Piense y hágase rico", los ricos piensan de forma diferente a los demás. Después de entrevistar a 1.200 de las personas más ricas del mundo, el millonario hecho a sí mismo Steve Siebold está de acuerdo con los hallazgos de Hill. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Los ricos creen que la pobreza es la raíz de todos los males.
  • Ser egoísta puede ser una virtud.
  • Tienen una mentalidad de acción.
  • Los ricos adquieren conocimientos específicos.
  • Sueñan con el futuro.
  • Persiguen su pasión.
  • Los ricos disfrutan los desafíos.
  • Utilizan el dinero de otras personas.
  • Los millonarios se centran en ganar, no en ahorrar.
  • Saben cuándo asumir riesgos.

En pocas palabras, si quieres llegar a ser millonario, empieza cambiando tu forma de pensar sobre el dinero y el éxito.

2. Preocuparse demasiado por la perfección

Esta es una de las lecciones más importantes y valiosas que puedes aprender en la vida - nada es perfecto. Cuanto antes lo aceptes, antes podrás avanzar en vez de quedarte atrapado en un único lugar.

Si acabas de abrir un negocio, cuanto más tiempo pases perfeccionando tu producto o servicio, más tiempo tendrán tus competidores para introducirse en tu mercado y robarte clientes potenciales. No dudes en experimentar. Entra en el mercado en cuanto puedas. Cualquier pequeño problema que surja puede resolverse más tarde y seguirás obteniendo beneficios mientras tanto.

3. Gastar todo lo que tienes

Acabas de recibir un cheque de 6 cifras y te dan ganas de ir a comprarte un coche de lujo. La cuestión es que los ricos saben cómo vivir por debajo de sus posibilidades en lugar de gastar todo el dinero que acaban de ganar. Muchas personas ricas, como Warren Buffett, viven en casas modestas y conducen coches no demasiado caros.

4. Tener unas expectativas poco realistas

Mientras que los ricos sin duda sueñan a lo grande, también se fijan unos objetivos realistas. Son muy conscientes de que no van a hacerse millonarios de la noche a la mañana. Saben que necesitan un montón de trabajo duro y paciencia para lograr sus objetivos.

10 trucos mentales que separan a los multimillonarios del resto del mundo

Como cualquier corredor de maratón te dirá, no puedes esperar poder correr 40 kilómetros sin el entrenamiento necesario. Comprueba los avances que ya has logrado y cuáles son tus objetivos.

5. Seguir a los demás ciegamente

Buscar un mentor o leer las palabras de las personas que ya han alcanzado el éxito puede ser muy beneficioso. La cuestión es que es posible que las cosas que les funcionaron a ellos podrían no servirte a ti de nada. Por ejemplo, abrir una compañía como (NASDAQ: Apple [AAPL]) o Microsoft (NASDAQ: Microsoft Corporation [MSFT]) podría no funcionar hoy. Por lo tanto, seguir los consejos de Steve Jobs o Bill Gates podría no servirte de ayuda para lanzar tu negocio.

Sé consciente de lo que puede servirte y cómo puedes tener éxito en ese sector.

6. Depender demasiado de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito pueden ser útiles si necesitas construir tu crédito o invertir en tu negocio - siempre y cuando las utilices de forma inteligente. Endeudarse con las tarjetas de crédito es increíblemente fácil. Esto significa que en lugar de hacer inversiones inteligentes o invertir en tu negocio, estás ocupado pagando un interés muy alto por todas las deudas de tu tarjeta de crédito.

7. Hacer planes a largo plazo

Los ricos tienen una habilidad especial para planificar su futuro. Saben adónde quieren ir y lo que necesitan para alcanzar el éxito. Esto les permite anticipar cualquier obstáculo y contar con un plan para hacer frente a los problemas que pueden encontrarse en el camino.

Guía para jóvenes: cómo ganar dinero invirtiendo en inmuebles

Si estás comenzando un nuevo negocio, necesitas tener un plan a largo plazo que te ayude a atraer y retener clientes y deje muy claro en qué te diferencias de la competencia.

8. Pasar tiempo con las personas equivocadas

Los ricos no pierden el tiempo relacionándose con gente equivocada. Estamos hablando de personas negativas que se dedican a decirte que no puedes alcanzar tus sueños, o de personas que te utilizan para aprovecharse de ti.

En cambio, los ricos se rodean de personas apasionadas con ideas afines y que no dejan de pensar sobre lo increíble que va a ser su futuro. Siempre están construyendo su propia marca.

9. Hacerlo todo por uno mismo

Aunque se te dé bien, hacerlo todo por ti mismo es imposible. Digamos que acabas de lanzar una startup. Tienes que contratar a personas con talento que mejoren tus puntos fuertes y te ayuden con tus puntos débiles.

El camino hacia una vida perfecta

Aprende a externalizar y delegar las tareas con las que no estás familiarizado o que no se te den bien. Este es uno de los secretos que los empresarios no suelen compartir, pero es de vital importancia si quieres que tu negocio crezca.

10. No estar en el lugar correcto en el momento adecuado

Ya sea para hacer una inversión o abrir un negocio, el momento y el lugar es de vital importancia.

Tomemos a Ryan Graves como ejemplo. Simplemente tuiteó "contrátame:)" a Travis Kalanick en 2010. Graves se convirtió en el primer empleado de Uber, entonces jefe de operaciones globales de la empresa. Se cree que tiene una fortuna de 1.400 millones de dólares en acciones.

En lugar de soñar despierto, aprovecha las oportunidades que tienes justo delante de ti.

11. No creer en ti mismo

¿Cuál es el mayor problema que te impide alcanzar el éxito? Probablemente el hecho de que no crees en ti mismo. En vez de cuestionarte todo lo que hagas, confía en tu instinto en vez de esperar la opinión de los que te rodean.

Como dijo una vez Dale Carnegie, "La falta de acción provoca la duda y el miedo. LA acción genera confianza y valor. Si quieres conquistar el miedo, no te quedes en casa pensando en ello. Sal y ponte a trabajar".

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis