Cómo el rey de las acciones baratas se ha convertido en un multimillonario
Página principal Estilo de vida, Historias de éxito

Una estrella de Instagram, un ávido viajero, un empresario de éxito ... Aprende cómo se las arregla para combinar todo esto.

Timothy Sykes es un financiero que alardea de su ostentoso estilo de vida en Instagram, donde sus fotos trabajando a distancia en Bora Bora o tomando el sol en las Maldivas reúnen miles de "me gusta" de sus 750.000 seguidores.

No es solo un operador financiero sino también un empresario. Sykes afirma haber ganado 4,3 millones de dólares negociando con acciones, pero la mayor parte de sus ingresos – "aproximadamente el triple de esa cantidad", explica – proviene de la enseñanza de sus métodos para negociar acciones baratas, a unas tarifas de 50 a 247 dólares al mes. Sykes dijo que no posee ninguna información sobre cuántos de sus estudiantes están realmente ganando en la escuela de trading online Profit.ly.

Es una figura polémica dentro de la comunidad financiera por su apoyo a la negociación de acciones baratas de alto riesgo, así como por su imagen autodefinida de "imbécil rico". Una vez también recibió un documento de cesión de derechos de Shaquille O'Neal.

Sin embargo, su cuenta de Instagram es una de los más queridas de la plataforma, en la que aparece descansando mientras trabaja a distancia desde los barcos y las playas más bellas del mundo. Al igual que Dan Bilzerian, parece vivir la vida que la mayoría de los chicos sueñan.

Después de descubrir su envidiable posición, nos preguntamos cómo se siente Sykes al ser el hombre de las finanzas favorito de Instagram, con una agenda de viaje que cualquier persona envidiaría.

A Sykes solo le bastó un verano trabajando en un trabajo típico de instituto para decidir que quería ser su propio jefe.

Cuando era un adolescente, Sykes ayudó a gestionar el inventario del negocio de su madre en North Haven, en Connecticut. Sykes contó en Tech Insider: "Fue entonces cuando decidí que nunca más volvería a trabajar para nadie más. Era un trabajo típico de oficina, en el que se gestionaba el inventario con operaciones básicas de venta al por menor, una manera difícil de vivir el día a día".

Parece que le encanta el subidón de adrenalina que se siente al ser tu propio jefe y no depender de nadie más que de ti mismo para recibir un sueldo.

Sykes explicó: "Me encanta la búsqueda diaria de beneficios, en la que solo te pagan en función de tu dedicación y si lo has hecho bien, de lo contrario te vas a casa con las manos vacías. Ser un empresario es mucho más emocionante, sobre todo cuando fallas una y otra vez hasta que finalmente tienes éxito y ves que tu trabajo inicial da sus frutos".

Ahora que la mayor parte de su dinero proviene de Profit.ly, Sykes negocia "una pequeña cantidad con el fin de enseñar", dijo, "generalmente comenzando el año con 100.000 dólares y aumentándola operación por operación para que mis estudiantes puedan tomar nota. El año pasado obtuve unas ganancias brutas de aproximadamente un millón de dólares".

Para Sykes, la libertad es más importante que tener un sueldo elevado.

Sykes afirmó: "Si trabajase para una gran empresa, puede ser que me pagasen decentemente o incluso muy generosamente, pero no tendría tiempo para nada más. Muchas personas en el mundo de las finanzas ganan suficiente o mucho dinero, pero son esclavos de sus trabajos durante años, a veces incluso décadas, antes de que puedan salir y disfrutar de su riqueza".

Conseguir un puesto de trabajo en una gran empresa también puede significar años de educación cara, destaca, diciendo: "Malgastas tu juventud tratando de entrar en este campo, luego pierdes otra década intentando ganar suficiente dinero para ser libre. Es como una vida de esclavitud financiera mientras pasas los días construyendo los sueños de otra persona, no el tuyo propio".

No posee ningún título de negocios o finanzas. En su lugar, considera que formarse de manera autónoma es muy importante.

Sykes explicó: "Aprende a negociar por ti mismo, ya se trata de acciones, divisas, o lo que sea. Entiende que el margen de error es alto para los operadores, por lo que debes trabajar mucho estudiando y probando varias estrategias si quieres ser uno de los pocos que obtienen beneficios de manera constante".

Su experiencia de estudios en el extranjero realmente lo motivó a pasar su vida viajando – y lo hizo millonario

Muchas personas estudian en una universidad extranjera pensando que eso los hará viajeros de por vida, pero en realidad pocos siguen con ese tipo de vida. Sykes es una excepción a esto. Pasó un semestre en el mar en 2002, a los 21 años, y se convirtió oficialmente en un millonario durante ese viaje. Lo hizo al abandonar las clases para negociar onlline. Su factura del Internet por satélite estaba "en los miles, dijo, pero valió la pena.

"Ese viaje fue muy importante ya que me demostró que podía disfrutar de mi adicción a los viajes y seguir obteniendo beneficios a pesar del Internet por satélite caro y lento del crucero, embolsándome 200.000 $ en tres meses. Desde entonces he estado viajando, negociando y obteniendo beneficios de manera más consistente. Hace poco he llegado a los 100 países visitados, lo que sin duda afecta a mis ingresos totales debido a mi adicción a los viajes, pero me permite vivir la vida que siempre he soñado".

Para un operador viajero, las zonas horarias importan.

Sykes siempre cotiza a la hora de Nueva York. Por esa razón, le encanta viajar a Europa.

Él cuenta: "Me despierto al mediodía, almuerzo con mi prometida, regresó a la suite del hotel o a una casa que tenemos alquilada y negocio con acciones desde las 3 a las 5 de la tarde, luego tal vez visito un museo o hago turismo hasta las 7 o las 8 de la tarde. Después, negocio durante otras dos horas antes de que el mercado de valores de Estados Unidos cierre a las 22".

Parece una gran jornada de trabajo para todo el mundo, pero eso no es todo.

"Después es el momento de una gran cena con mi prometida y normalmente también con algunos nuevos amigos que hemos hecho, en la que bebemos o bailamos hasta la 1 o las 2 de la madrugada. Luego, me voy a dormir hasta el mediodía del día siguiente y repito todo de nuevo. No es una mala vida".

Sin embargo, cuando está en Asia, el tiempo va en su contra. Podría terminar de negociar bien entrada la noche. Aun así, Sykes insiste en "tratar los viajes como un trabajo", por lo que ajusta sus horas de sueño a la apertura y cierre del mercado.

Su negocio internacional le ha permitido tener amigos donde quiera que vaya.

Sykes tiene estudiantes de todas partes del mundo y esto le viene muy bien cuando viaja. Sus estudiantes se lo han encontrado en diferentes países, dijo:

"Es fundamental tener ese tipo de relación con mis clientes. Por ejemplo, la semana pasada asistí a la boda de uno de mis mejores estudiantes, Mark Croock, que ganó 400,000 $ con mi estrategia y ese dinero le permitió dejar su trabajo de oficina en Texas y conocer al amor de su vida en Miami".

Sykes pasa aproximadamente la mitad de cada mes viajando y algunos de sus lugares favoritos son Grecia, España, Bora Bora, las Islas Turcas y Caicos, Japón, Italia, Beverly Hills y las Maldivas.

"Algunas personas piensan que estoy loco por viajar tanto, pero realmente me gusta explorar el mundo, conocer y hablar con personas de diferentes culturas, negociar y enseñar mis estrategias a estudiantes de más de 70 países" afirmó.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis