7 signos que indican que estás agotado
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal

El trabajo es una parte importante de nuestras vidas, pero si permites que acabe con todo tu tiempo libre, los problemas no tardarán en llegar.

El agotamiento mental, concepto acuñado en la década de 1970 para describir los efectos psicológicos del estrés constante en el trabajo, ocurre de forma tan sutil que es fácil confundirlo con los síntomas de otras cosas, como un resfriado o un mal jefe. Crees que conoces - o al menos serías capaz de reconocer – lo síntomas del agotamiento, ¿verdad? En realidad no.

Estas son 7 señales claras que indican que estás sufriendo una grave tensión mental - y cómo solucionar el problema.

1. Eres demasiado cínico

¿Crees que te has vuelto más sarcástico? ¿Haces chistes que pueden molestar a tus amigos aunque estos siempre se hayan portado contigo? Comprueba si los problemas por los que estás pasando te están volviendo un poco cínico. Convertirse en una persona que hunde a los demás puede ser un mecanismo muy común para hacer frente al estrés.

2. Quieres huir

¿Te gustaría tirarlo todo a la basura y comprarte un billete de ida a Bali? ¿Sueñas con dejar atrás tu vida actual y mudarte a una cabaña perdida en el campo? Esta tentación podría ser un síntoma de "agotamiento", según dicen los expertos. Evitar los problemas es otro mecanismo de defensa con el que intentas distanciarte del trabajo o evitarlo porque estás esforzándote demasiado con la esperanza equivocada de que así alcanzarás el éxito más rápidamente.

3. Te cuesta completar tareas fáciles

¿Te equivocas demasiado últimamente? Desde olvidar tu aniversario hasta saltarte una reunión a la hora del desayuno, la repentina falta de atención a los detalles es una clara señal de advertencia de agotamiento. Según los investigadores holandeses, cuando te resulta difícil recordar cosas o centrar tu mente en las tareas cotidianas, probablemente es hora de pensar que el estrés es el problema.

4. Siempre estás cansado

¿Prefieres quedarte en la cama en vez de salir y disfrutar de un magnífico y soleado sábado? Esto puede ser una clara señal de agotamiento mental, especialmente si sigues cansado después de pasar todo el día en casa. El agotamiento emocional refleja que estás teniendo problemas en el trabajo.

5. Siempre estás enfadado

¿Acabas el día de mal humor? ¿Te pasas el día diciendo que tus jefes te acosan y que tus compañeros de trabajo son malas personas? Por supuesto, es posible que sea así. Sin embargo, estos sentimientos también pueden ser un síntoma de "agotamiento por sobrecarga". Según la Asociación para la Ciencia Psicológica, si eres "un empleado que trabaja de forma incansable para alcanzar el éxito", deberías replantearte ese ritmo de trabajo que tú mismo te has impuesto para alcanzar el éxito, ya que realmente no te ayuda en nada.

6. Dudas de ti mismo

Has trabajado duro para ascender en tu trabajo, así que ¿por qué te preguntas últimamente si lo que haces sirve de algo? Esta sensación distorsionada de falta de logros es un síntoma clásico de agotamiento y puede afectar a cualquier persona que haya estado trabajando demasiado, desde cirujanos hasta atletas de élite. La mente empieza a hacer esto para poder hacer frente a las constantes demandas de tu trabajo.

7. Estás enfermo todo el tiempo

¿Sufres dolores de cabeza que no desaparecen? ¿Te duele el estómago todo el tiempo? ¿No se te quita el resfriado? Si los médicos no son capaces de encontrar la causa de tus males, deberías analizar tu agenda, ya que los científicos han encontrado diversas relaciones entre el agotamiento y muchas enfermedades. A veces, el estrés laboral puede incluso provocar un daño físico real.

"Unos niveles altos de agotamiento", dicen los autores de un estudio, "deterioran la salud física de forma más rápida", desde un resfriado común hasta problemas cardíacos.

Cómo sentirse mejor

Si te sientes identificado con alguno de los síntomas anteriores, entonces ha llegado el momento de dar un paso hacia atrás y empezar a hacer cambios. Prueba una de las siguientes propuestas.

  • Reserva algo de tiempo con los amigos que siempre te hacen sonreír. Eso significa que vas a tener que “robarle” algo de tiempo al trabajo, pero ese es el objetivo, ¿no?
  • Dedica algo de tiempo para ti mismo. Ya sea reservar una cita en un spa o comprar entradas para un espectáculo sobre el que has leído, ha llegado la hora de disfrutar del mundo por el que tan duro has trabajado.
  • Recorta la lista de tareas pendientes. Cuando apuntas demasiadas cosas, lo más probable es que acabes con más tareas de las que realmente puedes acabar en un día.
  • Expresa tus preocupaciones a tus jefes. Es posible que creas que contarle tus problemas a las personas que según tú son la causa no parezca una buena idea. Pero cuando tienes esta conversación como una intervención, y no como un conflicto, es posible que seas capaz de eliminar las tensiones como mínimo.
  • Reorganiza tus metas de trabajo para conseguir energía. El agotamiento puede indicar no solo que estás cansado, sino que estás cansado de lo que haces a diario.
  • Busca maneras de asumir nuevas responsabilidades en tu trabajo para sentirte más comprometido. Únete a una organización relacionada con un aspecto de tu trabajo en el que te gustaría ganar más experiencia.
  • ¡Reserva unas vacaciones! Piensa en ello como si te lo hubiera pedido tu médico. Un descanso en la playa puede ser exactamente lo que necesitas.
Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis