Cómo aprender un idioma extranjero en 7 días
Página principal Estilo de vida

Simples consejos de unos gemelos que hablan 10 idiomas. A estas alturas ya saben bastante sobre cómo aprender un idioma.

¿Realmente necesitas viajar a otro país para aprender otro idioma? Unos hermanos gemelos que ya habían aprendido 10 idiomas se pusieron el reto de aprender un idioma en una semana en Berlín, su ciudad de residencia. ¿Qué podemos aprovechar de su forma de aprender?

¿Qué se puede hacer en una semana? Si quisieras cumplir un objetivo en 7 días, ¿cómo de ambicioso puede ser? Estas fueron las preguntas que los gemelos multilingües Matthew y Michael Youlden se hicieron a sí mismos cuando decidieron aprender turco en tan solo una semana. Intentarían liberarse de las distracciones y las responsabilidades de la vida cotidiana con el fin de introducir ocho horas de tiempo de estudio en su rutina diaria.

Estas son las 7 cosas que he aprendido de unos de los estudiantes de idiomas más pudientes del mundo.

1. Averigua el propósito

Lección aprendida: Define claramente tu objetivo desde el principio y luego traza una ruta para alcanzar ese objetivo.

Los gemelos se pusieron el reto de aprender un idioma en una semana para ponerse a prueba y luego decidieron qué idioma aprender. La respuesta clara fue el turco, ya que hay cerca de 300.000 hablantes de turco en la capital de Alemania y las zonas de Kreuzberg y Neukölln. Saber turco es necesario para poder manejarse por estas zonas.

2. Rodéate del idioma

Lección aprendida: Rodéate del idioma por todas partes desde un primer momento. De esta forma conseguirás aprenderlo poco a poco durante tu día a día.

La primera etapa de trabajo en el proceso de aprendizaje de los gemelos consistió en decorar todo el piso con notas adhesivas. Se convirtió casi en un ritual sagrado en el que pusieron una etiqueta en turco a todas las cosas de su casa. Durante una hora resultaba imposible realizar alguna tarea doméstica, ya sea hacer un café o tocar el interruptor de la luz, sin toparse con al menos 3 palabras diferentes relacionadas con esta acción.

3. Encuentra un compañero

Lección aprendida: Hay pocas motivaciones mejores que un compañero con el mismo objetivo. Independientemente de si te motiva la competencia o el sentimiento de responsabilidad mutua, es probable que un compañero te presione lo suficiente como para seguir estudiando.

La importancia de la presencia del otro gemelo se hizo inmediatamente patente cuando Matthew y Michael comenzaron a decorar el apartamento con las notas adhesivas. No tardaron mucho en preguntarse el uno al otro, y el hecho de que cada uno tenía una tarea ligeramente diferente y estudiada cosas diferentes hizo que se convirtieran en una fuente de nuevo conocimiento el uno para el otro “¿Cómo se dice eso?” es una pregunta que se hicieron en muchas ocasiones. Lo más interesante comenzó a finales de la semana - los gemelos comenzaron a hablar en turco durante las tareas cotidianas, ofreciéndose café o té, preguntando quién iba a preparar la cena o a qué hora saldrían de casa.

4. Prepara mini-motivaciones

 Cómo aprender un idioma extranjero en 7 días
Yulia Grigoryeva / Shutterstock.com

Lección aprendida: necesitas alcanzar pequeños objetivos en tu camino hacia tu objetivo final.

Estos puntos de referencia pueden consistir en pequeños retos - interacciones de la vida real en la lengua, por ejemplo -, que te obligan a preparar áreas de vocabulario para superarlos. La gratificación que sentirás al alcanzarlos te servirá de combustible para alcanzar tu objetivo final.

Mateo y Michael tenían numerosos micro-desafíos a lo largo de la semana. Durante el primer día recibieron la visita de un amigo turco que les dio la bienvenida en turco y les felicitó por la rapidez con la que habían aprendido sus primeras palabras y frases. A continuación, aprendieron los nombres de las frutas y los números del uno a los mil millones para luego visitar el mercado turco de Kreuzberg (aunque se negaron a comprar novecientos mil kumquats). Tuvieron la ocasión de tener su primer diálogo real en turco, todo un logro, y se fueron a casa con ganas de seguir aprendiendo.

5. Cómete el idioma

Lección aprendida: Encuentra una forma de asociar el idioma con todo lo que haces.

Rodéate de la comida, la música y las películas del país donde se habla ese idioma de forma seguirás en contacto con este idioma incluso cuando no estés estudiando.

Cuando visitamos a los gemelos al día siguiente, nos dimos cuenta de que estaban rodeados de comida turca. Tal y como hacen los niños, leían y analizaban toda la información que encontraban escrita en los paquetes de los productos mientras los consumían. Durante las 8 horas que designaron a aprender el idioma, en ningún momento dejaron de estar en contacto con el turco. La intensidad del aprendizaje variaba, pero nunca dejaban de aprender.

6. Emplea lo que ya sabes

Lección aprendida: Cuanto más te sumerges en el proceso, más información recordarás. Disfruta haciendo paralelismos y comparaciones entre los idiomas que ya conoces y el que estás aprendiendo.

Una de las frases más comunes de los gemelos era: "ah, ¿eso se parece a...?" En todo momento se basaban en sus conocimientos anteriores para ayudarse a aprender turco. No solo realizaban paralelismos interesantes sobre la etimología de las palabras, sino que al introducir estas palabras en sus redes de asociaciones, probablemente nunca las olvidarían. Incluso si estás aprendiendo tu primer idioma extranjero, es bastante probable que encuentres relaciones entre algunas palabras de tu idioma y el que estás aprendiendo.

7. Busca nuevas formas de estudiar

Lección aprendida: aunque ya hayas encontrado tu método de aprendizaje favorito, nunca dejes de probar cosas nuevas; existen muchas formas diferentes de aprender un idioma nuevo.

Los gemelos pasaron mucho tiempo aprendiendo idiomas con libros, en el ordenador o con aplicaciones. Hicieron ejercicios, memorizaron palabras y escribieron diálogos. Sin embargo, hacían mucho más, escuchaban la radio o veían el fútbol en turco.

No existe un método definitivo para aprender un idioma. El lenguaje es escrito, hablado, leído y escuchado. Existen muchas formas diferentes de aprender cada una de estas habilidades. Si estuvieras aprendiendo tu lengua materna, ¿te ceñirías a tan solo uno de ellos?

Con demasiada frecuencia, la gente va a su clase de idiomas una vez a la semana para conversar con su profesor, pero luego no tiene casi ningún contacto con otros hablantes nativos o con los medios de comunicación de este idioma. Prueba algo nuevo cada día. Escucha una canción cursi, lee un artículo de prensa de un periódico poco afín con tus ideas, escribe un cuento para niños, intenta algún teatro improvisado y habla contigo mismo mientras cocinas. ¡Dale algo de vidilla a tu aprendizaje de un idioma!

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis