telegramyoutube
14 cosas sorprendentes que no sabía sobre Malasia
Página principal Estilo de vida

Es uno de los países con mayor diversidad cultural de Asia

Alrededor de la mitad de una población de 31 millones de personas en Malasia son étnicamente malayas, de acuerdo con las últimas cifras emitidas por la CIA. Los chinos constituyen aproximadamente un 23% de la población y los indios casi un 7%.

Un 12% de la población comprende cientos de grupos de indígenas que incluyen grupos de nativos de dos estados de Malasia en la isla de Borneo, limítrofe con Indonesia.

La religión oficial de Malasia es el Islam y todos los malayos son musulmanes por ley. Cerca del 61% del país es musulmán mientras que el budismo, el cristianismo y el hinduismo son otras de las religiones del resto de la población, según datos de la CIA.

La diversidad que existe en Malasia tiene como resultado una inconfundible mezcla de religiones, comida, lenguas y cultura.

Malasia adopta acciones positivas…para la raza mayoritaria

La historia de Malasia está repleta de tensión étnica, la cual influye en su política.

La terrible revuelta racial de 1969 dio lugar a la Nueva Política Económica, una medida de gobierno encaminada a reducir las desigualdades entre los malasios y las clases chinas más acaudaladas. Se trata de un raro ejemplo de programa de acción positiva que beneficia a la raza mayoritaria.

Hoy en día, los malasios tienen menos barreras a la hora de acceder a la universidad, abrir un negocio y comprar una vivienda que sus compatriotas chino-malasios e indios-malasios.

Según The Economist, el 71% de los malasios cree que esta acción positiva está “obsoleta” y desean sustituirla por una “política basada en los méritos”.

Nadie sabe cuándo tendrán lugar las próximas elecciones

Al contrario que en Estados Unidos, las elecciones en Malasia no están programadas para una fecha concreta, y es una incógnita para todos cuándo tendrán lugar.

La Constitución de Malasia establece la celebración de elecciones federales al menos una vez cada cinco años, pero el Primer Ministro puede convocar elecciones antes disolviendo el Parlamento en cualquier momento y decidiendo de inmediato una fecha para las mismas.

En 2013, año de las últimas elecciones celebradas en Malasia, muchos malasios temieron que el Primer Ministro Najib Razak programara las elecciones para un fin de semana de vacaciones, en un esfuerzo por reducir la asistencia de los partidarios de la creciente oposición. Esto no ocurrió, aunque el partido gobernante pudo obtener una estrecha victoria en la disputada decisión.

Malasia ha sido gobernada por la misma coalición política desde su independencia en 1957.

Penang es la capital asiática de la comida callejera

El estado malayo de Penang, sobre todo su capital George Town, es considerado uno de los mejores destinos asiáticos de comida callejera, sino del mundo.

Paseando por George Town uno se encuentra cientos de puestos ambulantes que ofrecen desde samosas a fideos con especias al curry y cendol, un postre hecho de jalea de hierba, azúcar y leche de coco.

La cocina de Penang tiene una fuerte influencia de la de Baba-Nyonya, un original subgrupo de comida, un híbrido entre la comida china, malaya, tailandesa y otros grupos del sudeste asiático.

Su plato destacado es el asam laksa — un cuenco de fideos de arroz en una amarga sopa de caballa con base de tamarindo, con especias y a menudo cubierta con cebolla, piña, menta, jengibre y pasta de gambas. Los votantes nombraron a esta exquisitez una de las 50 mejores comidas del mundo en una encuesta de CNNGo en 2011.

La flor más grande del mundo florece en Malasia

La planta más famosa de Malasia es la flor Rafflesia. Su florecimiento puede extenderse hasta más de un metro de altura, por ello la Rafflesia es la flor más grande del mundo.

Cuando florece, emite un hedor putrefacto, por lo que se le ha dado el sobrenombre de “flor cadáver”.

El hedor atrae a las moscas, que transportan el polen.

Las flores de Rafflesia crecen por lo general en las selvas de Borneo. Malasia es uno de los 17 países con una vida salvaje muy “diversificada”.

Un hombre recibe amenazas de muerte por celebrar un acto para acariciar perros

El gobierno conservador musulmán de Malasia considera que los perros son sucios, y están prohibidos. Pero esto no impidió en 2014 a más de 1.000 curiosos malayos de los caninos asistir a un evento público cariñosamente llamado “Quiero acariciar a un perro”, en el que los musulmanes podían acariciar perros por primera vez y aprendían después el ritual para lavarse.

Aunque el acontecimiento proporcionó diversión durante horas a los asistentes, no gustó a la línea dura de musulmanes. El creador del evento, Syed Azmi Alhabshi, recibió amenazas de muerte de sus compañeros musulmanes que pensaban que estaba insultando a su religión. Incluso se vio obligado temporalmente a esconderse.

El conflicto acabó después de que Syed Azmi emitiera un comunicado disculpándose por organizar el evento:

“Con la profunda sinceridad de mi corazón, mi intención de organizar este programa era por Allah…y nunca para [distorsionar] la fe, cambiar las leyes religiosas, mofarme de [los sabios religiosos] ni promover el liberalismo”, afirmó Syed Azmi en su comunicado.

Aquí crece la “reina de las frutas” – pero muchos no pueden digerirla

El durian es probablemente la fruta que suscita las opiniones más divididas de la tierra.

En Malasia, y en otros países del sudeste asiático, se le conoce como la “reina de las frutas”, pero su olor es tan avasalladoramente fuerte que está prohibida en muchos hoteles de Malasia.

El crítico de comida Richard Sterling describió su hedor como “cerdos---, aguarrás, y cebollas, aderezado con un calcetín de gimnasio”.

Su dura máscara de pinchos debe pelarse hábilmente con un cuchillo afilado hasta dejar entrever las blandas y cremosas vainas de carne del durian. Su mezcla de sabor dulce-salado es una extraña combinación de piña, cebollas, caramelo, almendras, mantequilla y queso.

“El aliento le olerá como si le hubiera dado un beso de tornillo al cadáver de su abuela” afirmó una vez Anthony Bourdain.

El durian tiene realmente un sabor nuevo, y los malayos se regocijan inmensamente al ver cómo los turistas toman el primer mordisco.

El mejor jugador de bádminton del mundo es malasio

El malasio Lee Chong Wei ha dominado la escena mundial del bádminton durante los últimos 10 años.

Ocupa el número 1 en el ranking mundial de la Federación Mundial de Bádminton, y mantuvo el primer puesto de forma espectacular durante 199 semanas consecutivas entre 2008 y 2012.

Lee ha ganado medallas de plata en los últimos Juegos Olímpicos, venciendo dos veces a su rival chino Lin Dan. Lee-Lin es considerado uno de los mayores rivales en la historia del bádminton. Aunque el fútbol es el deporte más popular en Malasia, el bádminton es el que más predomina. Los jugadores de bádminton han ganado ocho de las 11 medallas olímpicas del país en todos los tiempos.

Se puede condenar a un individuo a muerte por poseer marihuana

Malasia tiene las penas por posesión de droga más estrictas del mundo, que incluyen la pena de muerte por posesión de grandes cantidades de ciertas drogas.

En virtud de la Ley de Drogas Peligrosas, los malasios pueden ser condenados a muerte por poseer 15 gramos de heroína y morfina, 1 kilogramo de opio, 40 gramos de cocaína, o 200 gramos de marihuana.

Cuenta con una aerolínea internacional de bajo coste

Puede que resulte caro volar al sudeste asiático desde Estados Unidos. pero cualquier viajero experimentado le dirá que una vez allí es muy barato volver.

Esto es en parte gracias a AirAsia, una aerolínea con sede en Kuala Lumpur. Puede coger uno de los aviones con distintivo rojo y blanco para volar a más de 20 países asiáticos, incluidos los reclamos turísticos de Tailandia, Vietnam y Bali, a menudo por menos de 100 dólares ida y vuelta. Esta compañía aérea se lanza a operar hasta India, Arabia Saudí y Australia.

AirAsia ha sido galardonada con el premio Skytrax a la Mejor Aerolínea de Bajo Coste durante ocho años consecutivos. Solo hay que advertir una cosa –la aerolínea es “económica” en todos los aspectos posibles.

Olvídese de facturar el equipaje gratis y de los aperitivos y las bebidas de cortesía. Si quiere sentarse con su familia, tendrá que pagar por elegir asiento. Deberá cruzar la pista durante un tiempo hasta llegar al avión, y recuerde imprimir su tarjeta de embarque antes – le costará caro imprimirla en el mostrador.

La capital tiene dos de los rascacielos más altos del mundo

Los rascacielos de Kuala Lumpur están dominados por las Torres Petronas, que en el momento de su construcción en 1998 eran los edificios más altos del mundo.

Con una gran altura de 460 metros, las torres continúan siendo los rascacielos de torres gemelas más altos del mundo.

La Torre Uno está ocupada por el gigante del gas en Malasia, Petronas, y por sus compañías asociadas y subsidiarias. La Torre Dos alberga un número de diversas empresas.

Una sentencia normal puede estar redactada en 4 lenguas

Debido a la diversidad étnica de la población de Malasia, no es de sorprender que el país sea también un crisol de lenguas.

El inglés es la lengua franca, que tiene su propio dialecto colorista local conocido como el manglish, que mezcla vocabulario y gramática de varias lenguas.

La clásica frase "Wei macha, you want makan here or tapau?" (traducción: ¿Para comer aquí o para llevar?) se emplea a menudo para ilustrar la diversidad lingüística de Malasia, ya que contiene palabras del tamil, el inglés, el malayo y el chino.

Se necesita el pasaporte para viajar dentro del país

Los dos estados aislados de Sabah y Sarawak situados en la isla de Borneo, cuentan con un poco más de autonomía que otros estados de Malasia.

Esto da lugar a una extraña extravagancia logística: Si se viene del interior de Malasia, hace falta pasar por el control de inmigración y presentar el pasaporte o la tarjeta de identidad – incluso los nativos malasios. (Imagine que necesita el pasaporte para viajar de California a Hawaii).

Se habla frecuentemente de esto en los dos estados secesionados de Malasia, pero no parece que se vayan a tomar pronto medidas al respecto.

Los estudiantes participan en extraños concursos de discurso simultáneo

Muchas escuelas de Malasia participan en el “speech choir” (coro de discursos), un concurso en el que los estudiantes recitan un discurso en lengua inglesa al unísono a la vez que representan una compleja coreografía.

Los guiones tratan muchas veces de temas como el medioambiente, la salud y la globalización y a menudo van salpicados con fragmentos de canciones pop.

Es de ese tipo de cosas que hay que ver para apreciarlas realmente.

Por favor, describa el error
Cerrar
¡Nos alegramos de tenerle con nosotros!
Buenas noticias: ahora tenemos cotizaciones de mercado gratuitas. ¡Haga clic en el botón para empezar a utilizarlas ahora!
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis
Cerrar
Disfrute Insider.Pro sin anuncios y ayúdenos instalando nuestro plugin para Google Chrome
Instalar