telegramyoutube
 8 cosas que las personas de éxito hacen todas las noches
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

La importancia de los buenos hábitos de la mañana es algo que todos saben. Es de sentido común que si te despiertas temprano y haces cosas buenas para activar tu cuerpo y mente para el día, esas cosas van merecer la pena. Sin embargo, no nos solemos para a pensar en la noche, que es igual de importante – es el puente que une un día con el otro. Estos son algunos hábitos nocturnos de las personas con éxito.

1. Lee para aprender

El crecimiento requiere aprendizaje, y mientras en más temas te intereses, más eficaz te harás. Sin embargo, durante la jornada de trabajo, pocas veces queda tiempo para alimentar tu mente o aprender algo nuevo. Si reservas algún tiempo para leer por la noche, descubrirás que es una forma relajante de ampliar tus horizontes. Como beneficio adicional, puede ayudarte a hacer la transición a una noche de sueño estupenda, siempre y cuando leas en un libro o un libro electrónico con tinta digital en lugar de la pantalla de un ordenador o dispositivo inteligente.

2. Pasa tiempo con personas que te importan

Una de las mejores maneras de nutrirte a ti mismo es pasar tiempo en compañía de gente con la que conectas más profundamente y que más te importa. Estas son las personas que sacan lo mejor de ti, los que con su apoyo y cuidado puedes seguir adelante en tiempos difíciles. No importa si se trata de amigos o familiares, y no importa lo que hagas con ellos – ver una película juntos, salir a caminar, o compartir una comida. La cuestión es pasar tiempo juntos.

¿Qué ambiente te ayudará a alcanzar el éxito?

3. Deja tiempo para no hacer nada

Pasamos gran parte de nuestro tiempo ocupados. El mejor antídoto es pasar tiempo sin hacer nada. Apaga las pantallas y los sonidos, encuentra un rincón tranquilo y relaja tu mente. Puedes optar por hacer algo de meditación u oración estructurada o simplemente concentrarte en tu respiración. Unos momentos así te ayudarán a centrarte y te mantendrán concentrado, y también ayudan a dormir bien.

4. Haz un balance

El final del día es un buen momento para hacer un balance de lo que ha estado sucediendo. Algunas personas escriben un diario, otros hacen un recorrido mental. De cualquier manera, pregúntate qué funciona y qué no, qué necesita tu atención, y qué acontecimientos son significativos. Esto ayuda a tener las cosas bajo control, y mantiene los conceptos clave en la parte superior de tu mente mientras te preparas para la mañana siguiente.

5. Haz ejercicio

Sobre todo si has pasado todo el día en tu escritorio, no vayas a la cama hasta que hayas encontrado una manera de mover tu cuerpo. Muchas personas encuentran un entrenamiento duro en el gimnasio demasiado estimulante para las horas de la noche, pero un largo paseo, una clase de yoga, o incluso realizar estiramientos simples ayudará a tu cuerpo, y te dejará relajado en lugar de acelerado.

6. Elimina la tensión

Si un día activo de trabajo y la toma de decisiones te dejan agotado, encuentra un ritual para ayudarte a restablecer tu cuerpo y tus pensamientos de modo que puedas dejarlo atrás simbólicamente en lugar de trasladar los problemas de hoy a mañana. Puede ser que uno de los hábitos que ya hemos discutido – sobre todo el ejercicio y la meditación – cubran esta base. Si no es así, trata de crear un hábito que haga que tu cerebro se restablezca, como darte un baño o tomar una taza de té.

7. Organízate

Haz todo lo que puedas durante la noche para organizarte y prepararte para la mañana. Esto crea un ritual por el que puedes caminar – preparar el café, guardar todo lo que necesitas llevarte o elegir tu ropa. Podrás dormir mejor sabiendo que el día siguiente probablemente comience de forma calmada y efectiva.

8. Expresa gratitud

Acostumbrarse a dar las gracias todas las noches ayuda a mantenerte satisfecho y feliz. Puede que lo conviertas en otra práctica, como un diario o meditación, o simplemente tómate un momento para anotar las cinco primeras cosas por las que te sientes agradecido cada noche. La gratitud te hace más positivo y optimista, lo cual ayuda a su vez a que sucedan más cosas buenas.

Los buenos hábitos nocturnos tienen que ver sobre todo con el equilibrio y el dejar de lado las presiones del día. Es algo que te devuelve el doble – ofreciéndote una velada relajada y agradable, así como un día posterior más productivo y lleno de energía.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar