Cómo combinar la productividad y la multitarea: recomendaciones de los científicos
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Consejos

A veces parece que hacer varias cosas al mismo tiempo no es lo más recomendable. Pero la ciencia dice lo contrario.

Adam Gazzaley, neurocientífico de la Universidad de California, San Francisco, que dirige un laboratorio dedicado a los últimos neurodiagnósticos, tiene un proyecto de investigación con Mickey Hart de la banda de rock Grateful Dead, e investiga videojuegos que desarrollan habilidades cognitivas. Pero en su nuevo libro, Gazzaley dice lo siguiente: los cerebros humanos no están diseñados para cambiar continuamente de una tarea a otra en los dispositivos de tecnología, y el cambio constante de tareas en la vida laboral moderna tiene efectos negativos.

El nuevo libro de Gazzaley, escrito junto con el psicólogo Larry D. Rosen de la Universidad Estatal de California, Dominguez Hills, se llama The Distracted Mind: Ancient Brains in a High-Tech World. En él, las dos estrategias de detalle que cualquier persona puede utilizar para mitigar los efectos de la multitarea y encontrar una manera de combinar las demandas de la cultura de oficinista de hoy en día – como comprobar tu correo electrónico del trabajo cuando estás en casa, o trabajar en proyectos complejos en una ruidosa y caótica oficina abierta – con la necesidad de que el cerebro humano se centre en una cosa.

Gazzaley tiene un mensaje alentador: Hay cosas que podemos hacer para concentrarnos más en el trabajo, y no estar necesariamente condenados a un mar de notificaciones e interminables cadenas de correo electrónico sin responder.

Éstos son algunos de sus mejores consejos:

1. Conoce tus límites

Gazzaley dice que es importante “entender que nuestro cerebro tiene limitaciones fundamentales” y que necesitamos limitar el desorden en nuestras vidas tecnológicas como resultado.

“Empresas tecnológicas brillantes han creado dispositivos que son increíblemente accesibles: no sólo te permiten llegar a ellos en cualquier momento, sino que ellos también llegan a ti”.

El neurocientífico recomienda programar el tiempo para hacer varias tareas a la vez cuando tengas tareas de bajo nivel que requieran una atención mínima, no sean sumamente importantes o simplemente sean aburridas.

Con el fin de no sentirse demasiado abrumado, recomienda limitarse a una sola pestaña en el navegador web, cerrar el correo electrónico durante un trabajo importante, y activar el “modo avión” en el teléfono cuando haya que concentrarse.

2. Toma descansos

Gazzaley recomienda tomar descansos mientras se trabaja en tareas difíciles para refrescarse. Al respecto explica lo siguiente:

“Es como un entrenamiento de intervalos. Un descanso no significa ir al correo electrónico, tampoco, porque ésa es una cadena de actividad que podría sacarte de tu tarea. Es mejor realizar una actividad física ligera, salir a la naturaleza, meditar o realizar ejercicios de atención. Todo esto ayuda a manejar una mi mente distraída”.

Además, Gazzaley señala que largos bloques de trabajo sin interrupción pueden hacer que nuestra mente se distraiga.

3. Fija unas expectativas

Según Gazzaley, si tus compañeros de trabajo te distraen cuando necesitas concentrarte, es importante establecer expectativas de cuándo estás o no estás disponible para charlar.

“Vivo en San Francisco, y muchos de mis amigos trabajan en la industria de la tecnología, y veo el valor en términos de interactividad”, explica Gazzaley. “Es un beneficio acercarse a un compañero de trabajo y tener una conversación, pero cuando tienes una tarea que completar, se convierte en una distracción que puede disminuir el rendimiento”.

“Es por eso que necesitas fijas unas expectativas, y hacer algo como poner un cartel en tu escritorio que diga, ‘No interrumpir’, o simplemente comunicarte con tus colegas para hacerles saber que no quieres que te molesten de 11 a 2”, dice. También puedes usar auriculares de rendimiento de ruido como señal de que estás desconectado para comunicarte – eso es razonable.

Al final, todo se reduce a la cultura del trabajo. Gazzaley señala que ahora hay ciertas expectativas en muchos empleos de que te debes comunicarte con tus compañeros mientras estás de vacaciones, en casa durante la noche o los fines de semana. Según él, eso es lo que contribuye a “expectativas de productividad y accesibilidad las 24 horas del día”.

Sin embargo, el neurocientífico agrega que es necesario dejar tiempo para el descanso con el fin de evitar fatiga y estrés. De lo contrario, tendrás un peor rendimiento en el trabajo, y la cuestión de la multitarea terminará sin tener sentido.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis