Cómo dejar de ser "del montón" ahora mismo
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

Las personas piensan que ser "del montón" en algo es innato. O naces siendo "genial" o simplemente del montón. Y lo que es peor, una vez que llegas a ser alguien corriente, entonces ya no puedes mejorar. Creen que está escrito en piedra y que no hay nada que puedan hacer al respecto. Son simplemente del montón.

Considera esto…

La próxima vez que entres en la oficina y esa pequeña voz en tu interior te diga: "Oh, dije que iba a dedicar los primeros 15 minutos a organizar mi calendario en lugar de entrar en Facebook", escucha esa voz y hazlo.

Cuando vayas a tu primera reunión y esa pequeña voz te diga: "Oh, dije que quería llegar a ser un mejor oyente", haz todo lo posible por escuchar lo que los demás tienen que decir antes de expresar tus propias opiniones.

Y cuando empieces a trabajar en un proyecto importante y esa pequeña voz en tu cabeza te diga: "Oh, me prometí que me esforzaría para no distraerme," elimina todas las distracciones y crea unas condiciones favorables para tener éxito.

Cuando salgas de la oficina y pienses en lo que tienes para cenar y esa pequeña voz en tu interior te diga: "Bueno, realmente quiero McDonald, pero dije que iba a empezar a comer más sano," en lugar de eso, ve al supermercado y compra un poco de pollo y verduras para cocinar.

Mientras estés cenando y esa pequeña voz en tu cabeza te diga: "Sé que realmente debería trabajar en mi idea de empresa," en lugar de servirme otra copa de vino y ver la nueva serie de televisión, prepara un poco de té y ponte a trabajar.

Y cuando te vayas a dormir y ​​esa pequeña voz te diga: "Dije que quería ponerme en forma, pero no pude ir al gimnasio hoy", entonces, aunque estés agotado, escucha esa voz y haz cuatro series de flexiones en tu casa.

Cuando entres en la ducha y esa pequeña voz en tu cabeza te diga: "Realmente debería lavarme detrás de las orejas, nunca lo hago", escucha esa voz y lávate detrás de las orejas.

Cuando te metas en la cama y reflexiones sobre tu día, verás que la "excelencia" no es una meta ni un título. No es una cima de la montaña que escalar hasta que un día la "alcanzas".

La excelencia es un conjunto de hábitos diarios, una elección.

Lo que significa que si quieres dejar de ser del montón, todo lo que tienes que hacer es elegir, en cada momento, escuchar esa pequeña voz dentro de ti que te recuerda que seas genial.

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis